Mercado en cifras | Artículos | 01 FEB 2008

Un 38 por ciento de la población activa recurre a la movilidad

Se tiende hacia la convergencia de dispositivos a nivel de funcionalidades
Hilda Gómez.
En un reciente estudio sobre la situación y tendencias de movilidad en España, IDC estima que el número de trabajadores móviles en España se aproximará a los 8,5 millones en 2007, lo que refleja un crecimiento de 170.000 teletrabajadores con respecto a 2006.

La elevada proporción de personas que ya recurre a la movilidad para desarrollar su actividad profesional se reparte entre los profesionales que trabajan desde el hogar, cerca de 0,7 millones, y los empleados con base a la oficina, unos 5,6 millones. Por su parte, los empleados que trabajan fuera de la oficina se mantienen igual, alrededor de 2,1 millones.
Los resultados del estudio de IDC son consistentes, por un lado, con las medidas adoptadas para fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar por parte del sector público y privado, y por otro, con la movilización gradual de los empleados de oficina. Este último proceso se acelerará cuando se generalice la disponibilidad de aplicaciones de backoffice.

La PYME poco explotada
Si segmentamos las empresas por número de empleados, el estudio desvela que el 50 por ciento de las grandes corporaciones (más de mil empleados) tienen implementada una estrategia de movilidad, frente al 40 por ciento de las medianas empresas, y el 35 por ciento de las pequeñas, mientras que el resto de empresas no tienen definida ninguna. A partir de estos datos se puede concluir que la parte alta de la pirámide empresarial está bien cubierta pero, sin embargo, el segmento de microempresas y SoHo en la parte más baja de la pirámide es el menos explotado, pese a ser el más numeroso. Según los responsables del estudio, “es ahí donde los operadores deben de concentrar sus esfuerzos para continuar haciendo realidad el potencial del mercado español”.
Con respecto a Europa, la mediana y gran empresa española presenta un nivel promedio de implementación de movilidad de entre el 40 y el 45 por ciento, lo que sitúa a España por encima de economías más grandes como Alemania, Francia o Italia. Este resultado apoya la tendencia del año pasado, por la que la empresa española adopta de forma sostenida la movilidad, posicionándose al mismo nivel que economías de países como Holanda o Dinamarca.
En cuanto a las necesidades de movilidad de las empresas españolas, éstas siguen necesitando asesoramiento general, aunque, en comparación con 2006, se observa que son más conscientes de sus necesidades y solicitan asistencia cada vez más específica. En este sentido, las necesidades más demandadas son la integración, la formación y la configuración.
El operador de telecomunicaciones continúa siendo la principal referencia de las empresas para la implementación de movilidad. Sin embargo, las empresas cada vez prefieren menos recurrir a un único proveedor, y optan por una combinación de ellos, que incluya un especialista y le pueda proporcionar una solución integral. Resalta el crecimiento de la influencia de los integradores, asociados o no con un operador o proveedor de TI.
El estudio también analiza en qué medida las empresas documentan su estrategia de movilidad, en el que se muestra que el 50 por ciento de las organizaciones no la tienen documentada, o bien están desarrollando un borrador parcial. Esto quiere decir que la mitad de las empresas españolas necesitan ayuda y soporte también en la definición y alcance de su estrategia de movilidad.

El push email gana adeptos
Respecto a las principales aplicaciones de la movilidad empresarial en España, el push email se consolida como la principal aplicación corporativa móvil. Se estima que a finales de año se alcanzarán los 500.000 usuarios, experimentando un crecimiento de 280.000 usuarios con respecto al pasado año, tendencia que se mantendrá en los próximos años. El descenso de precios y el establecimiento de tarifas planas por parte de los operadores han sido los factores clave de este despegue.
En términos de cuotas de mercado de soluciones de push email, Blackberry se mantiene a la cabeza de este mercado con un 62 por ciento, seguido por Microsoft (12 por ciento). Se espera que Nokia vaya aumentando progresivamente su presencia en este mercado.
En lo que respecta a los operadores, las tres operadoras dominantes han aumentado significativamente su base de clientes de push email, aunque Vodafone (con un 51 por ciento) y Telefónica (con un 44 por ciento), siguen atrayendo los principales clientes corporativos.
Otra aplicación que está atrayendo cada vez más usuarios de negocio es Internet móvil, que IDC prevé alcance la cifra de 230.000 usuarios en 2007. En los próximos años también tendrá lugar el despliegue gradual de aplicaciones corporativas de backoffice, hoy en día utilizadas a través del PC, y más a medio plazo, se lanzarán las aplicaciones empresariales de localización y mensajería instantánea.
Las tres grandes plataformas: Symbian, Microsoft y Blackberry se consolidan como las más relevantes para la movilidad empresarial, con Symbian a la cabeza y muy por delante de sus competidores. Desde IDC se apunta que “este dominio del mercado continuará durante los próximos años, no solamente a nivel español, sino europeo”. La plataforma de Microsoft experimentará un gran crecimiento, multiplicándose por cinco en los próximos cuatro años, mientras que Blackberry crecerá de forma más moderada.

Hacia la convergencia
Respecto a las principales tendencias que IDC prevé para la movilidad empresarial, destaca la convergencia de dispositivos a nivel de funcionalidades (email, GPS, imagen e Internet). Junto a ello, las empresas demandan cada vez más convergencia de sus necesidades de voz, lo que se traduce en una demanda de terminales convergentes fijo-móvil. Se espera además que el lanzamiento de iPhone ejerza un impacto significativo en el desarrollo del interfaz de usuario.
IDC también señala que el segmento PYME va a convertirse en el área de mayor crecimiento en la movilidad, impulsado por las acciones específicas de los operadores. Además, la necesidad de una oferta integrada de movilidad fomentará alianzas entre actores de telecom/TI.
Por último, los principales retos asociados a la movilidad son la gestión de dispositivos y la seguridad. En este sentido, el aumento de la movilidad crea nuevos problemas en las empresas a la hora de gestionar su parque de dispositivos móviles. Según IDC, solamente un 27 por ciento de ellas han adoptado alguna iniciativa de gestión de dispositivos, y además suelen ser implementaciones muy básicas. En cuanto a la seguridad, las empresas españolas no conocen o subestiman las amenazas asociadas a los dispositivos móviles, y sólo una minoría tiene implementadas políticas que limitan el uso personal de los terminales corporativos. Para superar todos estos retos “es necesario un esfuerzo de formación, así como una aproximación más especializada hacia el mercado”, aseguran desde IDC.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios