MOVILIDAD | Artículos | 15 ABR 2007

Recuerdos del futuro: PDAs con Windows Mobile 5

Daniel Comino.
Como usuario de las nuevas tecnologías, además de profesional, seguramente nuestro lector será consciente de las ventajas que tiene para los usuarios móviles contar con dispositivos que les mantengan conectados a su empresa cuando están lejos de ella. Junto con los teléfonos inteligentes, los dispositivos de mano son los dispositivos más interesantes del mercado actual.

Desde hace ya bastante tiempo, las empresas de hoy en día se cuantifican principalmente por la información que manejan, independientemente de su envergadura o segmento. Por ello, tener la posibilidad de acceder a la información que tenemos almacenada en los recursos de la empresa desde cualquier lugar y a cualquier hora de una forma segura, es una ventaja definitiva que proporciona liderazgo, solvencia y prestigio en cualquier área profesional.

Los ordenadores de mano, también conocidos como Pocket PC (ordenadores de bolsillo) o PDA (Personal Digital Assistant, asistentes digitales personales), son dispositivos que permiten, de una forma o de otra, extender la influencia de nuestra empresa, acompañándonos allí donde nos encontremos.

Las últimas versiones de los ordenadores de bolsillo han evolucionado muchísimo con respecto a sus predecesores, que únicamente servían para organizar las tareas y los contactos de los usuarios. En la actualidad, un ordenador de bolsillo es capaz, no sólo de tener un calendario y unos contactos, sino que permite llevarlos sincronizados en todo momento allí donde estemos, además de proporcionar en tiempo real una completa gestión del correo electrónico, posibilidad de enviar y recibir llamadas telefónicas, conectarnos a cualquier página de Internet, o incluso aprovecharnos de sus capacidades como navegador GPS para que encuentre la ruta más adecuada en todo momento. Todo ello haciendo posible su uso tanto dentro como fuera de nuestras fronteras, añadiendo total disponibilidad y conectividad al usuario.

Lógicamente, esta evolución ha sido protagonizada paralelamente tanto a nivel de hardware, donde los fabricantes han ido incorporando poco a poco las principales ventajas disponibles entorno a la conectividad, como de software, donde empresas como Palm, RIM o Microsoft han ido evolucionando en sus sistemas operativos hasta hacerlos realmente intuitivos, fáciles de gestionar para las empresas y para los usuarios.

Todo este avance ha propiciado un espectacular avance en materia de dispositivos de mano, hasta tal punto que actualmente, debido principalmente a la vorágine que imponen de las empresas, dejar a un usuario sin correo electrónico no es una opción asumible.

Por ello, la nueva generación de dispositivos de mano se presenta como una ventaja importantísima que, de las que cada vez más empresas se están beneficiando. La primera de ellas es el aumento de productividad, ya que, mediante el uso de los nuevos dispositivos móviles, un empleado móvil pasa a ser uno más de los empleados internos, ya que está en todo momento localizable, y además tiene accesibles todos los recursos internos desde cualquier lugar (calendarios compartidos, tareas, contactos, correo electrónico). De esta forma, las posibilidades de éxito de un negocio aumentan exponencialmente, ya que el nivel de preparación e improvisación baja sustancialmente.

Evolución del hardware
Tal y como comentábamos anteriormente, uno de los principales causantes del éxito que tienen los ordenadores de mano en la actualidad es la evolución que han sufrido a nivel de características. Y es que, a medida que han ido evolucionando las capacidades de procesamiento, estos dispositivos han ido adquiriendo más utilidad y funcionalidad, hasta llegar al punto de incluir la práctica totalidad de requerimientos que un profesional puede necesitar en su día a día cuando se encuentra a miles de kilómetros de su oficina.

Como consecuencia de los nuevos procesadores, ahora es posible diseñar dispositivos cada vez más pequeños, pero que son capaces de aunar más y más funcionalidades, lo que simplifica el número de dispositivos que tenemos que llevar, además de aligerar el peso del equipaje. Si a esto le sumamos las ventajas en materia de optimización de rendimiento energético, donde los procesadores actuales están batallando más en los últimos tiempos, obtenemos unos más que aceptables niveles de autonomía en pantallas cada vez más grandes (que permiten visualizar al usuarios con mayor detalle lo que hace en cada momento), así como la inclusión de teclados QWERTY, que ofrecen la posibilidad de escribir textos de forma sencilla y rápida, las novedades en materia de conectividad (a través de GPRS o UMTS), así como mediante Bluetooth 2.0 o incluso a través de red inalámbrica (mediante el estándar 802.11g), todo ello con antenas integradas que facilitan la manipulación y transporte de los aparatos, obtenemos una nueva generación de dispositivos realmente pensados para su uso en la vida diaria, presentados como una opción cada vez más interesante (por medidas, peso y costes), con respecto a los ordenadores portátiles más ligeros, que hasta hace poco eran la opción más interesante para los trabajadores móviles.

Evolución del software
Pero con el paso de los años, no sólo el hardware ha ido mejorando, sino que, a la par que él, los diseñadores de software han ido viendo un gran negocio en el desarrollo de aplicaciones profesionales que permitan a los usuarios compartir recursos y comunicarse con los integrantes de su grupo de trabajo, aprovechando precisamente las nuevas características hardware que se han ido añadiendo a los dispositivos. Y es que sin el desarrollo del software, el hardware no hubiera tenido un éxito tan pronunciado.

En este sentido hay que comentar las ventajas que integran los sistemas operativos, como Windows Mobile, de Microsoft, Palm OS o la plataforma Blackberry de RIM, cuyas novedades suponen un gran acercamiento de la tecnología a un mayor número de usuarios, rompiendo las fronteras que separan a la empresa con el mundo exterior.

Igualmente hay que comentar que esta evolución ha permitido florecer a empresas específicamente dedicadas al desarrollo de aplicaciones profesionales tanto genéricas (alta, baja, modificación, consulta de información), como específicas (como la creación de completas aplicaciones personalizadas para empresas de mensajería, de control de calidad, acceso o tratamiento de información financiera entre otras). Aquí se encuadran empresas como Telynet o Kinetical, cuyo crecimiento está siendo bastante grande, debido principalmente al aumento de la demanda de aplicaciones que reciben por parte de las empresas de nuestro país.

Otros
Además del hardware y del software, otro de los actores que han influido en la mayor estandarización o masificación de los dispositivos de mano han sido los proveedores de servicios, ya que, aunque es cierto que aún queda mucho camino por recorrer, han propiciado algunas mejoras en los costes de conexión, lanzando al mercado ofertas de coste más asumible por empresas de todos los tamaños (con tarifas planas, aunque limitadas), así como de paquetes de conexión bajo demanda (pago por consumo).

Asimismo, importantes también son los acuerdos de tarificación que las operadoras mantienen con el extranjero (roaming), pa

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios