Mercado en cifras | Noticias | 08 ENE 2007

Los consumidores siguen desconfiando de la banca on-line

Tags: Seguridad
A pesar de que se ha incrementado la utilización de los servicios bancarios a través de internet, una gran mayoría de usuarios todavía temen que su información personal y su seguridad resulten comprometidas al realizar compras o transacciones en la web. La principal consecuencia de esta desconfianza es una pérdida de ingresos potenciales para empresas de comercio y entidades bancarias. Ésta es la conclusión alcanzada por un estudio de Unisys, llevado a cabo con el Ponemon Institute.
Silvia Hernández
Según este informe, 3 de cada cuatro consumidores aseguran que no tendrían inconveniente en cambiar de banco para lograr una mayor seguridad de su información personal. De hecho, un 77 por ciento lo haría si con ello obtuviese una mejor protección de su dinero. Esta cifras implican un crecimiento del 50 por ciento con respecto a la intención de cambio si lo comparamos con un estudio de hace un año, también realizado por Unisys, sobre fraude de identidad y problemas de seguridad en los bancos.

A pesar de este incremento en el porcentaje de usuarios que no tendrían inconveniente en cambiar de banco para obtener mayor seguridad, apenas un diez por ciento pagaría más por obtener ese nivel de protección, ya que la mayoría cree que son los bancos los que deberían proporcionar a sus clientes mejores soluciones para combatir el fraude y las amenazas de seguridad.

Concretamente, el informe actual muestra que problemas como el fraude en tarjetas bancarias y la usurpación de identidad han provocado que uno de cada dos usuarios deje de utilizar servicios de banca personal on-line. A ello se une también el abandono de las compras por teléfono o por internet, si dicha compra supone facilitar un número de tarjeta de crédito.

Asimismo, de este estudio se desprende que este temor, lejos de disminuir, continuará. En este sentido, un 63 por ciento de los consumidores encuestados creen que el fraude llegará a ser incluso más pronunciado y las amenazas de seguridad mayores en el futuro. Tal y como hemos mencionado, para todos estos usuarios, la mayor parte de la responsabilidad se encuentra en las propias entidades financieras y los organismos públicos responsables de regular su actividad. Así, afirman que no se está haciendo lo suficiente para proteger y asegurar la información personal de los usuarios.

“Los usuarios, especialmente durante períodos vacacionales, están deseando aprovechar la conveniencia de comprar on-line, pero sólo si están tranquilos sobre la seguridad de su información y finanzas personales”, aseguraba Frank Liddy, partner de servicios financieros de Unisys Corporation. “Esta tendencia va a continuar durante el año que ahora comienza y, a menos que los procesos y la percepción cambien, los bancos se exponen a perder una facturación sustancial a favor de aquellos competidores que están haciendo un mejor trabajo para atender a estos temores por parte de los consumidores sobre privacidad y seguridad”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios