Mercado en cifras | Artículos | 01 FEB 2006

Gartner advierte que RFID debería ser compatible con el código de barras

Desarrollo y consecuencias de la tecnología RFID
Isabel Conde.
La tecnología de radiofrecuencia (RFID) a nivel mundial ha recibido una inversión estimada de 504 millones de dólares en 2005, un 39 por ciento más de lo invertido en el mismo área en 2004. RFID Vs. código de barras La tecnología RFID va a empezar a adoptarse de una manera extensiva en industrias cuya línea de negocio esté enfocada hacia implementaciones para el final de 2006, fecha en que los ingresos de la nueva licencia podrían ascender a 751 millones de dólares. Para 2010, Gartner predice que el gasto en tecnología de radiofrecuencia a nivel mundial sobrepasará los 3.000 millones de dólares. A pesar de ello, el vicepresidente de investigación de Gartner, Jeff Woods, aconseja prudencia.“El hecho de que los códigos de barra se usen de manera extensiva en centros de distribución, no significa que la tecnología RFID se acabe usando también de esta manera. Es más, el negocio a descubrir está en los lugares en los que no se puede utilizar el código de barras, eso será lo que empuje la tecnología RFID hacia delante. A medida que los procesos de innovación se hagan públicos, se producirá un despliegue más extenso a través de los sectores emergentes, no sólo gracias a los de bienes de consumo y venta al por menor, que se hará evidente en 2006 y 2007.” Los analistas de Gartner consideran que las empresas no deberían pensar en etiquetas de RFID como reemplazo de los códigos de barra. Lo ideal sería que las dos tecnologías coexistieran de manera que sea el usuario quien decida cuál de las dos es más adecuada y en qué situación. Woods afirma que “para la mayoría, los códigos de barra son mejores en cuanto a la recolección de datos en procesos altamente estructurados y de ingeniería, como es el caso de los almacenes, y esta tendencia parece que va a continuar entre cinco y siete años más. Sin embargo, las etiquetas RFID se usarán para la recolección de datos en los activos móviles dentro de un proceso de negocio caótico y sin estructura, dentro una área que abarca desde la venta al por menor a los hospitales, habilitando estos ambientes en los que se aprecia una carencia de sofisticación en los procesos de ingeniería o una falta de control para que sean gestionados de una manera más sistemática.” Cada empresa, su RFID Woods añadía que contrariamente a la idea de que las empresas tendrán que integrar la gestión de datos por RFID en aplicaciones de transacción establecidas, las empresas parece que necesitarán más bien desarrollar nuevas aplicaciones de negocio si quieren poner RFID en el centro del proceso. Si esto es así, consideran que existe la oportunidad para un proceso real de innovación. Por otro lado, cada industria tendrá aplicaciones especializadas basadas en RFID que no podrán ser generalizadas. Aunque las industrias pueden aprender unas de otras, las experiencias específicamente desarrolladas para cada industria van a marcar el paso para la adopción de RFID en cada industria y de manera individual. Entre las áreas industriales con mayores oportunidades para usar radiofrecuencia están la venta al por menor, el sector aeroespacial y de defensa, y en el caso de salud, logística y farmacia, la tecnología de radiofrecuencia se adoptará aún más rápidamente. Según Woods,“hay un importante foco del uso de RFID la fabricación de productos farmacéuticos ya que la administración norteamericana de alimentos y medicamentos se muestra interesada en el uso de etiquetas de RFID para ayudar en la lucha contra la desviación y falsificación en estos productos. Si la regulación acompaña, para el año 2007 aproximadamente, podremos ser testigos del principio de la extensión de la tecnología de radiofrecuencia.” La tecnología RFID ha sido asimismo promovida como ventajosa ya que fomenta la seguridad de los puertos, sin embargo Gartner advierte que esta tecnología no tiene por qué ser la mejor preparada para asumir este papel. RFID toma posiciones en el mercado --------------------------------------------------- Seguro que alguna vez ha recibido un mensaje de correo electrónico ofreciéndole Viagra. Pues bien, con el objetivo de prevenir las imitaciones, la compañía farmacéutica Pfizer, fabricante de la píldora Viagra contra la impotencia sexual masculina, ha anunciado que, al menos en Estados Unidos, ha empezado a etiquetar los embases de este medicamento con etiquetas de radiofrecuencia (RFID). Una medida no exenta de polémica. Los farmacéuticos que tengan los equipos adecuados podrán leer estos chips y comprobar que el medicamento que van a entregar al paciente es genuino. Cabe recordar que Viagra es un medicamento que necesita prescripción médica y que está indicado para tratar la impotencia. Se trata de una de las medicinas más falsificadas en Estados Unidos, según Pfizer. El alto coste de las pastillas ha conllevado un aumento de canales de venta ilegales, la mayoría de ellos on-line. Las botellas de Viagra seguirán teniendo, no obstante, el código de barras tradicional. Sin embargo, las etiquetas RFID son más difíciles y costosas de duplicar, por lo que, según Pfizer, se añade más seguridad en la comercialización de este medicamento. Con el fin de que las farmacias puedan sacar partido de esta nueva capa de seguridad, estos establecimientos necesitarán invertir en lectores RFID, encargados de recoger la transmisión por radio que emiten los chips de radiofrecuencia. Estos lectores son los encargados de comunicarse con los servidores de Pfizer para verificar el código del producto. Ya en el año 2004, la Agencia de Alimentación y del Medicamento (FDA) de Estados Unidos empezó a promover el uso de la tecnología RFID con el fin de reducir el número de falsificaciones, por lo que también editó una guía para utilizar esta tecnología en toda la cadena de suministro. A finales de aquel mismo año, Pfizer anunció sus planes para un programa que contemplaba la instalación de chips de radiofrecuencia en su medicamento Viagra. La farmacéutica asegura que ha invertido varios millones de dólares en este proyecto. Sin embargo, la aplicación aún no es capaz de hacer un seguimiento de las pastillas durante toda la cadena de distribución, puesto que esta característica conllevaría una inversión adicional. Sin embargo, Pfizer no descarta acometerla en el futuro. Como siempre, toda noticia relativa a RFID ha levantado suspicacias entre algunos grupos que defienden la intimidad de las personas, ya que temen que estos chips permitan hacer un seguimiento de los hábitos y costumbres de los pacientes. Sin embargo, Pfizer considera altamente improbable que los chips de radiofrecuencia lleguen siquiera al hogar de los consumidores de Viagra, puestos que se suministran a los pacientes menos pastillas que las que contiene una botella de estas píldoras.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios