Mercado en cifras | Noticias | 16 JUN 2009

El segmento de mini portátiles frena la caída del mercado de PC

El último informe de IDC sobre el mercado mundial de PC revela que, en el primer trimestre del año, las ventas de equipos cayeron un 6,8 por ciento, una cifra que, si bien mejora en 1,4 puntos las previsiones emitidas para dicho período, marca el mayor descenso registrado por la industria desde el año 2001. Aunque el volumen de PC vendidos cayó menos de los esperado gracias a un ligero aumento de ventas a finales del trimestre, el sector comercial y los indicadores macroeconómicos claves se mantienen débiles.
Hilda Gómez

El informe de IDC indica que el crecimiento de los mini portátiles está jugando un rol trascendental en el mercado de PC. Y es que, las ventas de nada menos que 5,7 millones de mini portátiles alcanzadas durante el trimestre han superado todas las expectativas, aunque también han contribuido a que las ventas de PC portátiles tradicionales hayan bajado en torno a 3 millones de unidades con respecto a hace un año. El impacto que ello ha tenido sobre el volumen de ingresos ha sido dramático, dado que los mini portátiles han contribuido con algo más de 2.200 millones de dólares, mientras que el valor de los portátiles tradicionales vendidos en este período ha descendido en más de 8.400 millones de dólares.

La consultora espera que el precio de los mini portátiles aumente a medida que aparezcan modelos más robustos, y que el crecimiento en ventas de estos sistemas se ralentice con el próximo lanzamiento de nuevos dispositivos ligeros y de bajo coste basados en Intel CULV y AMD Congo. En cualquier caso, IDC prevé que el crecimiento de los mini portátiles, hasta llegar a representar el 9,5 por ciento de todas las ventas de PC en 2009, hará que el volumen de facturación este mercado descienda en torno a un 17,7 por ciento, mientras que las ventas caerán cerca de un 3,2 por ciento.

En los mercados maduros el crecimiento se redujo sensiblemente en los últimos dos trimestres, pero se espera que se estabilice y mejore en el futuro. Los Estados Unidos y Europa occidental superaron las previsiones debido a que la demanda de los consumidores se vio impulsada por una fuerte disminución de los precios medios de venta, favorecidos por el crecimiento en el segmento de mini portátiles. Concretamente, en Europa occidental se produjo un impacto limitado en el trimestre anterior, pero vio como su crecimiento desapareció en el primer trimestre del año. Es probable que en el segundo trimestre este mercado se contraiga aún más en la región antes de estabilizarse, de modo que para el año 2009 se espera un crecimiento ligeramente por debajo de cero. Con todo no se prevén crecimientos de dos dígitos hasta 2011.

“A pesar de un lento primer trimestre, los controles de la cadena de suministro de la industria sugieren que lo peor ha terminado, por lo que estamos empezando a ser más optimistas sobre el volumen de crecimiento al final del año y especialmente en 2010”, afirma Bob O’Donnell, vicepresidente de IDC. “La introducción de nuevos productos este otoño, incluidos nuevos portátiles de consumo de bajo coste, delgados y ligeros, basados en chips de bajo consumo Intel Atom, y, por supuesto, equipados con Windows 7, debería proporcionar una chispa que ayude a impulsar el mercado hacia un crecimiento positivo en los próximos 12 meses”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios