Productos | Noticias | 11 MAR 2008

Chipset AMD 780G para reforzar en gráficos a las placas base

Tags: Hardware
AMD lanza su solución IGP para competir con el G35 de Intel y el nForce 680i de Nvidia
Alfonso Casas

El hecho de que el pasado año se vendieran más placas base con gráficos integrados que tarjetas gráficas discretas, según revelaron varias consultoras, ha animado el mercado de los chipsets para placas base. Durante años la supremacía le correspondió a Intel, y ahora el resto de fabricantes quieren golpear con fuerza y hacerse con una cuota de mercado. Para ello, AMD ha presentado su nuevo chipset 780G, con el que ofrece soporte de DirectX 10 y toda una serie de ventajas para que los usuarios que apuesten por sistemas gráficos integrados no tengan que renunciar a efectos visuales de última generación.

El 780G es el primer chipset IGP de AMD fabricado en 55 nanómetros lo que le permite optimizar considerablemente la eficiencia energética, ya que promete una disipación máxima de 0,95 vatios. Es la evolución del AMD 690G, basado en la tecnología de fabricación de 80 nanómetros y con una disipación superior de 1,40 vatios. La nueva generación de placas que apuesten por este chipset puede llegar a soportar hasta 12 puertos USB 2.0, así como 6 dispositivos SATA, incluyendo eSATA.

Quizás una de las principales novedades de esta plataforma es que ofrece la posibilidad de trabajar con varias soluciones gráficas en paralelo, simultaneando su potencia como chipset integrado, con la de tarjetas gráficas instaladas en el sistema a través del correspondiente puerto PCI Express. AMD no ha querido definirlo como CrossFire, nombre habitualmente empleado en estas soluciones. A cambio, lo cataloga como Hybrid Graphics, por comunicar el núcleo del chipset integrado y de la tarjeta gráfica a través del puerto PCI Express 2.0. Frente a la solución G35 de Intel es un gran avance en gráficos, ya que ahora soporta la reproducción de contenidos de alta definición en calidad 1080p. Ahora bien, no hay que olvidar tampoco las bazas que ya se encuentran en el mercado. Fue a finales de año cuando Nvidia presentó su nForce 680i, siendo realmente la primera solución que ofrecía SLI híbrido, y con incomparables posibilidades de escalabilidad, al poder alcanzar emparejar al chip con otras tres tarjetas gráficas externas.

A pesar de todo, la plataforma de AMD llega en un gran momento y acompañada de un nuevo procesador de sobremesa, el Athlon X2 4850e. Con una velocidad de 2,5 GHz, es adecuado para configuraciones que necesitan sistemas silenciosos, mayor eficiencia energética gracias a su disipación máxima de 45 vatios, y a un precio realmente sorprendente de tan sólo 89 dólares. El fabricante afirma que el éxito radica en la utilización conjunta de ambos, ya que el precio de las placas puede oscilar entre los 80 y los 120 dólares, lo que sumado al procesador, arroja un importe total de entre 180 y 220 dólares, muy por debajo de las soluciones de placas con Intel G35 y procesador Core 2 Duo E4500.

En la revista correspondiente al mes de Abril de PC World ofreceremos un análisis a fondo de la nueva plataforma, frente a las que ya se encuentran en el mercado.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios