MOVILIDAD | Noticias | 31 JUL 2006

Toshiba reinventa el diseño y fabricación de portátiles

El fabricante ha dado a conocer los procesos a los que somete a los equipos. Se trata de pruebas de resistencia que simulan la vida útil del portátil en condiciones de uso extremas. Con las mismas, Toshiba permite encontrar los puntos débiles en el diseño y realizar las correcciones precisas para mejorar la arquitectura del sistema. De este modo, pretende optimizar la protección, colocación y sujeción de componentes como la placa base, la pantalla o los procesadores.
Paula Bardera
Con estas pruebas, el fabricante pretende mejorar la calidad de sus portátiles. De momento, Toshiba ha puesto en práctica estas pruebas en el desarrollo de la serie Tecra A8, de los que podremos encontrar en España los modelos A8-144 y A8-151. Basada en HALT (High Accelerated Life Testing), se trata de una serie de pruebas que simulan el ciclo de vida de un portátil en condiciones de uso intensas. Entre otras cosas, se somete a los equipos a cambios extremos de temperatura y de resistencia a impactos y fuertes vibraciones. Con estos tests logran identificar puntos débiles en soldaduras, tornillos sueltos, áreas de fijación o juntas de conectores frágiles.

Pablo Romero, director de marketing de Toshiba en España, explica que, “con el lanzamiento del Tecra A8 reforzamos el componente calidad como criterio esencial a la hora de ofrecer al usuario un equipo portátil, ya que más calidad supone menor número de fallos, menos probabilidad de pérdida de datos, menos tiempo de inactividad y menos tiempo en reparación”.

Así las cosas, en el Tecra A8 ya se han realizado algunos cambios en su diseño, entre los que destacan aquellos dirigidos a proporcionar mayor protección y menores riesgos de rotura de la pantalla. Lo consigue con una carcasa 2,5 veces más robusta y con un 40 por ciento menos de flexión. Los bordes han sido protegidos con una lámina metálica y un material especial para absorción de golpes. Por último, también se han agrandado las bisagras de la pantalla, de modo que son, según Toshiba, hasta tres veces más resistentes.

En cuanto a la placa base, colocada en el centro del chasis para protegerla de golpes, es, según Toshiba, un 13 por ciento más gruesa, un 50 por ciento más resistente y presenta un 50 por ciento menos de flexión.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios