MOVILIDAD | Noticias | 15 NOV 1999

Analistas y fabricantes constatan el gran momento que viven los PC portátiles

Según todos los indicios, las ventas de ordenadores portátiles se incrementan en todo el mundo a una importante velocidad. Los factores que han impulsado ese aumento en el uso de un tipo de productos que hasta hace bien poco eran utilizados para una serie limitada de funciones son diversos.
María L. Rodríguez
Por mucho que los fabricantes de equipos portátiles hayan venido anunciando desde hace tiempo que ese tipo de ordenadores iría sustituyendo a los de sobremesa, ese argumento no resultaba muy creíble, puesto que los equipos portátiles ofrecían unas prestaciones inferiores a las de los sobremesa. Precisamente, uno de los factores que ha propiciado el incremento de sus ventas es que las funciones que ofrecen los portátiles cada vez se acercan más a las que prestan los modelos de sobremesa. Hoy por hoy, un gran número de esos equipos disponen de unas pantallas con mejor definición, de procesadores que trabajan a 500 MHz, de discos duros que superan los 10 GB de capacidad y de amplias memorias RAM. A esas nuevas prestaciones hay que unir otras como es que, hasta ahora, por razones de espacio, algunos elementos que se incluían en los PC de sobremesa como el CD-ROM, la disquetera o el DVD-ROM, no podían ser integrados en los portátiles. Sin embargo, ahora existen portátiles de gama alta que integran esos tres elementos. Otro de esos factores, sería la reducción de precios que han padecido esos ordenadores, que han pasado de costar 5.000 dólares (800.000 pesetas o 4.800 euros) a situarse en unos 3.000 ó 4.000, aunque se pueden encontrar equipos más económicos por 2.000 dólares.
Hoy en día, según indican las consultoras, son numerosas las empresas que están sustituyendo equipos de sobremesa por portátiles. Los propios fabricantes de ordenadores confirman esa tendencia y un ejemplo de ello es lo que ha manifestado el jefe de producto de la división ThinkPad de IBM, Dan Lowden, quien ha dicho que “los clientes nos reclaman que reemplacemos sus sistemas de sobremesa por portátiles”, de hecho, “teníamos clientes que sólo tenían un 30 por ciento de equipos portátiles y ahora han llegado a un 90”. Lowden señala que la gran mayoría de ellos son “consultores y comerciales de la industria farmacéutica”.
Volviendo a la opinión de las consultoras, la analista de IDC, Katryina Dahlquist, ha declarado que “la demanda de portátiles para este año ha sido mayor de lo que se esperaba”. Aunque el porcentaje de crecimiento de los portátiles esté todavía por debajo del de sobremesa (en Estados Unidos está previsto que los primeros aumenten sus ventas este año en un 20,9 por ciento, mientras los segundos lo harán en un 29,1), según Dahlquist, la cuota de mercado del 17 por ciento que alcanzarán este año representa un hito histórico. Además, durante los seis primeros meses de este año, las ventas fueron, en palabras de Dahlquist, “fenomenales”, y eso a pesar de la escasez de pantallas LCD que propició un incremento en el precio de los portátiles. Así es que, a juzgar por la opinión de analistas y fabricantes, este segmento está atravesando por uno de sus mejores momentos y, todo parece indicar, que ese momento se prolongará en el futuro.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios