Mercado en cifras | Artículos | 01 NOV 1999

IDC augura un importante crecimiento de los modems de cable en Europa Occidental

En el 2003 alcanzará los 550 millones de ingresos por ventas
Los operadores europeos de televisión por cable están acelerando el desarrollo de servicios de acceso a Internet y de datos como consecuencia del crecimiento exponencial que está experimentando el número de usuarios de modems de cable en toda Europa Occidental, según un nuevo estudio realizado por IDC.
Como resultado, los ingresos de las ventas de este tipo de modems se espera que pasen de los 33 millones de dólares cosechados el pasado año (unos 31,68 millones de euros o 5.271,1 millones de pesetas) a superar los 550 millones de dólares en el 2003, según este estudio. La región del Benelux, donde la televisión por cable alcanza al 90 por ciento de los hogares, junto con Austria y Francia, son los países líderes en el desarrollo de estos servicios a través del cable, según Richard Mol, analista senior del programa de investigación de las comunicaciones europeas de IDC. También se espera que en la mayoría de los mercados europeos, como el Reino Unido y Alemania, se incrementen estos servicios en los próximos meses y durante el año 2000. "Reino Unido es, obviamente, el principal mercado, y esperamos observar un rápido crecimiento en el empleo de los modems de cable como consecuencia de que los operadores ya hayan comenzado la actualización de sus redes", afirma este consultor. Mientras, en el país germano se espera que el mercado de los modems de cable obtenga un importante empuje dado que la principal compañía de telecomunicaciones del país y principal proveedor de televisión por cable, Deutsche Telekom, ha tenido que renunciar a sus intereses en el cable, según Mol.
Las ventas de este tipo de modems se están también relanzando en Suecia después de que el proveedor de cable StjärnTV anunciara el pasado mes una drástica reducción de precios para sus servicios de Internet a través del cable. Como consecuencia de esta estrategia, los clientes pagan unos 61 dólares por la conexión, la tarjeta adaptadora y el software necesario, así como una mensualidad de 36 dólares que les permite una navegación por la Red ilimitada a una velocidad de 500 Kbps, estando el alquiler del módem de cable incluido en el precio. "Esta es la típica situación que veremos en un futuro no muy lejano en toda Europa", aseguró Mol.
Además, la demanda entre los usuarios también va a crecer rápidamente debido al incremento del uso de nuevas aplicaciones más ricas en contenidos y como consecuencia de que la nueva generación de modems de cable también proporcionará mayores anchos de banda, según IDC. Sin embargo, la industria del módem de cable tendrá que asegurar que estos equipos estén basados en estándares o, como mínimo, que sean actualizables a una especificación estándar. Según la consultora, esto provocará, además, costes más bajos y una mejor distribución retail.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios