Mercado en cifras | Noticias | 28 SEP 2011

España no logra subirse al tren de la competitividad TIC

A pesar de que España ha subido un puesto en el Ranking Global de Competitividad IT 2011, este incremento no es suficiente. Por lo menos eso es lo que asegura la BSA quien destaca que nuestro país se sitúa en el puesto 24 de un total de 66. "España no logra subirse al tren de la competitividad en las tecnologías de la información, un factor clave de la economía de un país", señala la BSA.
Bárbara Madariaga

España no logra subirse al tren de la competitividad TIC. Un hecho que, según la BSA, es preocupante, ya que éste es “un factor clave de la economía de un país”. Así, y según el último informe de Competitividad Tecnológica, realizado por Economist Intelligence Unit y BSA, nuestro país se sitúa en el puesto 24 de un total de 66, una posición por encima de la registrada en 2009, aunque sigue por debajo de los resultados de 2007, año en el que España se situó en el puesto 23.

Estados Unidos, Finlandia, Singapur, Suecia y el Reino Unido son los países que según el estudio proporcionan los mejores entornos para la competitividad en tecnologías de la información. Malasia e India han sido las naciones que mayores puestos han escalado. 

Según palabras de Luis Frutos, portavoz del Comité español de BSA, “no hay cambios significativos y eso es preocupante. Seguimos estando fuera de las 20 economías punteras del mundo en competitividad y no hay perspectivas de que nuestra situación mejore a corto plazo, mientras los países líderes se consolidan en su dominio y las economías emergentes están avanzando a pasos agigantados. Necesitamos una reflexión seria y a largo plazo desde el mundo empresarial y político para impulsar nuestra España competitividad TICapuesta por las tecnologías de la información. Es clave para nuestro futuro”.

El leve ascenso que ha experimentado España en lo que a competitividad se refiere se debe, básicamente, a la mejora experimentada en I+D, “criterio donde ha incrementado un 13, 8 por ciento su puntuación escalando 17 posiciones hasta situarse en el puesto 28”. La parte negativa de este hecho es que en el área de I+D España parte “de unos niveles más bajos que otras grandes economías globales y, sobre todo, muy lejos de los países más avanzados”. 

Otros aspectos donde España ha mejorado ligeramente son: el entorno legal y la capacitación de su capital humano. En este sentido, España se encuentra entre los 20 primeros puestos del mundo, concretamente en la posición 18.

El gran obstáculo al que se tiene que enfrentar nuestro país es el entorno global para los negocios, donde España ha descendido cinco posiciones, hasta situarnos en el puesto 22. “Contamos con una base de capital humano muy importante sobre la que podemos construir los fundamentos de mejora de nuestro sector de las tecnologías de la información. Es prioritario que nuestro país aproveche el impulso de las áreas donde mejor estamos posicionados y mejore rápidamente en las que ha retrocedido. El tiempo corre en nuestra contra puesto que si algo muestra el informe de este año es que el entorno global de la competencia es cada vez más favorable a las economías emergentes que están elevando su apuesta por las tecnologías de la información”, añade Luis Frutos.

La BSA advierte de que “a medida que la economía mundial comience su recuperación, será más importante que nunca para los gobiernos adoptar una visión a largo plazo respecto al desarrollo de las tecnologías de la información”.

Noticias relacionadas

-AMETIC: Si la economía española no se basa en las TIC, no saldremos de la crisis

-El sector se une contra los recortes del Gobierno

-La falta de financiación obstaculiza el desarrollo de las TIC en España

-España desciende nueve puestos en el ranking de competitividad mundial



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios