Mercado en cifras | Artículos | 01 MAR 2005

Gigabit Ethernet marca el ritmo del mercado de networning

Sus crecimientos, lo más destacado de los datos de las consultoras
Ramón A. Fernández
En un momento en que las consultoras muestran decrecimientos en el mercado del networking, los puertos Gigabit Ethernet son los únicos que mantienen el tipo. De hecho, son los crecimientos en este tipo de puertos lo más destacado de las cifras. Las nuevas necesidades de las empresas y el desarrollo tecnológico llevan al mercado a dar un paso más en el desarrollo de un estándar que supera ya la treintena. A punto de cumplir los treinta y dos años, Ethernet continúa siendo un referente en el mundo del networking empresarial. Tres décadas después, y con algunas actualizaciones a sus espaldas, este estándar sigue marcando las pautas del mercado, porque si bien las necesidades de las empresas se han incrementado, la base para atenderlas sigue siendo la misma. Y es que los datos de mercado no dejan lugar a dudas, y Ethernet sigue tirando del carro. Las razones para ello son múltiples, pero el hecho de que se pemitan aprovechar inversiones anteriores en el momento en que se renueva el parque instalado o cuando se van sumando nuevos elementos, podría ser una de las más importantes. El mercado marca la línea Pero si Ethernet sigue al frente, las velocidades de conexión que necesitan las empresas sí que están cambiando. Estamos en un momento en que, tal y como demuestran las cifras de las consultoras, el networking vive un momento de transición, dado que, si bien no se haya convertido en un commodity, no deja de ser cierto que todas las empresas ya cuentan con una red de área local y prácitamente todos los usuarios pueden ir parcheándola. Por tanto, los integrantes del mercado deben apostar por alternativas o por aportar un valor añadido que saque al mercado de esta monotonía y permita al sector seguir haciendo negocio con el networking. Las opciones parecen muchas, pero la que está demostrando fehacientemente que funciona es el incremento de velocidad, de ancho de banda en las redes, dado que esto permite a las empresas adentrarse en nuevas posibilidades tecnológicas. Pero a esto volveremos posteriormente, no sin antes repasar algunas de las cifras que ofrecen las consultoras sobre este mercado. Según un informe de IDC sobre la evolución del mercado LAN en la zona EMEA en el tercer trimestre de 2004, las ventas de puertos de switching han continuado evolucionando a la baja. En esta ocasión, el descenso respecto al anterior trimestre ha sido de un 1,4 por ciento en el caso de los switches y de un 2,5 por ciento en el de los routers. Viendo el análisis de IDC, la bajada se ha producido principalmente por las menores ventas e ingresos por unidad en los puertos Fast Ethernet. El número de este tipo de puertos suministrados fue de 13,7 millones, un 2,8 por ciento menos que en el segundo trimestre, mientas que los ingresos, 465,4 millones de dólares, disminuyeron un 13,5 por ciento. Frente a la caída en las ventas de soluciones Fast Ethernet, las entregas de puertos Gigabit Ethernet continuaron incrementando su peso en el mercado global. Su crecimiento trimestral de un 7 por ciento, fue mayor que el experimentado durante el segundo trimestre frente al anterior. Sin embargo, los ingresos en este segmento también decayeron un 1,2 por ciento. “Gigabit continuará liderando el crecimiento del mercado de puertos en EMEA en los próximos meses, puesto que las empresas están aumentando su uso en la conectividad de los PC, así como para interconectar servidores en centros de datos”, apuntaba Peter Hulleman, analista de IDC. De acuerdo con los datos de este trimestre, la consultora estima que el crecimiento a final de año se situará en torno al 3 por ciento. Gigabit Ethernet es, sin duda, uno de los motores de este crecimiento, dado que ya superó en facturación a Fast Ethernet en el primer trimestre del año, y la consultora no encuentra razón para que esto vaya a cambiar en lo que queda del año. Es más, para la consultora, puertos 10 Gigabit irán apareciendo en función del descenso de precios que se irá produciendo. Y si los datos dados por IDC son positivos, Dell’Oro Group ha hecho público su informe de previsiones para el mercado de switches Ethernet para los próximos cinco años, y las noticias son sumamente interesantes. Así, la consultora estima que el crecimiento anual medio en este período se situará en un 14 por ciento. Como consecuencia de la esperada reducción de precio por puerto, Gigabit Ethernet se consolidará como el aporte más interesante e importante a este crecimiento en los próximos ejercicios. Para Dell’Oro, el ancho de banda continuará siendo un commodity, pero con el incremento de aplicaciones específicas que requieren más capacidades de la red, como Voz sobre IP (VoIP), seguridad o redes inalámbricas, los fabricantes necesitarán destacar más su propia diferenciación para protegerse contra la erosión de los precios. La consultora espera un mayor incremento en este año, debido, sobre todo, a inversiones que no se realizaron en 2004 y que se tendrán que realizar en 2005, con lo que el tirón será más importante en los meses que quedan de año. La nueva realidad de las empresas Qué duda cabe de que con una red de alta velocidad, las aplicaciones corporativas y de negocios funcionan con mayor rapidez, dando así un mejor y eficiente servicio tanto a los usuarios como a los cada vez más exigentes clientes. Asimismo, el acceso a la información y recursos compartidos se mejora notablemente y, por consiguiente, los datos, archivos multimedia y dispositivos de red pueden explotarse no sólo con mayor fluidez, sino también por un mayor número de usuarios simultáneamente. En este sentido, cada vez hay más organizaciones que escogen la tecnología Gigabit Ethernet para crear redes de alto rendimiento dentro de sus ámbitos corporativos. Cuando Ethernet comenzó su andadura comercial muchos consideraban que 10 Mbps era una velocidad excesiva y que esto encarecía innecesariamente la adopción de esta novedosa infraestructura de red. Hoy en día, vemos lo equivocados que estaban los detractores de la revolucionaria Ethernet. En estos años, no sólo ha crecido desmesuradamente el rendimiento y prestaciones del hardware empleado en la construcción de ordenadores (CPU, discos duros, o tarjetas controladoras, entre otros elementos), así como el correspondiente software asociado a estos equipos (sistemas operativos, o protocolos de transporte), sino que, además, la eclosión de Internet junto con la revolución de la era multimedia y la aparición de nuevas formas de negocio basadas en la explotación de las nuevas tecnologías, ha provocado una incesante mejora y fluidez en las vías de comunicación que interrelacionan tanto a los usuarios como a los distintos sistemas informáticos. Los requerimientos a los que sometemos continuamente a las diferentes infraestructuras de red en la explotación de los distintos recursos, sistemas de comunicaciones y aplicaciones, no hacen más que aumentar la necesidad de mejorar las vías y dispositivos encargados de distribuir eficazmente el tráfico de red. Existen tres clases de necesidades que están impulsando la necesidad de implementar la tecnología Gigabit Ethernet: la omnipresente Internet, la masiva explotación de formatos multimedia, especialmente audio y vídeo digital, y, por último, todas aquellas aplicaciones críticas relacionadas con las nuevas formas de hacer negocios en las que se deban realizar transacciones en tiempo real, tales como operaciones financieras y de manufacturación, por poner dos ejemplos altamente representativos. En primer lugar, estamos cansados de comprobar como diariamente la velocidad y capacidad de cualquier red de área local (LAN) corporativa afecta significativamente a la productividad de los usuarios cuando estos acceden y utilizan las aplicaciones y recursos presentes en Internet. Por descontado, según vaya aumentando el número de usuarios que precisan explotar esta inagotable fuente de recursos, deberemos articular nuestra infraestructura de red para proporcionar un acceso lo suficientemente fluido para todos e

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios