Mercado en cifras | Noticias | 25 MAR 2009

Las empresas se enfrentan a mayores dificultades para proteger sus datos

La seguridad informática es un gran problema. Ésta es la principal conclusión del último informe presentado por Symantec y que además deja patente la creciente preocupación de las empresas europeas por mantener a salvo sus datos. Y es que, según el estudio, las pérdidas están aumentando y cada vez existen más dificultades para ocuparse del problema y de personal especializado.
Bárbara Madariaga
Según Isabel Fernández, responsable de servicios gestionados de Symantec, “el 58 por ciento de las empresas encuestadas afirma que ha habido un notable aumento de las amenazas en el último año. El 98 por ciento ha sido testigo de ataques en los últimos dos años, más de la mitad ha observado ataques de forma habitual y el 26 por ciento ha presenciado una cantidad extremadamente grande de ataques”.

Estos datos hacen que “los ataques informáticos hayan sido considerados como el riesgo más importante para la empresa, por encima de los ataques tradicionales o los terroristas”, puntualiza la responsable.

Si continuamos con las conclusiones del informe, “las empresas han señalado que las pérdidas como consecuencia de los ataques han sido más que importantes. Casi la totalidad de los encuestados ha sufrido algún incidente que se ha traducido en pérdidas de productividad, de tiempo de inactividad, de información personal de empleados o clientes y robo de datos corporativos”.

Otro de los problemas señalados por la responsable de Symantec hace referencia a la dificultad de las compañías “para encontrar personal cualificado en materia de seguridad”. Esto, unido al hecho de que el 45 por ciento de las empresas españolas encuestadas afirma no disponer del personal necesario para encargarse de gestionar la seguridad de la compañía, “hace que los entornos corporativos sean cada vez más vulnerables”.

Así, y en opinión de Symantec, “cada vez existen más empresas que se decantan por externalizar la gestión de la seguridad”. Isabel Fernández añade que “factores como la cobertura permanente, la reducción de costes, el acceso a experiencias en seguridad y la reducción de los riesgos hacen de ésta una buena política empresarial”.

De hecho, el informe revela que el 35 por ciento de las empresas consultadas en España, “o están evaluando la posibilidad de externalizar sus labores de seguridad o lo evaluarán en los próximos 12 meses”. Así, “esta área es de los pocas que no ha sufrido recortes significativos de presupuestos, ya que asegurar la disponibilidad de los datos se ha convertido en algo básico para una empresa”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios