MOVILIDAD | Noticias | 24 ENE 2000

Intel reduce el precio de sus procesadores para portátiles

Según algunos analistas, esta inusual reducción de los Pentium III y Celeron podría acarrear la inminente bajada del precio de los portátiles.
Arantxa Herranz
Los procesadores Pentium III para portátiles a 500 MHz han visto reducido su precio en un 54 por ciento, mientras que las versiones a 400 y 450 MHz lo han hecho en un 46 por ciento. Los procesadores Celeron, dirigidos a portátiles de bajo coste, también han visto reducido su precio, entre un 54 y un 34 por ciento, en función de su velocidad de reloj. Esta disminución de precios viene impuesta por la introducción, la semana pasada, de dos nuevos chips Pentium III a 600 y 650 MHz, respectivamente, con tecnología SpeedStep, que permite que los portátiles trabajen a dos velocidades diferentes, según estén conectados a la red eléctrica o empleen baterías. Además, según Dean McCarron, analista principal de Mercury Research, esta bajada en los precios podría suponer una rebaja de 100 dólares (unas 160.000 pesetas) en los portátiles basados en Pentium III, mientras que los que cuentan con procesadores Celeron también podrán ver reducido su precio, aunque en menor cuantía.
Mientras, otros analistas consideran que esta reducción de precios se corresponde con la típica estrategia de Intel para permitir una mayor demanda de sus procesadores de gama alta y para intentar recuperar el terreno perdido en favor de AMD en el segmento de portátiles de gama baja. Además, estos mismos analistas creen que la bajada de los precios en los procesadores Celeron puede ser debida a que Intel planea introducir nuevas versiones, más rápidas, a finales de este trimestre. Estos nuevos modelos estarán basados en tecnología de 0,18 micras y su velocidad será, como mínimo, de 500 MHz (actualmente, la velocidad más alta para los Celeron dirigidos al segmento portátil es de 466 MHz).
Otro dato a tener en cuenta es que la compañía no reducía el precio de sus procesadores para portátiles desde septiembre del pasado año, según ha confirmado un portavoz de Intel, Seth Walker. En aquel entonces, y según esta misma fuente, los Celeron para portátiles vieron reducido su precio en un 43 por ciento como máximo, mientras que los Pentium II lo hicieron en un 32 por ciento. “En el mercado de sobremesa, vemos más movimientos en los precios durante todo el año. Aunque es cierto que, tanto en el segmento portátil como en el de servidores, estos cambios de precio son menos habituales, cuando estos se producen la reducción es más significativa”, explicaba Walker. Parte de esta explicación hay que buscarla en el hecho de que los ciclos de diseño (o el tiempo que lleva a los fabricantes proporcionar nuevos sistemas) tiende a ser más amplio en el mercado portátil que en el de sobremesa. Factores como el período del año y niveles de inventario también influyen en cuándo y en qué cantidad Intel reduce los precios de sus productos, según ha explicado este portavoz.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios