Productos | Artículos | 15 NOV 2007

Ampliamos horizontes hasta las 17 pulgadas

Portátiles de 17 pulgadas
Daniel Comino.

La fiebre de los ordenadores portátiles alcanza sus cotas más altas en los equipos de 17 pulgadas. En esta ocasión vamos a comparar seis modelos con capacidades profesionales, que además de contar con diseños compactos y amplias pantallas, incorporan telcado numérico además de tener poco que envidiar a modelos similares de sobremesa.

Debido al incremento de ventas que han experimentado los ordenadores portátiles, el mercado ha tenido que abastecer, no sólo las necesidades del mercado de consumo, conocido como mainstream, sino el resto de opciones, donde los equipos portátiles, por el mero hecho de ser más compactos, cuentan con buena aceptación.
Aunque es cierto que cuando hablamos de ordenadores portátiles, lo primero que se nos viene a la mente son equipos ligeros y fáciles de transportar por su tamaño reducido, lo cierto es que los grandes sistemas portátiles también aportan este tipo de ventajas a los profesionales.
Éste es, por ejemplo, el caso de los diseñadores gráficos, arquitectos, creadores de ambientes 3D o editores de vídeo, por ejemplo, donde contar con una amplia pantalla supone una característica ineludible.
Además del tamaño de la pantalla, los tres modelos que aquí comparamos tienen en común la integración de un teclado numérico, una característica que el tipo de profesionales al que va dirigido necesitan a la hora de trabajar con sus aplicaciones de uso diario.


Asus MSQ-B-W2w
Equipo que presenta un aspecto muy moderno y elegante
--------------------------------------------------------------------------------
El fabricante taiwanés Asus quiso participar en nuestra comparativa con una de las gamas orientadas al hogar digital, concretamente con el modelo MSQ-B-W2W.
El chasis de aluminio está basado en marrón oscuro, lo que le aporta un aspecto muy moderno y elegante. Tan sólo apreciamos grises en los lados laterales, tanto de la pantalla como del teclado, donde de encuentran las conexiones. Como ocurre con otros modelos de la compañía, la apertura de la tapa no cuenta con ningún tipo de anclaje. Una vez abierta la tapa, el interior queda dominado por un teclado de reducidas dimensiones, en el que no se ha incluido un apartado numérico, ya que está más orientado a un usuario doméstico. En el extremo más cercano a la pantalla apreciamos el micrófono, así como unos pequeños botones que permiten, por ejemplo, acceder directamente a visualizar la televisión, a la gestión de canales, al reproductor de CD y DVD, así como a las típicas funciones de control multimedia (avance y retroceso rápido, pausa o reproducción). A la derecha del teclado nos encontramos con varios botones que nos permiten gestionar aspectos importantes, como el número de funciones que necesitamos (por ejemplo, si vamos a usar el equipo para hacer una presentación, podremos deshabilitar muchas características, entre ellas podemos desactivar el módulo Wi-Fi). En el lado contrario nos encontramos con los dispositivos LED que nos indican el grado de actividad del equipo. Por ejemplo, tenemos una luz que nos indica en qué momentos el sistema accede al disco duro.
En la zona donde reposamos las muñecas al teclear nos encontramos, justo en el centro, el touchpad, que hace las veces de ratón. A nuestro parecer los botones que emulan al ratón son algo más duros de lo habitual.
Si pasamos a describir los laterales del equipo, en primer lugar, en la parte derecha disponemos de un conector e-SATA (Serial ATA para dispositivos externos) dos puertos USB 2.0, otro IEEE 1394, junto con una salida de vídeo analógico, VGA, y otra digital en alta definición, HDMI. En este mismo sector nos encontramos con un lector de tarjetas SD y Memory Stick, y del canalizado de aire interno que sirve para expulsar el calor que se genera. De hecho, durante nuestras pruebas pudimos comprobar que las rejillas de ventilación desprendían bastante calor, al igual que ocurría con el transformador de corriente, que alcanzaba temperaturas bastante altas.
Por su parte, el lado izquierdo del sistema incorpora una tapa de plástico que esconde la clavija para redes Gigabit Ethernet, el módem, así como una salida de S-vídeo y una conector para antena externa, que nos permitirá recibir una señal de vídeo, ya que, con el fin de fomentar el ocio, el equipo cuenta con una sintonizadora de televisión digital terrestre en su interior. Aquí también queda situado uno de los componentes estrella del equipo. Se trata de una unidad óptica capaz de grabar datos en múltiples formatos (DVD o CD), así como leer contenido en alta definición en uno de los dos formatos en liza, HD DVD. De hecho, para obtener los mejores resultados en este sentido, es siempre recomendable reproducir este tipo de contenidos en una pantalla lo suficientemente preparada para ello, como es el caso, ya que el modelo MSQ-B-W2W, al igual que ocurre con el modelo que nos envió Toshiba, dispone de un panel de 17 pulgadas capaz de escalar a resoluciones de vértigo, hasta un máximo de 1.920 x 1.200 puntos por pulgada (lo que supone contar con resolución nativa Full HD), sólo apto para monitores de la mejor calidad y de gran formato. Además, el hecho de contar con una tarjeta gráfica AMD Radeon 2600 HD complementa los resultados, ya que aporta hasta 256 MB de memoria dedicada a procesos de multimedia, lo que permite descargar de muchas funciones al procesador principal.
De hecho, para nuestras pruebas, pusimos en marcha un buen puñado de vídeos en alta definición y el resultado fue abrumador: colores vivos, gran luminosidad y buen comportamiento en escenas de acción (donde se requiere una tasa de frecuencia más baja), gracias a las tecnologías Color Shine glare-type, Crystal Shine y Splendid Video Intelligence que Asus integra en este panel para mejorar la visualización. Mención aparte merece el sistema de audio incorporado y cuya capacidad no tiene desperdicio. Incorpora el sistema Dolby Home Theater y está compuesto por cinco altavoces repartidos estratégicamente por el dispositivo (dos en la parte frontal, otros dos justo en la parte baja de la pantalla y un pequeño cajón de graves por dejado del la carcasa) que ofrecen una aproximación muy meritoria (si tenemos en cuenta el tipo de dispositivo del que estamos hablando) a un sistema de cine en casa, ya que, para más facilidad, incorpora un mando a distancia para controlar la reproducción remotamente.
Para concluir con nuestro repaso por los lados del equipo, en la parte frontal contamos con conectores de entrada AV, sonido digital S/PDIF y micrófono (que también pueden hacer las veces de central, trasero y subwoofer si lo conectamos a un sistema preparado para ello). También están ubicados aquí el puerto de infrarrojos y varios indicadores luminosos que nos alertan de si tenemos habilitado el chip inalámbrico, el Bluetooth o la batería, entre otros.
Una vez que encendemos el sistema comprobamos que, como no podía ser de otra manera en este tipo de equipo de gama alta, Asus ha tenido a bien incluir una licencia de Windows Vista Ultimate, que nos confiere todas las características incluidas en el resto de versiones del nuevo si

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios