Mercado en cifras | Artículos | 01 JUN 2002

El mercado doméstico suaviza el descenso en las ventas de PC en España

El retraso en la fusión HP/Compaq pasa factura en el mercado nacional de PC
Mª Luisa Melo.
Según los datos dados a conocer por IDC, el mercado español decreció en el primer trimestre del año un 8,1 por ciento en comparación con el mismo período del año anterior. El mercado doméstico, especialmente en el segmento de portátiles, ha suavizado el frenazo en la demanda corporativa y de las PYMES.

La consultora IDC acaba de anunciar que en el primer trimestre de 2002 se han vendido 380.000 unidades repartidas entre PC, portátiles y servidores Intel, lo que supone un decrecimiento del 8,1 por ciento en comparación con los datos registrados un año antes. Un dato negativo que podría haber sido aún peor de no ser por la fuerte demanda registrada en el mercado de consumo, especialmente en el segmento de los portátiles. Pese a todo, Ángela Salmerón, analista de la firma, ha asegurado que, tras iniciarse los primeros síntomas de la recuperación económica mundial, durante 2003 “el mercado español volverá a mostrar índices de crecimientos de dos dígitos, típicos de un mercado de gran potencial de crecimiento como es España dentro de Europa”.
La consultora Gartner también ha presentado los datos relativos al primer trimestre del año, que reflejan importantes variaciones en el ranking de fabricantes, especialmente en sobremesa y portátiles, con un descenso en las ventas de más del 30 por ciento con respecto al trimestre anterior. En cifras generales, el ranking deja un panorama inusual, con 351.154 unidades vendidas entre sobremesa (235.520), portátiles (104.875) y servidores (10.759), donde sólo este último segmento mantiene a su anterior líder.

La debacle del mercado corporativo
Afectado por la situación económica mundial, el mercado corporativo ha vivido uno de sus peores trimestres. De hecho, incluso las PYMES han demandado menos equipos de lo que estaba previsto. “A pesar de las diferentes iniciativas del gobierno y de los fabricantes, lo cierto es que las pequeñas y medianas empresas se siguen mostrando cautas en inversión y sólo adquieren aquello que creen necesario”, asegura Salmerón.
De esta forma, sólo el sector de los servidores ha registrado crecimientos positivos (1,4 por ciento). Mientras, las empresas han comprado un 20,9 por ciento menos de PC de sobremesa que en el primer trimestre de 2001 y un 15,79 por ciento menos de portátiles. En este último dato cabe señalar, según Ángela Salmerón, que los fabricantes quieren seguir manteniendo unos precios “atractivos”.
Estos datos reflejan, según IDC, que la mayoría de los fabricantes se han visto afectados por esta débil demanda corporativa, aunque es importante señalar que los proyectos no se han cancelado, sino que se han “pospuesto”. Además, Ángela Salmerón ha afirmado que las PYMES seguirán siendo el principal enfoque de la mayor parte de los fabricantes durante éste y el próximo año, por lo que estos jugadores también “desarrollarán iniciativas para el canal que se orienta a estas empresas, para ganar posiciones en este mercado”.

Un saludable mercado doméstico
La otra cara de la moneda, la positiva, hay que buscarla en el mercado de consumo. Su especial interés en los portátiles, derivado de una cada vez mayor competencia en precios, ha suavizado la caída del mercado español del PC. Así, mientras en sobremesa se ha constatado un incremento del 1,2 por ciento, la demanda en portátiles se ha disparado al 88,8 por ciento.
Estos porcentajes traen consigo cambios y tendencias interesantes de analizar. En primer lugar, destacan las políticas de precio agresivas que se están implementando por parte de los fabricantes, con el fin de “estimular la demanda y aumentar los volúmenes”.
En segundo lugar, los crecimientos que está constatando el negocio de los portátiles en el mercado de consumo llevan a la primera plana al canal retail, que adquiere cada vez más “importancia” en la comercialización de los mismos. “El descenso en los precios ha atraído a primeros usuarios”, señalaba la analista de IDC, añadiendo que sigue existiendo “una gran oportunidad de crecimiento, especialmente en la gama de entrada y en pequeñas y medianas empresas”. En este último terreno, Salmerón destacaba a los Presario de Compaq, a la nueva HP y a Toshiba como los principales beneficiarios de esta tendencia, sin olvidar la cada vez mayor presencia de las marcas locales. “Son grandes jugadores en el mercado español y también tienen grandes oportunidades, por lo que se ha abierto una nueva guerra”, sentenciaba. Fiel reflejo de todo ello es que Airis se encuentra ya entre los cinco primeros puestos del mercado español.

Posición de cada fabricante
En lo que al ranking de fabricantes se refiere, IDC constata, al igual que Profit Gartner, que Dell se ha alzado con la primera posición en el mercado español. En segundo lugar se queda HP, “quien ha sufrido mucho la competencia de Dell y Fujitsu Siemens”, en palabras de Salmerón, y que ha quedado relegado a la segunda posición debido a la débil demanda corporativa. En tercer lugar se sitúa Compaq, quien sigue cosechando importantes éxitos en el mercado de las PYMES y con sus portátiles Presario. Fujitsu Siemens se alza a la cuarta posición tras ser uno de los pocos fabricantes que ha visto incrementar las ventas de sus equipos, especialmente en el mercado doméstico, donde es líder, según IDC, en venta de sobremesa. En quinto lugar, tal y como hemos señalado antes, se encuentra Airis gracias al éxito de sus portátiles.
Mención especial requiere IBM, a quien IDC sitúa, pese a sufrir por la escasa demanda corporativa, en muy buena posición en el mercado de las PYMES “gracias a su excelente programa Topseller”.
Dos fabricantes locales, Jump y Data Logic, se sitúan en séptimo y octavo lugar del ranking, debido, sobre todo, a los crecimientos que han experimentado en el mercado de consumo. Cierran el listado Acer, que se ha visto afectado, según IDC, por la interrupción en el suministro de componentes, y Toshiba, quien, pese a tener que hacer frente a la feroz competencia de las marcas locales, sigue manteniendo el liderazgo en el sector de los portátiles comerciales.

Presión en 2002, recuperación en 2003
Eso sí, IDC advierte de que “en la medida en que el mercado siga estando contraído durante los dos próximos trimestres, la competencia entre las marcas seguirá en aumento”.
Asimismo, Ángela Salmerón también asegura que las marcas locales “pondrán en peligro la presencia de los OEM internacionales, especialmente en el segmento de los portátiles”. Por todo ello, la previsión de IDC es que el mercado español acabe 2002 con un crecimiento del 0,4 por ciento, frente al decrecimiento del 0,3 por ciento registrado el pasado año.
Eso sí, cabe señalar, por último, que en 2003 no sólo se observará una recuperación considerable de la demanda, sino que además los índices de crecimiento del mercado español volverán a ser de dos dígitos.

Baile de puestos entre fabricantes de portátiles
Si observamos las cifras dadas por la consultora Profit Gartner, podemos apreciar que no distan en exceso de los resultados de IDC. En el mercado de sobremesa, con 107.402 unidades menos que en el trimestre anterior,

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios