Mercado en cifras | Noticias | 19 ENE 2012

Europa Occidental lastra las ventas de PC en EMEA en el cuarto trimestre de 2011

No es una sorpresa, pero las ventas en los diferentes países de Europa Occidental fueron un lastre demasiado pesado para permitir a la zona EMEA ofrecer unos ratios de crecimiento mejores en el último trimestre de 2011.
Miguel Ángel Gómez

Como se esperaba, las ventas en la zona EMEA durante el cuarto trimestre de 2011 siguieron contrayéndose debido a la debilidad del consumo y al descenso de la demanda en el segmento profesional, lo que ha provocado una caída de unidades vendidas en el cuarto trimestre del 6,5 por ciento frente al mismo período del mes anterior. Esto, a su vez, ha provocado que el año se haya cerrado con una caída de ventas del 7 por ciento en comparación con 2010, según los datos ofrecidos por la consultora IDC.
“Europa Occidental se mantiene como la zona con mayor impacto en la contracción de las ventas por quinto trimestre consecutivo, un 11,5 por ciento. La sostenida debilidad de la demanda en el segmento de consumo supone un lastre insuperable para la mejora, con una caída de las ventas del 16,1 por ciento, y tampoco ha ayudado la vuelva de las ventas profesionales a los número rojos, dejándose en el camino un 5,2 por ciento, tras haber recuperado la sonrisa en el tercer trimestre del ejercicio”, señalaba Eszter Morvay, directora de investigación de IDC EMEA Personal Computing.
En ambos segmentos, consumo y profesional, se ha dejado sentir la presión de la escalada de la crisis de la deuda en la Zona Euro, que ha provocado una reducción de la capacidad adquisitiva de los consumidores y del presupuesto para TI de las empresas. Concretamente, el segmento PYME continúa con su particular calvario a la hora de acceder al crédito, mientras que el sector público sigue recortando las partidas de inversión en muchos países de la zona, lo que ha impactado muy negativamente en la demanda de ordenadores personales. A frenar la sangría ha contribuido el segmento empresarial, que continúa manteniendo cierto ritmo en las adquisiciones, sobre todo gracias a la renovación de equipos.Europa Occidental lastra las ventas de PC en EMEA en el cuarto trimestre
Por si la situación global no fuera suficiente para afectar a las inversiones en consumo, el gasto de los consumidores en equipos se ha visto repartido entre diferentes tipos de dispositivos, sobre todo tablets, que han continuado con su fuerte demanda, sobre todo en la época navideña. Con ello, la demanda de portátiles en el segmento del consumo ha caído un 15,4 por ciento en el cuarto trimestre, incrementándose esta caída hasta el 48,8 por ciento en el caso de los miniportátiles, mientras que las ventas de los portátiles convencionales han decrecido sólo un 3,1 por ciento.
Según Eszter Morvay, los problemas de demanda de este período han incrementado la cautela de los distribuidores y mayoristas en toda la zona a la hora de manejar sus niveles de stock, unos niveles que se han reducido a un volumen más manejable desde los niveles de hace ahora doce meses.
A la vista de la reducción de la demanda, los problemas de producción de discos duros han tenido un impacto más limitado de lo que se esperaba. En el segmento de consumo, los volúmenes destinados a las ventas prenavideñas fueron embarcados a mediados de noviembre empleando inventario anterior a las inundaciones. Por lo que respecta a las ventas en el segmento profesional, la parte enviada por avión es superior, lo que podría haber tenido un mayor impacto en la disponibilidad, si bien esto se ha visto compensado por la priorización por parte de los fabricantes de la existencia de discos para los modelos de mayores márgenes.
Por su parte, la zona CEMA ha presentado unos datos mejores de lo esperado, un incremento del 1,3 por ciento año a año, pese a la situación de inestabilidad en algunos países de Oriente Medio y África y el resto de complicaciones que se han vivido en Europa o con la producción de discos.
En Europa Central y Oriental, el incremento anual ha sido del 7,4 por ciento, elevándose hasta el 14,4 por ciento, en el caso de los portátiles, en el último trimestre, período en el cual las ventas de sobremesa decrecían un 4,8 por ciento. Destaca la salud de las ventas de portátiles en el segmento de consumo en diferentes países, animadas por el incremento de servicios a través de la Red.

Suerte dispar para los diferentes fabricantes
Por fabricantes, HP continúa de forma consistente al frente del mercado de PC en EMEA, aupado por la expansión vivida por sus cifras en Europa Central y Oriental, donde también se ha situado al frente del ranking. Sin embargo, en Oriente Medio y África, sus ventas se han visto significativamente afectadas por la falta de disponibilidad de discos duros, lo que ha puesto fin a sus cuatro trimestres consecutivos de crecimiento de doble dígito en esa región. En Europa Occidental, el ajuste de los inventarios en el segmento de portátiles de consumo en el tercer trimestre ha provocado que el crecimiento en este cuarto trimestre haya sido saludable, mientras que en el terreno profesional el crecimiento no ha llegado al doble dígito como sí lo había hecho en los cuatro trimestres anteriores.
Acer mantiene su segunda posición en el mercado PC, pese a que ya son cinco los trimestres consecutivos de descenso de doble dígito. La parte positiva es que parece que los niveles de inventario en el canal vuelven a niveles manejables en muchos países europeos, si bien los partners se muestran demasiado cautos a la hora de poner en marcha nuevos pedidos.
Dell, por su parte, vuelve a enviar a Asus a la cuarta posición, después de que ésta se quedara con la medalla de bronce del tercer trimestre. La razón hay que buscarla en el crecimiento en Oriente Medio y África, donde la firma ha ganado numerosos concursos públicos, y en Europa Central y Oriental, donde los crecimientos no amainan. En la zona occidental, en consumo, las noticias han sido muy positivas, mientras que en el segmento comercial sí han conseguido reducir las distancias con HP.
Asus se ha aprovechado de su robusta expansión por Europa Central y Occidental, así como por Oriente Medio y África, mientras que en Europa Occidental la caída en el segmento de los miniportátiles se ha dejado notar demasiado y ha comprimido las ventas de forma considerable.
A quinta plaza del mercado vuelve a recaer en Lenovo, que, como Asus, cuenta con un sólido crecimiento de doble dígito, lo que le permite consolidar su cuota de mercado en Europa. Para ello, el fabricante se está aprovechando de la compra de Medion, sobre todo en el segmento de consumo, además del refuerzo de su posición en el mercado profesional.
En lo que respecta al resto, Toshiba se sitúa en sexta posición por la caída en Europa Central y Oriental y los discretos resultados en Europa Occidental; Samsung reporta su primera caída en ventas en cinco años, afectado por la caída de ventas en los países occidentales de la región, así como por la realidad de los miniportátiles; Apple ha mantenido su saludable ritmo de crecimiento, sobre todo en consumo, algo habitual en la época navideña; Sony vuelve a datos negativos por la contracci&

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios