Mercado en cifras | Noticias | 17 JUL 2013

Los modelos de bajo coste ayudarán a revitalizar el mercado de PC portátiles

Golpeado por el ataque de los tablets, el mercado de PC portátiles experimentó una caída trimestral cercana al 7 por ciento, el peor resultado cosechado en la última década. Con todo, IHS iSuppli confía en que la entrada de nuevos equipos de bajo coste basados en procesadores Bay Trail de Intel y Temash de AMD darán impulso al mercado.
Hombre con portátil
Hilda Gómez

Tras la fuerte contracción del 3,7 por ciento sufrida en el segundo trimestre de 2002, después de que la explosión la burbuja dot.com limitara la demanda global de equipos, el mercado de PC portátiles no había vuelto a experimentar una caída entre los meses de abril y junio, un período caracterizado por la recuperación de las ventas tras el normalmente flojo arranque del año. Pues bien, los resultados cosechados en el segundo trimestre de 2013 han roto con esa tendencia, ya que las ventas de PC portátiles cayeron nada menos que un 6,9 por ciento con respecto al trimestre anterior.

 

"La industria de PC portátiles sigue luchando por encontrar una oportunidad de crecimiento, mientras dispositivos más ágiles como los tablets han calado entre los consumidores, dada su facilidad de uso y su atractivo formato", afirma Craig Stice, analista senior de plataformas informáticas en IHS. "La innovación en los PC se ha estancado, y la reciente llegada de tablets de bajo coste ha canibalizado aún más un mercado de PC portátiles ya diezmado. Con unos resultados tan negativos, muchos se preguntan si esto significa el comienzo de nuevos descensos récord para los PC portátiles o si el sector ha tocado fondo”.

 

Pese a las malas perspectivas, IHS iSuppli cree que la llegada de PC de bajo coste que proporcionan un mayor rendimiento y consumen menos energía que un portátil tradicional podría salvar el mercado de PC portátiles. En este sentido, procesadores como Bay Trail de Intel y Temash de su rival AMD pueden ir más allá de lo que los tradicionales procesadores de gama baja pueden proporcionar, y los fabricantes de PC están contemplando una nueva clase de PC de alto rendimiento que podrían incorporar los nuevos procesadores a precios asequibles.

 

Las esperanzas del mercado de PC portátiles también se centran en los modelos de ultrabooks y PC ultradelgados muchos más caros, en los que todavía se puede esperar un crecimiento si los precios bajan y si los consumidores se acostumbren al nuevo sistema operativo Windows 8.

 

Todo lo anterior hace prever que se producirá un ciclo de renovaciones de PC portátiles. A este respecto, Stice opina que, “a pesar de la amplia aceptación de los tablets, estos dispositivos no podrán sustituir totalmente a los PC, y los consumidores seguirán necesitando la potencia de cálculo de los ordenadores personales. Si un nuevo equipo de bajo coste que ofrece un fuerte rendimiento puede estar disponible en el mercado y satisfacer las expectativas de los consumidores, los PC portátiles podrían conseguir un mayor crecimiento, no como en los días de gloria de la pasada década, pero crecimiento al fin de al cabo".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios