MOVILIDAD | Artículos | 15 NOV 2007

Movilidad añadida a las ventajas de un sobremesa

Portátiles de 17 pulgadas
Silvia Hernández.
Si miramos las últimas cifras de venta de ordenadores en nuestro país, el claro ganador es el segmento portátil, que ya sobrepasa, desde hace varios trimestres, a los equipos de sobremesa. Pero no sólo eso, sino que estos equipos cada vez incorporan más características que antes se echaban de menos al compararlos con un PC tradicional. De hecho, tal y como analizamos en este reportaje, los portátiles de 17 pulgadas están cada vez más extendidos y, aunque pierden en movilidad frente a otros dispositivos más ligeros, ganan, indudablemente, en prestaciones.

Que los portátiles superan ya a los ordenadores de sobremesa en número de ventas es una tendencia claramente confirmada por las cifras que se están produciendo en los últimos trimestres. Esta tendencia la explica claramente Rafael Alonso, director de la unidad de negocio de portátiles para empresa de HP España, al afirmar que, “la previsión del mercado español para finales de este año, según datos de la consultora IDC, es que el crecimiento de la venta de sobremesas se mantenga casi plano, registrando un crecimiento del 3 por ciento en el área de empresa y un descenso de un 4 por ciento en el área de consumo. En portátiles se estima que el crecimiento total se cierre con un 34 por ciento, sin embargo, serán los portátiles de consumo los que registren mayores crecimientos, con una estimación de un 41 por ciento, frente al 25 por ciento de crecimiento en el segmento de empresa. Las previsiones para el año 2008, también según IDC, son muy similares, por lo que se espera que continúe aumentando la venta de portátiles a un ritmo incluso superior al actual y el crecimiento de los sobremesas continúe mostrando crecimientos más moderados”.
Así, de acuerdo con este directivo, se demuestra que “hay una clarísima apuesta por la movilidad por parte del mercado, ya que existe hoy una tendencia marcada por las comunicaciones instantáneas, en las que los límites espaciales y temporales desaparecen, facilitando el trabajo diario de los profesionales con necesidades de movilidad. La necesidad de estar conectado en todo momento y en cualquier lugar se está convirtiendo en una necesidad que está configurando el mercado de la tecnología en todo el mundo”.
Esta opinión es compartida por Fernando Vázquez, director comercial de Maxdata Ibérica, quien apunta que “la tendencia es que la venta de los equipos de sobremesa vaya en disminución. El precio del portátil está cayendo en torno a un 30 por ciento por año. Ya es un artículo de primer precio y más portable y completo que los ordenadores de sobremesa”.
Por su parte, Enrique Nistal, responsable de producto de consumo de Toshiba Information System, hace hincapié en que “la gente valora mucho la movilidad. El diferencial de precio entre sobremesa y portátil, además de ser bastante pequeño y de seguir disminuyendo, no es un obstáculo para pasar a disfrutar las ventajas que aporta un portátil frente a un desktop. Hace tiempo que venimos señalando el proceso de sustitución de PC de sobremesa por portátil, algo que en el mercado doméstico es cada vez más evidente. Ahora mismo, en este entorno casi un 75 por ciento del valor del mercado se hace en la venta de portátiles. En cuanto a unidades, el portátil absorbe ya el 58 por ciento del valor total del mercado”.

17 pulgadas para todos los públicos
Con respecto a los usuarios que requieren de estos portátiles concretos, Fernando Vázquez incide en que son “precisamente los que tenían pensado comprar un ordenador de sobremesa y en su lugar optan por un equipo con esta pantalla de gran tamaño”. Acerca de este particular, Rafael Alonso comenta que, “normalmente, este tipo de equipos están dirigidos a aquellos sectores específicos en los que se requieren altas prestaciones y avanzadas características como potencia y rendimiento, pero que, a la vez, necesitan cierta movilidad. Son equipos con prestaciones gráficas muy avanzadas que permiten desarrollar proyectos exigentes sin dejar de satisfacer las necesidades de movilidad que puedan surgir para el profesional”.
En cuanto a Enrique Nistal, este directivo asegura que “tenemos usuarios profesionales, arquitectos o diseñadores y, además, el gran consumo, que con la bajada de precios de este segmento cada vez se va animando más a adquirir este tipo de portátiles. Nuestro usuario tipo se encuentra en aquellos más exigentes en cuanto a prestaciones, características de última generación o rendimiento gráfico”.

¿Qué se busca?
Hasta hace poco, los portátiles no podían compararse con los ordenadores de sobremesa en cuanto a prestaciones tecnológicas se refiere. Algo que ha cambiado en los últimos años gracias, precisamente, a la aparición de portátiles con pantallas más grandes y destinados, ya no sólo a buscar la movilidad, sino a convertirse en sustitutos de los PC de sobremesa. De hecho, Rafael Alonso comenta que “las características que exigen los usuarios a las estaciones de trabajo portátiles son generalmente mucha potencia, alto rendimiento, los más altos resultados en cuanto a prestaciones gráficas y capacidad para poder desplazar los equipos”.
Enrique Nistal, por su parte, concreta más al afirmar que lo que los usuarios buscan es “una tarjeta gráfica potente, teclado expandido, más puertos que un equipo estándar o más resolución de pantalla”. A esto, Fernando Vázquez añade que, ante todo, se requiere “memoria RAM y capacidad de disco duro, siendo la tercera opción la duración de la batería”.

Un futuro prometedor
A pesar de que, por el momento, el formato de 15,4 pulgadas de pantalla sigue siendo el más aceptado, los estándares están cambiando. Así lo explica Rafael Alonso, “en los próximos años veremos cambios en los tamaños de pantalla respecto a los formatos actuales. Los estándares actuales cambiarán, por lo que para algunos segmentos de productos esto supondrá un aumento de tamaño de la pantalla (por ejemplo de 15.4 pulgadas a 16 pulgadas) y habrá otros desarrollos de producto. Aun así, es evidente que el formato más aceptado, y en el que radica el mayor volumen de venta de todos los fabricantes, es el de 15,4 pulgadas, ya que aún ofrece la mejor relación peso-prestaciones-factor de forma sin renunciar en absoluto a la máxima movilidad”.
En este sentido, Enrique Nistal incide en que “el segmento de 17 pulgadas crecerá un poco, pero no mucho más. Ya están apareciendo equipos con pantallas mayores, que empiezan a alejarse del concepto portátil, pero es difícil que estos nuevos formatos hagan sombra al 17 pulgadas. Este tamaño ya es razonablemente grande, y aumentarlo hace perder más movilidad”.
En cambio, Fernando Vázquez asegura que los actuales equipos de 15,4 pulgadas “serán sustituidos por los portátiles de 17 pulgadas e incluso por los 20 pulgadas, que ya están a la venta. En todo caso, aunque descenderá más significativamente, siempre habrá primeros precios en sobremesa que se venderán y se mantendrán porque son más fáciles de ampliar”.

El canal, una pieza fundamental
Al igual que en otros muchos productos tecnológicos, el canal de distribución juega un

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios