Mercado en cifras | Artículos | 01 DIC 2008

Forrester insta a invertir en sistemas de recuperación ante desastres

Las interrupciones no naturales y los incidentes se citan como principales causas
Hilda Gómez.
Más de una cuarta parte de las compañías a nivel global ha tenido que hacer frente a un desastre en los últimos cinco años. Ésta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado Forrester Research a partir de un estudio realizado, según el cual, los responsables de TI tienen que mejorar y convencer a los directivos de las empresas de la necesidad de invertir en sistemas de recuperación ante desastres. Según Stephanie Balarous, analista de Forrester, “los responsables de tecnología de las empresas deben hacer todo lo posible para mostrar a los altos ejecutivos la necesidad de invertir para proteger sus sistemas de TI de posibles fallos”.
El estudio llevado a cabo por Forrester entre 250 profesionales de TI a nivel mundial, ha puesto de manifiesto que, durante los últimos cinco años, el 27 por ciento de las compañías se vieron forzadas a declarar al menos un desastre, que la investigadora define como un evento que requiere la activación de un plan de recuperación ante desastres. “Los responsables de TI saben que sus sistemas son vulnerables y no pueden utilizar modelos basados en el ROI (recuperación de la inversión) y el TCO (coste total de la propiedad)”, asegura Balarous, que también apunta que las empresas consideran la inversión en recuperación ante desastres como una actualización que aumenta consistentemente la inversión existente en infraestructuras y aplicaciones, más que en un evento que puede retrasarse.
Para la consultora, un error muy extendido entre las empresas es que tienen “un falso sentido de seguridad”, al considerar su riesgo personal ante un desastre basado sobre geografía y ante la probabilidad de una catástrofe en forma de huracanes, inundaciones o terremotos. Los encuestados en el estudio de Forrester culpan de la mayoría de desastres a interrupciones no naturales y a incidentes. Por ejemplo, el 42 por ciento respondió que las caídas energéticas fueron la causa más común de desastres declarados y de caídas del servicio, mientras que el 32 por ciento culpa a los errores del hardware y el 21 por ciento a las caídas de la red.
Forrester recomienda a los responsables de TI que se sienten con los directores de los departamentos para elaborar una hoja de ruta sobre cómo actuar frente a un apagón que puede afectar a las operaciones con los clientes y a los ingresos. A partir de ese punto, una vez se dispone de un mapa de actuación, los responsables pueden crear informes de negocio cuantificando los riesgos y qué herramientas son necesarias para mitigar estos riesgos.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios