Mercado en cifras | Artículos | 01 JUN 2002

El mercado europeo de las tarjetas inteligentes, "tocado" por la caída de los móviles. IDC prevé que a partir de 2005 se producirá un gran crecimiento a escala mundial

Mª Luisa Melo.
Un reciente estudio publicado por IDC pone de manifiesto que el mercado europeo de tarjetas inteligentes se ha visto afectado por la caída del mercado de la movilidad. En 2001, la comercialización de tarjetas inteligentes con microprocesadores creció menos de un 5 por ciento, tan sólo 316 millones de unidades vendidas. No obstante, el informe destaca que el sector de la movilidad continuará siendo clave y se espera que vuelva a experimentar un crecimiento positivo a lo largo de este año 2002.
Tal y como refleja el informe de IDC “Mercado europeo de tarjetas inteligentes, 2000-2006”, en aquellos segmentos de mercado en los que se espera un mayor y más rápido crecimiento de este tipo de tarjetas es en sectores como el de acceso a redes corporativas. No obstante, y a pesar de este declive, el índice de las cuotas que ostenta Europa Occidental seguirá siendo de un 26 por ciento del total del mercado mundial de microprocesadores para tarjetas inteligentes en 2006. En este sentido, Europa mantendrá un mayor porcentaje gracias a los desarrollos de microprocesadores para tarjetas inteligentes en aplicaciones clave, con casi una penetración total en los índices de telefonía móvil y la proliferación de los mismos a nivel mundial.
Por otra parte, la región de Asia Pacífico se convertirá en el área más dinámica como consecuencia del tamaño del mercado que representa y por la alta cuota de crecimiento de aplicaciones como las comunicaciones móviles. Norteamérica, a pesar de haberse centrado al principio en aplicaciones de bajo volumen como acceso a redes corporativas, ostentará también un puesto a pesar de que tarjetas como Blue Card o Visa en Estados Unidos siguen acaparando un público importante. No obstante, IDC espera a nivel global que se produzca un gran crecimiento a partir de 2005, cuando los consumidores estén más acostumbrados a los microprocesadores para tarjetas inteligentes.

Motivos a tener en cuenta
Dado que el mercado europeo de las tarjetas inteligentes se ha visto afectado por la caída en las ventas de teléfonos móviles en 2001, la consultora considera varias causas como factores que han provocado la rápida erosión de dicho mercado. Entre otras, IDC apunta el lento crecimiento de suscriptores móviles con base instalada en países de Europa Occidental, el descenso en redes adicionales de suscriptores móviles, primer síntoma de un descenso en el número de ventas de dispositivos de mano, así como la caída en las cuotas de sustitución de teléfonos móviles.
No obstante, IDC abre un halo de esperanza con la previsión de una vuelta al crecimiento de la distribución de las tarjetas inteligentes en el segmento móvil a lo largo de 2002 con una aceleración de las redes en 2003.
Esta vuelta a un crecimiento dinámico será realidad gracias a dos factores principales: la migración hacia los servicios de segunda y tercera generación, y una mayor innovación en los dispositivos de mano.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios