Mercado en cifras | Artículos | 01 FEB 2007

Forrester, Gartner e IDC analizan la evolución del gasto de las empresas en tecnología. Se ralentiza la inversión en TI

Silvia Hernández.
El gasto en Tecnologías de la Información crecerá menos en 2007 de lo que lo hizo en el pasado 2006. Ése es un punto en el que coinciden Forrester, Gartner e IDC en sus análisis acerca de cómo evolucionara dicha inversión en los próximos tiempos. Así, si bien las cifras difieren de una a otra consultora, todas ellas señalan esta reducción del crecimiento y apuntan a la ralentización de la economía norteamericana como una posible explicación.

Después de dos años consecutivos presentando crecimientos del 8 por ciento, el gasto mundial en productos y servicios de Tecnologías de la Información se ralentizará hasta alcanzar un incremento del 5 por ciento en 2007. Ésta es la conclusión alcanzada por Forrester, consultora que también señala la cifra de 1,55 billones de dólares en ventas como el número final de gasto en TI con que finalizará este año.
“Los fabricantes de TI tienen que ser precavidos; 2007 será un año de grandes retos”, comentaba Andrew Bartels, vicepresidente de Forrester Research. “Las ventas en Estados Unidos serán difíciles mientras que los directivos estén reduciendo o retrasando las compras de TI. La variable más importante que impactará en el futuro gasto mundial de tecnología es el estado de la economía de Estados Unidos”. En este sentido, las previsiones de Forrester con respecto a dicho país apuntan a un crecimiento del cinco por ciento, tanto en el caso de compra de TI como de gasto en TI, datos que esta consultora separa. Así, incluye en el apartado de “compra” la adquisición de productos como ordenadores o software y de servicios como integración de sistemas o outsourcing. Por otra parte, el concepto de “gasto en TI” engloba aspectos como el valor depreciado del capital en compras de productos de TI, compras de servicios de TI o costes de plantilla técnica.
Así, si atendemos a los datos proporcionados por esta consultora, las compras mundiales de TI crecerán un 5 por ciento hasta la mencionada cifra de 1,55 billones de dólares, mientras que el gasto en TI se incrementará un 6 por ciento, alcanzando un total de 2,02 billones de dólares a finales de 2007. Forrester también ha desglosado en su informe los gastos dentro de cada una de estas dos categorías. Por lo que se refiere a las compras, el software sigue siendo importante y, como muestra, la inversión en esta partida crecerá un 7 por ciento, aunque no alcanzará el 10 por ciento que se creció en 2006. Por su parte, el equipamiento informático continuará enfrentándose a la ralentización de la demanda, creciendo su inversión apenas un 4 por ciento frente al 6 por ciento de 2006. En lo que respecta a los servicios de TI y el outsourcing, su inversión crecerá un 4 por ciento, la mitad que en 2006. El descenso más acusado será el que viva el segmento de equipamiento de comunicaciones, cuya inversión pasará de haber crecido un 9 por ciento en 2006 a un 3 por ciento en 2007.
Si segmentamos por regiones en lugar de por sectores tecnológicos, América (excepto Estados Unidos) incrementará su inversión en TI en apenas un 3 por ciento debido, en parte, a la ralentización de la economía estadounidense. En cuanto a EMEA, existirá un gran contraste entre el crecimiento del 4 por ciento de la inversión en los países de Europa Occidental y el incremento del 15 por ciento que experimentará el resto de la región, quedando un porcentaje total del 5 por ciento. Por último, Asia Pacífico también sufrirá un impacto negativo debido a la situación de Estados Unidos y, tras presentar en 2006 un incremento en la inversión del 12 por ciento, apenas alcanzará el 4 por ciento en este año.

Hasta 2010
También IDC ha querido analizar el gasto en Tecnologías de la Información, aunque esta consultora lo ha hecho sobre mercados verticales y ha ampliado hasta 2010 su análisis, señalando que en 2006 el gasto en Tecnologías de la Información fue de 1,16 billones de dólares. De acuerdo con los datos proporcionados por IDC, se espera que este cifra crezca a un ratio del 6,3 por ciento anual hasta llegar a 1,48 billones de dólares en 2010.
“Las dinámicas regionales pueden impactar significativamente en los retos de negocio de diferentes industrias”, afirmaba Anne Lu, directora del programa de investigación de IDC de mercados verticales mundiales. “Los fabricantes de TI deberían mirar atentamente a las tendencias regionales y a los retos de negocio de cada mercado objetivo y, posteriormente, segmentar sus clientes en función de estas necesidades. Dichas necesidades basadas en la segmentación deberían ayudar a proporcionar una solución para los suministradores de Tecnologías de la Información y sus clientes. Los clientes conseguirán las soluciones que necesitan, por lo que luego comprarán más, y los suministradores de TI ganarán en términos de incremento de ventas y beneficios”.
Asimismo, esta consultora apunta que el gasto en software que se espera para 2010 será de 327.000 millones de dólares, con un crecimiento anual del 7,7 por ciento. Los principales mercados en este segmento serán fabricación, industrias de servicios y gobiernos, siendo los de mayor crecimiento sanidad, comunicaciones y gobiernos.
Por lo que se refiere al gasto en hardware, se espera que se recupere en el período entre 2006 y 2010, alcanzando los 562.000 millones de dólares en 2010. IDC prevé un incremento en el gasto en servidores de volumen, periféricos, almacenamiento y equipamiento de conectividad. En cuanto al gasto en servicios de TI, alcanzaría los 587.000 millones de dólares en 2010, reflejando un crecimiento anual del 5,8 por ciento desde 2005 a 2010. En este área, las mayores oportunidades de negocio residen en gobierno, banca y fabricación.

Diferencias importantes en las grandes empresas
Por su parte, Gartner ha analizado la inversión en Tecnologías de la Información en las grandes empresas durante 2007. Una inversión que crecerá un 2,8 por ciento y que está por debajo de las previsiones realizadas por la propia consultora durante la primera mitad de 2006, cuando se fijó un 6 por ciento de crecimiento en la inversión para 2007.
“Se han combinado una serie de factores para forzar a las empresas a reducir sus previsiones de gastos de TI desde la primera mitad de 2006”, comentaba Jed Rubin, director de Gartner Consulting. “Si echamos un vistazo a la distribución del gasto en 2006, las empresas invirtieron más para soportar sus principales operaciones de negocio. Esto incluye gasto para mantener complejas infraestructuras y requerimientos de aplicaciones, un incremento en los costes de energía o regulaciones. Este incremento provocó que se consumieran los recursos que, en un principio, se habían destinado en el presupuesto a inversiones más estratégicas. Los directivos de TI planean ahora cómo optimizar sus gastos en estas áreas en los próximos años”.
De acuerdo con el estudio de Gartner, el crecimiento y la transformación son las principales prioridades de las empresas para 2007, pero cualquier nueva inversión necesita estar fundada en una significativa reducción del gasto en la existente dirección del negocio. Para apoyar estas prioridades, las organizaciones de TI necesitarán reducir dichos pres

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios