Mercado en cifras | Artículos | 01 OCT 2008

La banda ancha móvil crecerá un 50 por ciento en 2012

En España se mantendrá como complemento de la red fija
Hilda Gómez.
El último informe presentado por la consultora Arthur D. Little y la firma Exane BNP Paribas muestra una tendencia hacia el desembarco masivo de la banda ancha móvil, con un nivel de penetración que prevé sea del 50 por ciento en 2012. Esto implicaría para los operadores un crecimiento medio anual del 2,6 por ciento. Por su parte, las comunicaciones fijas sufrirán una caída del 0,4 por ciento, a pesar del aumento de ingresos en TV y contenidos.
Para la consultora, estos resultados no significan la desaparición de las comunicaciones fijas, aunque se precisará una mayor integración de la red fijo-móvil, de manera que los operadores móviles tendrán que tener negocio en el entorno del fijo y viceversa.
Para países como España, Francia y Países Bajos, la banda ancha móvil se mantendrá como complemento de la fija y no como sustituto. En otros países, como Austria, Suecia o Portugal, el mercado doméstico se centrará en la televisión de alta calidad y otros servicios específicos ofrecidos por empresas de redes fijas, como seguridad .
Las previsiones son que los proveedores de infraestructuras fijas sigan acaparando una importante cuota de mercado, ya que el 20 por ciento del tráfico en banda ancha móvil será transportado a través de infraestructuras fijas y pagado por los operadores de móvil a los suministradores de fijo. En este entorno, el informe pronostica un crecimiento anual en los ingresos de línea-fija del 1,7 por ciento anual, mientras que el beneficio bruto de los operadores móviles crecerá un 1 por ciento anual, significativamente menor que el 2,6 por ciento de crecimiento esperado en ingresos.
Según Arthur D. Little, la demanda de convergencia fijo-móvil por parte de los clientes está aún por emerger, pero la integración tiene sentido porque facilita el desarrollo de ofertas convergentes fijo-móvil, ofrece alcance para sinergias significativas en costes y porque comprar un activo fijo es un modo de protegerse estratégicamente para una compañía puramente de móvil.

Concentración local
La situación del mercado está forzando a los operadores de telecomunicaciones a reforzar sus estructuras tanto a nivel local como dentro de Europa. La tendencia hacia la consolidación que se ha puesto de manifiesto en los últimos años continuará a lo largo de 2008, sobre todo en el área del fijo. El número de suministradores de acceso fijo y móvil caerá de siete a cuatro.
La consultora estima que los proveedores medianos de banda ancha terminarán siendo adquiridos por las grandes compañías de fijo u operadores de móviles, ya que no podrán hacer frente a la competencia de sus adversarios. Esta tendencia hacia la concentración de empresas de telecomunicaciones a nivel local podría incrementar un 18 por ciento el valor de los operadores fijos, mientras que el valor del sector ascendería en torno al 6 por ciento.
Por otra parte, los grandes operadores globales tienen cada vez más influencia en los procesos de negociación con las grandes empresas de Internet y los fabricantes de dispositivos respecto a los pequeños. Sin embargo, los pequeños operadores, es decir, los antiguos monopolios en países pequeños y grandes competidores que prevalezcan después de la fase de consolidación local, podrán participar en el juego ofreciendo sus redes a los diferentes servicios del resto de participantes y compartir más valor con ellos. Arthur D. Little observa dos posibles escenarios: especialización en el acceso y consolidación europea. De esta forma, los operadores pequeños protegerían su cuota de mercado cediendo una parte de los ingresos y márgenes en los servicios y contenidos potenciales del sector a los suministradores de Internet y fabricantes. Esto provocaría, según la consultora, que el valor del sector se redujese un 14 por ciento comparado con la situación actual, según se pierda valor en el área de servicios que no sea compensada con los beneficios de la consolidación local. Los grandes operadores responderían a esta amenaza adquiriendo muchos pequeños operadores en otros países, haciendo que la valoración del sector pueda incrementarse alrededor de un 17 por ciento. En cualquier caso, Arthur D. Little no espera movimientos de consolidación durante 2008, aunque prevé que empiecen a producirse en año y medio o dos años.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios