MOVILIDAD | Artículos | 15 OCT 2002

Movilidad y disponibilidad, las claves del triunfo empresarial

Las nuevas tecnologías en las comunicaciones y en los accesos a la información, claves para el desarrollo de los negocios
Ramón A. Fernández.
La nueva máxima de los sistemas de información pasa por poder acceder a la misma desde cualquier punto del mundo, con cualquier dispositivo, y a cualquier hora del día. El mundo de los negocios y, por extensión, la mayor parte de nuestra ajetreada vida no pueden detenerse ni un segundo porque un sistema de información no pueda dar respuesta a nuestra solicitud en el momento en que la realizamos. Por este motivo, conceptos como el de alta disponibilidad (24x7), han pasado de ser meras propuestas teóricas para convertirse en una necesidad real en el mundo de principios del siglo XXI. Lo que hasta hace poco eran promesas ahora es la oferta que nos hace la tecnología: bienvenidos al futuro.

Dicen los expertos que ningún invento anterior a Internet, ni siquiera la rueda o la electricidad, había traído tantos cambios a nuestras vidas. Desde hace unos pocos años, ningún negocio que quiera progresar o, incluso, sólo sobrevivir, necesita estar disponible para sus clientes en cualquier momento y desde cualquier lugar.
Por tanto, lo que se presentaba como un avance tecnológico se ha convertido en una realidad que ha llevado a las empresas a conceptos como los denominados entornos de misión crítica o la alta disponibilidad.

El éxito en la Sociedad de la Información
En la Sociedad de la Información, las personas necesitan libertad para acceder a la información desde cualquier lugar y en cualquier momento, como hemos señalado. Esto les proporcionará el éxito en esta sociedad en la que estamos inmersos, tanto a nivel profesional como a nivel particular. Por tanto, las claves del éxito para los proveedores de informática están en potenciar esta evolución con sus productos, servicios y soluciones.
La información ha entrado en una nueva era basada en la disponibilidad total, en unas conexiones globales con un mayor ancho de banda que permitan las comunicaciones, y en la convergencia de las soluciones tecnológicas y los servicios a proveer a los clientes. Esto impone un drástico cambio en la forma de trabajar y relacionarse, pero proporciona una mayor libertad a la hora de comunicarse y relacionarse, una libertad basada en la flexibilidad y en la conveniencia.
Pero este mensaje no exime de cierto grado de dificultad, y otro de los retos que se plantean ante los proveedores pasa por simplificar todas estas estructuras, o al menos el control de las mismas, para hacerlas más asequibles, eso sí, sin comprometer conceptos tales como la escalabilidad, la disponibilidad y la seguridad de la solución elegida.
Por último, hay otro aspecto que no podemos pasar por alto porque marca otro de los puntos de inflexión con respecto a las etapas anteriores: la movilidad. Ahora no podemos pretender que ninguna parte de nuestro negocio se pare porque la persona encargada no se encuentra conectada a nuestra empresa. La movilidad y la posibilidad de acceder a cualquier contenido desde la palma de nuestra mano, allí donde estemos, es esencial en todo este entramado de la nueva Sociedad de la Información.
Pero esto no es sólo una cuestión puramente teórica. De acuerdo con una encuesta realizada por la empresa de análisis Datamonitor, el 75 por ciento de las compañías encuestadas declara que el acceso a la información y el apoyo a los procesos de negocio son las prioridades más importantes de las compañías que invierten en soluciones de e-business. La encuesta mostró la necesidad de encontrar un acceso a la información en tiempo real y procesos de negocio, más allá de las propias aplicaciones, que soporten y ayuden en futuras inversiones. Asimismo, las compañías tienden a priorizar el acceso en tiempo real a la información, lo que refleja la necesidad de las empresas de ser flexibles y manejar la información de sus negocios con datos actualizados.
Por otra parte, el aumento en el número de profesionales en el ámbito de las telecomunicaciones ha permitido incrementar la demanda de soluciones móviles para un aumento de la conectividad. Los avances en la tecnología inalámbrica facilitan que Internet se extienda hacia una variedad de dispositivos y aplicaciones, tales como teléfonos móviles y PDA.
Según el estudio World Mobile Commerce Markets, realizado por Frost & Sullivan, se espera que los ingresos de 2.980 millones de dólares, obtenidos en 1999, se incrementen en 2005, superando los 64.410 millones de dólares. El rápido desarrollo de la inversión en servicios de información inalámbricos y la fuerte penetración de los dispositivos de mano serán los factores que estimularán el crecimiento en el período estudiado.
Por tanto, la nueva realidad nos lleva a cuatro claras tendencias: el incremento de la conectividad mundial, la evolución basada en el conocimiento, el despegue definitivo de la movilidad, y un amplio rango de dispositivos inteligentes.

Incremento de la conectividad mundial
A nadie se le escapa que Internet está manteniendo sus tasas de crecimiento exponencialmente. A comienzo de este año el número de usuarios conectados a nivel mundial era de 430 millones, y el crecimiento no parece tener fin. Por este motivo, Internet ha dejado de ser algo inalcanzable para convertirse en algo cotidiano, lo que ha llevado a las empresas a reorganizar sus operaciones para tomar ventaja de la ubicua conexión de alta velocidad que ofrece la Red, como la base de la productividad y la eficiencia en sus respectivas operaciones.
Pero como hemos señalado, la tendencia no hará sino crecer, y se espera que para el año 2010 el número de personas conectadas mundialmente a la Red sea cercano a los 3.000 millones.
En el mundo de los negocios, la red de redes va a crear una serie de oportunidades y mercados electrónicos que llevaran, como ya está empezando a ocurrir, a las empresas a disponer servicios y canales de comunicación electrónicos, llevando a los negocios a un nivel de globalidad desconocido hasta la fecha.
Conceptos hasta hace bien poco desconocidos como el e-Procurement o el CRM cobran protagonismo, porque los clientes no se conformarán con la atención recibida hasta la fecha, ni en la forma ni en los tiempos. Esto llevará a las empresas a crear plataformas de gestión y relación más sofisticadas que, por descontado, tendrán que estar conectadas con los procesos centrales de su negocio.
Y, ¿qué nos encontraremos después? Volveremos más adelante sobre ello, pero las tecnologías inalámbricas son el siguiente paso, porque los accesos tendrán que producirse cuando y donde se quiera. De hecho, las consultoras, en concreto Gartner Group, ya ha encontrado un término para definir esta situación, supranet, que englobaría la conjunción de las redes inalámbricas y cableadas. Pero eso no es todo, las redes que marcarán nuestro futuro harán converger contenidos de fuentes diversas (voz, datos, vídeo).
Pero todo esto suena un tanto grandilocuente, cuando también tiene una aplicación mucho más “de andar por casa”. Cualquier empresa que quiera evolucionar tiene que pensar en redes flexibles que puedan adaptarse a las dimensiones que marque su negocio. Estas redes deben tener en cuenta aspectos como la fiabilidad, disponibilidad y seguridad, que no son sino las claves de lo que ha venido a llamarse Business Critical Computing.
Los expertos estiman que la información almacenada en los sistemas puede multiplicarse por 20 sólo a lo largo de este año, y con tanta informació

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios