Mercado en cifras | Artículos | 01 MAY 2005

Las ventas de PC en España crecieron un 24,8 por ciento, según IDC

Portátiles y consumo marcan el ritmo del mercado en EMEA
Arantxa Herranz y Miguel A. Gómez.
Las principales consultoras del mercado TI han hecho públicos los resultados de ventas de ordenadores, tanto en el mercado mundial como por regiones. A primera vista, lo que más llama la atención es que la demanda en EMEA y Latinoamérica es el verdadero motor de las cifras globales, unos datos que elevan el crecimiento hasta el 11 o el 10 por ciento, dependiendo si nos hacemos eco de las investigaciones de IDC o de Gartner, respectivamente. Pero, además, IDC ha puesto en marcha la lupa para concretar más estos datos y desvela que el mercado español, que continúa siendo el sexto de Europa, creció casi un 25 por ciento en el primer trimestre del año.

Como por alguna de las dos consultoras hay que empezar, arranquemos por la más optimista. IDC localiza en EMEA y Latinoamérica, como ya hemos comentado, los principales motores del mercado para alcanzar el doble dígito en el crecimiento. La cifra de unidades vendidas se eleva a 46,1 millones, con una ligera variación con respecto a las previsiones iniciales.
Tal y como explicaba Loren Loverde, director de la investigación de IDC, “el primer trimestre demuestra que la demanda continúa su tendencia saludable en este año. Se espera que se frene algo a lo largo del año, si bien seguirá notando el impulso de la demanda de portátiles, el reemplazo de la base instalada, y los crecimientos en mercados emergentes”.
La debilidad del dólar ha creado un buen momento fuera de Estados Unidos en una industria marcada por la moneda estadounidense. Eso sí, la consultora no despeja las dudas que podría plantear la economía internacional y la situación macroeconómica en la segunda mitad del año.

Consumo y portátiles empujan el mercado en EMEA
La consultora IDC ha dado a conocer los resultados de las ventas de ordenadores personales en Europa, Oriente Medio y África (EMEA) durante los tres primeros meses de este año. El “saludable” crecimiento del 15,7 por ciento en comparación con el año anterior se debe, de nuevo, a la robusta demanda doméstica, tanto en sobremesa como en portátiles.
“Mientras que la demanda de las empresas permanece estable, debido a las compras de las pequeñas y medianas compañías y al continuo reemplazo de los sistemas antiguos, el mercado sigue mostrando tendencias de que, en el ámbito del consumo doméstico, sigue habiendo muy buena salud, lo que ha permitido que el crecimiento registrado en la zona EMEA haya sido incluso mayor que el inicialmente previsto”, señala la directora de investigación del grupo de informática personal de IDC, Karine Paoli. Además, esta directiva añade que, aunque la demanda de ordenadores portátiles sigue siendo fuerte, “las ventas de equipos de sobremesa para el consumo doméstico también han sido robustas”.
De esta forma, las unidades vendidas en el área de sobremesa han crecido en línea con las previsiones, es decir, un 10 por ciento, mientras que los portátiles han sido los principales causantes del crecimiento global en toda la zona EMEA. No en vano, en comparación con el mismo trimestre del año anterior, se han entregado un 30 por ciento más de portátiles. Según la información facilitada por IDC, la demanda de portátiles se mantiene fuerte en todos los segmentos de mercado, debido a la fuerte competitividad en los canales profesionales y de consumo, así como a la fortaleza que sigue mostrando el euro, lo que está permitiendo a los fabricantes seguir manteniendo unos precios atractivos.
En el área de consumo doméstico, el mercado está asistiendo al hecho de que muchos usuarios necesitan actualizar sus sistemas, al creciente interés por los servicios de banda ancha y aplicaciones de entretenimiento digital, y al hecho de que los portátiles siguen siendo una opción de compra muy interesante para un gran número de usuarios.
En el ámbito profesional, la demanda se ha mantenido estable. Aunque se preveía que pudiera bajar, dado que en 2004 ya mostró datos de crecimiento por la necesidad de actualizar equipos, lo cierto es que la renovación del parque empresarial sigue haciendo que crezcan las unidades vendidas. Además, las PYMES siguen teniendo un fuerte ritmo de compra, sobre todo en lo que afecta a equipos portátiles.
Eso sí, por países, el comportamiento ha sido muy diferente, sobre todo en función de la situación económica.
“Si 2004 fue un año fuerte para el mercado de PC, debido a un repunto de la inversión empresarial y a la adopción de portátiles en toda la región de EMEA, y aunque el crecimiento previsto para este año es más suave, lo cierto es que 2005 seguirá siendo un año fuerte, en el que se vislumbrará los primeros síntomas de la transición que se iniciará a partir de 2006, con la expansión de la banda ancha y el entretenimiento digital, al tiempo que las empresas seguirán invirtiendo más en movilidad y tecnología inalámbrica”, declara Paoli.

Datos por fabricantes en EMEA
Si miramos los datos cosechados por cada uno de los fabricantes, IDC vuelve a situar al frente de la clasificación a HP, aunque su crecimiento no haya sido tan fuerte como el del mercado global. La fuerte competencia en el área profesional es la que hace sufrir más a HP, mientras que en el ámbito de consumo HP sigue cosechando un fuerte resultado.
Dell ha crecido un 20 por ciento, especialmente en el nicho corporativo, aunque en PYMES y consumo doméstico sigue ganando terreno, según IDC.
Acer mantiene su tercera posición en el ranking general, gracias a su fuerte comportamiento en el mercado de portátiles, donde sigue siendo el número uno en toda la zona EMEA.
Por su parte, Fujitsu Siemenes Computers logra un fuerte trimestre, gracias a sus crecimientos en portátiles, en consumo y en la mejora de sus ventas más allá de Alemania.
En cuanto a IBM, sus resultados han sido débiles, debido a una menor actualización de los equipos empresariales, aunque la compañía sigue cosechando importantes crecimientos en portátiles, pese a la fuerte competitividad.
Por último, cabe señalar que la fortaleza del consumo doméstico también ha ayudado a que otras compañías experimenten buenos resultados, como Packard Bell/NEC y Apple, con crecimientos de dos dígitos, que les permiten alcanzar la sexta y la novena posición en EMEA, respectivamente.

Tiempo para el análisis
Analizando un poco más en profundidad los datos, podemos ver que, como hemos señalado, los principales motores del crecimiento en EMEA han sido las fuertes ventas en consumo, tanto en sobremesa como en portátiles, y las sostenidas inversiones empresariales, todo ello en un clima de reducciones agresivas de precio. Si nos fijamos con más atención y diseccionamos EMEA en tres grandes zonas, Europa Occidental creció un 15 por ciento, Europa Oriental y Central un 22,9 por ciento y Oriente Medio y África un 22,2 por ciento.
A nivel global, los 14,9 millones de unidades se reparten en 9,8 millones de sistemas de sobremesa, lo que supone un incremento del 10,7 por ciento, y 5,1 millones de portátiles, con un crecimiento del 31,4 por ciento. Es decir, los portátiles ya suponen casi el 35 por ciento del mercado global, en una tendencia claramente al alza de forma paulatina pero sostenida. En consumo, los portátiles crecieron un 48,6 por ciento (el segmento más benefici

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios