Mercado en cifras | Noticias | 17 OCT 2012

Las flojas ventas de ultrabooks no frenan la demanda de unidades SSD

Tags: Actualidad
Aunque las previsiones de ventas de ultrabooks a corto plazo se han reducido de manera significativa, la demanda de discos en estado sólido (SSD) empleados por estos dispositivos apenas ha disminuido, y se prevé que alcance los 41 millones de unidades en 2012, según IHS iSuppli.
Hilda Gómez

Frente a los 12,9 millones de unidades suministrados en la primera mitad del año, las ventas de SSD en el tercer trimestre alcanzaron los 10,5 millones, y está previsto que llegue a los 17,5 millones en el último trimestre de 2012, según datos de IHS iSuppli. Estas cifras indican un crecimiento de la demanda de unidades SSD, aunque inferior a las previsiones anteriores de la consultora, que estimaban unas ventas de 13 millones en el tercer trimestre y de 20 millones para el cuarto. IHS proyecta así que la industria SSD terminará 2012 con unos ingresos de 7.500 millones de dólares y unas ventas de 41 millones de unidades, lo que representa un crecimiento del 35 y del 69 por ciento, respectivamente, si bien esta subida no ha sido impulsada por los ultrabooks.

SSD ultrabooks"Intel no ha alcanzado sus ambiciosos objetivos para los ultrabooks con el marketing necesario para impulsar estas plataformas como una alternativa deseable y asequible a los portátiles convencionales y tablets", explica Chien Ryan, analista de memoria y almacenamiento en IHS. "Esto ha llevado a IHS a reducir su pronóstico de ventas de SSD. Sin embargo, el precio de los SSD ha caído muy por debajo del umbral del dólar por gigabyte, por lo que su propuesta de valor es más atractiva que nunca. Debido a esto, los SSD están encontrando uso en otros productos, ayudando a compensar el déficit en los ultrabooks".

A pesar de que la demanda de unidades SSD caché no respondió a las expectativas, los SSD tradicionales, incluyendo aquellos para el mercado empresarial, con precios más altos, ayudaron a aumentar los ingresos. En la segunda mitad de esta década, los SSD serán un estándar de facto en portátiles y PC de escritorio de sobremesa de bajo coste, gracias a una mezcla de precios más bajos, de educación del consumidor y un ecosistema de software optimizado.

Noticias relacionadas:

- Las memorias SSD todavía lejos de ser una amenaza para los discos duros portátiles 

- La tecnología SSD, una oportunidad de negocio para el canal de distribución



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios