Mercado en cifras | Artículos | 01 MAR 2008

En 2013 el 71 por ciento de los hogares europeos tendrá banda ancha

En España la penetración será del 61 por ciento
Hilda Gómez.
La implantación de la banda ancha a nivel residencial en Europa Occidental alcanzará a 48 millones de hogares en los próximos seis años, lo que significa que el índice medio de penetración pasará del 44 por ciento alcanzado en 2007 al 71 por ciento previsto para 2013. Ésta es la principal conclusión que se extrae de un nuevo estudio elaborado por Forrester Research.
En dicho estudio, Forrester pronostica asimismo la progresiva marginalización de los servicios de marcación, que representarán únicamente un dos por ciento de todas las conexiones on-line que se realicen en ese mismo período. Asimismo, el impacto de tecnologías emergentes, tales como WiMAX y FTTH, se verá reducido al ocho por ciento de todas las conexiones a Internet efectuadas.
“La incorporación de 48 millones de nuevas conexiones de banda ancha podría suponer una buena oportunidad para los proveedores de banda ancha, pero nuestro estudio revela que el principal desafío para los ISP estará en saber mantener la fidelidad de los clientes. En este sentido, estimamos que el ratio de clientes que en 2007 se dio de baja fue de un 20 por ciento en toda Europa Occidental, porcentaje que irá en aumento hasta situarse en un 31 por ciento en 2012”, afirma Pete Nuthall, analista de investigación en Forrester. “Más riesgo supone para los operadores como BT, France Télécom, Deutsche Telekom o KPN, a quienes la normativa obliga a abrir sus redes a la competencia a través del Bucle Local Desagregado (LLU). Los operadores necesitarán replantearse sus estrategias de retención a la luz de la guerra de precios abierta con los ISP alternativos”, concluye Nuthall.
Por países, en 2013 se prevé que los Países Bajos y Dinamarca continuarán dominando el mercado de la banda ancha con una penetración del 85 por ciento, junto con Noruega Finlandia y Suecia. Por su parte, el Reino Unido (con un 82 por ciento), Alemania (con un 72 por ciento) y Francia (con un 69 por ciento) comenzarán a reducir distancias con los líderes europeos, mientras que Italia, España y Portugal seguirán estando a la cola de la banda ancha europea, con una penetración del 58 por ciento, 61 por ciento y 55 por ciento, respectivamente, para finales de 2013. En cualquier caso, estos países mostrarán unos ratios de crecimiento mayores comparados con otros mercados más maduros.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios