MOVILIDAD | Noticias | 13 ABR 2005

"Toshiba sigue apostando, y de manera rentable, por el mercado portátil" Xavier Pascual, Toshiba

Después de haber atravesado por "tres años complicados", en los que se ha visto la fusión de HP y Compaq, la venta de la división de PC de IBM al grupo Lenovo o la salida de Carly Fiorina de HP "por los resultados de la fusión con Compaq", Xavier Pascual y Alberto Ruano, presidente y director general, respectivamente, de Toshiba, valoraban los resultados cosechados en su último año fiscal y avanzaban algo del próximo.
Arantxa Herranz
Toshiba ha presentado los resultados de su año fiscal 2004, finalizado el pasado 31 de marzo, tanto a nivel internacional como de la Península Ibérica. Y tanto Xavier Pascual, presidente de la compañía, como Alberto Ruano, director general, se han mostrado muy satisfechos por los resultados cosechados y optimistas para el futuro más inmediato.

Así, Toshiba ha cerrado el ejercicio con una facturación conjunta de España y Portugal de 184 millones de euros, siendo el 1 por ciento de beneficios. Según las explicaciones de Xavier Pascual, la compañía ha crecido un 24 por ciento en unidades vendidas pero sólo un 2,5 por ciento en facturación. La explicación está en la bajada del precio, que ha rondado el 20 por ciento de media. A esto habría que añadir que el mercado de consumo ha crecido un 40 por ciento y que es precisamente en este nicho en el que más ha bajado el precio y en el que menos presencia tiene Toshiba.

Tal y como detallaba Alberto Ruano, si en España se vendieron un millón de portátiles en 2004, el 65 por ciento provino del mercado retail y el 35 por ciento en distribución profesional. Según Ruano, el 40 por ciento de los portátiles que se venden en el canal retail tiene un PVP de menos de mil euros, “donde Toshiba no está presente”. Por eso, y teniendo en cuenta que “vendemos en ese 35 por ciento del mercado profesional y en ese 60 por ciento del 65 por ciento de consumo, que Toshiba sea la tercera marca que más portátiles entrega es todo un motivo de satisfacción”.

Ruano insistía en que estos datos cosechados se deben a que Toshiba se asienta en tres pilares fundamentales: confianza en el canal de distribución, dar negocio a este canal y el hecho de que los índices de averías o reparaciones de Toshiba rondan entre el 0,4 y el 0,7 por ciento frente a la horquilla del 3 y 4 por ciento en la que se mueven sus competidores. “Esto quiere decir que uno de cada 200 de nuestros equipos puede estropearse, frente a los 3 de cada 100 de nuestra competencia”, señala este responsable.

Asimismo, el director general de la firma en nuestro país asegura que “las iniciativas que están llevando a cabo algunos fabricantes de vender sus productos a través de las operadoras o de los periódicos va a hacer que el canal recele de estas marcas y se acerquen, aún más, a Toshiba, que nunca vende en directo”.

En cuanto a qué depara el ejercicio 2005, el objetivo es llegar a facturar 200 millones de euros, lo que supondría un crecimiento del 10 por ciento. Para ello, la compañía se ha propuesto “mejorar nuestro mix de producto, aunque vendiendo más a profesional, y siguiendo aportando tecnologías diferenciadoras en el segmento de la movilidad”.

Por último, y en lo que al mercado en global se refiere, Pablo Romero, director de marketing de Toshiba, ofrecía algunos datos, como el hecho de que el parque instalado “y vivo” de ordenadores portátiles en nuestro país alcanza ya las 3,8 millones de unidades. “Es difícil mantener el ritmo de crecimiento del 40 por ciento de 2004, pero las previsiones apuntan a unos ratios de incremento de entre el 20 y el 30 por ciento, por lo que podríamos acabar el año con 5 millones de portátiles activos”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios