MOVILIDAD | Artículos | 15 MAY 2001

Tecnología inalámbrica, clave de una mayor movilidad

Acer potencia estos conceptos en su gama portátil
Ramón A. Fernández.
Hasta no hace mucho tiempo, y todavía en algunos entornos, el concepto de movilidad que ofrecían los sistemas portátiles no es del todo completo. Cierto es que cualquier usuario podía llevar su oficina debajo del brazo allí donde se desplazara, pero también es igual de cierto que en muchas ocasiones necesitaba un cable que enchufar a una clavija para poder estar de nuevo conectado con el ordenador central de su compañía. Las novedades en tecnología inalámbrica están eliminando definitivamente estos cables para dar a los usuarios móviles la libertad de movimientos que realmente necesitan.

Tanto pensando en el usuario doméstico como en el corporativo, diferentes son los estándares propuestos en los últimos años para eliminar de una vez por todas los cables que ataban las ansias de libertad de los usuarios de ordenadores (y otros dispositivos) portátiles. En este sentido, tecnologías como WLAN o Bluetooth, que hasta hace poco nos sonaban a chino, son ahora el pan nuestro de cada día, debido al auge que están experimentando en el mercado.
Evidentemente, aunque todas las empresas del mercado informático pueden beneficiarse de las capacidades de comunicación inalámbrica, las compañías que fabrican ordenadores portátiles pueden sacar un especial partido de las posibilidades que ofrecen estas tecnologías. Una de estas empresas es la taiwanesa Acer, que ya ha empezado a dotar de este tipo de tecnología alguno de sus ordenadores.
Para conocer más en profundidad la opinión que sobre las tecnologías sin cables se tiene en la citada compañías, así como sus planes de adopción para las líneas de producto, quisimos conversar con Victor Vallés, director de ventas de la compañía en nuestro país.

¿Movilidad con cables?
Hasta ahora, estábamos acostumbrados a conectar el ordenador portátil por medio de cables. En este sentido, y de acuerdo con las palabras de Victor Vallés, “la movilidad sin tecnologías inalámbricas no tendrá ningún sentido y, por lo tanto, serán éstas últimas las que tendrán un máximo desarrollo pues la movilidad por sí misma ya existe”.
Por tanto, pese a que todo el mundo pueda moverse con el ordenador de un lugar a otro, es evidente que el nuevo concepto de movilidad va un paso más allá. Se trata de que el usuario no tenga que enchufar un cable a la pared cada vez que quiera estar conectado, con las posibilidades que eso ofrece en entornos tales como hoteles, aeropuertos o, incluso, las instalaciones de las filiales u otras sedes de la compañía.
En el entorno en el que nos movemos, la PYME, tecnología inalámbrica y movilidad van muy unidas, sobre todo, si tenemos en cuenta las necesidades que presentan algunas de estas empresas con aquellos trabajadores que se deben mantener conectados cuando no están en la sede de la empresa. En este sentido, Victor Vallés asegura que ambos conceptos, movilidad e inalámbrico, “van a ir completamente unidos. La PYME deberá aprovechar al máximo todos los recursos que tenga a su alcance o que pueda conseguir. En este aspecto, la movilidad será sinónimo de mejorar la satisfacción de sus clientes, de reducir los tiempos y espacios en todas sus relaciones comerciales, y por lo tanto alcanzar mayor competividad. Creo que no será una herramienta más, será una necesidad”.

Recortar el escalón que las separa de las grandes empresas
La diferencia de tamaño y la necesidad de movilidad puede hacer más interesante esta tecnología en empresas del segmento PYME. Tal y como nos explica nuestro interlocutor, “no hay duda, todo lo que sea mejorar su propia capacidad de reacción ante cualquier circunstancia reducirá las diferencias que en otros aspectos la separan de empresas con mayor tamaño y número de recursos”.

Diversidad de tecnologías
Tal y como señalábamos al comienzo de este reportaje, son diferentes los estándares que han surgido alrededor de las tecnologías inalámbricas, dependiendo, sobre todo, del tipo de aplicación que vaya a tener. En este sentido, y de acuerdo con las palabras de Victos Vallés, la apuesta de Acer se ha decantado por “la tecnología wireless, protocolo IEEE 802.11b, que permite conexión vía radiofrecuencia a cualquier punto de acceso que cumpla con este estándar”.
Ahondando un poco más en este estándar, nuestro interlocutor señala que esta tecnología “permite una velocidad de transmisión de 11Mbps y, a diferencia del estándar Bluetooth, tiene una velocidad de transmisión y alcance mayores. Además, las condiciones de seguridad son infinitamente superiores. Sería como comparar la seguridad de una cerradura normal de una puerta con la caja fuerte de un banco”.
Por tanto, es evidente que la apuesta de Acer por esta tecnología está pensada para atender las necesidades de las empresas, que necesitan, además de movilidad, más seguridad y una mayor velocidad de transmisión de la que precisa un usuario doméstico.

El portátil, ¿sustituto del PC?
Son muchos los que dan por muerto al PC, pero lo cierto es que el mercado no acaba de matarlo de forma definitiva. Desde el punto de vista de la compañía taiwanesa, y tal y como se desprende de las declaraciones de Victor Vallés, se plantea una alternativa continuista. Según señala, “el PC portátil es el sustituto natural del PC sobremesa o minitorre al que todos hemos vinculado con las siglas PC. El portátil es un PC completo pero con mayores posibilidades y en un futuro inmediato asociaremos PC a portátil y a movilidad. Precio, prestaciones, conectividad, tamaño, y movilidad, sobre todo, así lo decidirán”.


TravelMate 350, un portátil sin cables
----------------------------------------------------
Dentro de la gama de portátiles de Acer, y precisamente orientado a este tipo de cliente, encontramos un modelo que ha adoptado la tecnología inalámbrica. Se trata del modelo TravelMate 350 que, en palabras de Vallés, “por peso, capacidad, tamaño y prestaciones cumple todos los requisitos que las PYMES necesitan”.
Este portátil incorpora un procesador Intel Mobile Pentium III a 700 MHz, pantalla de 13,3 pulgadas con tecnología TFT y resolución de 1.024 x 768 puntos pixels, 64 MB de memoria SDRAM y una capacidad de almacenamiento en disco de 10 GB. Todo esto se integra en un equipo con un espesor de 21 milímetros y un peso de 1,8 Kg.
Asimismo, incorpora un módem/fax de 56 Kbps, unidad lectora de CD-ROM de 24x y salida RJ-45 para su conexión a redes.
Además, incorpora la solución inalámbrica LAN InviLinka IEEE 802.11b y permite las comunicaciones en base al estándar Bluetooth.

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios