Mercado en cifras | Artículos | 01 MAY 1996

El mercado del cable facturará 2.000 millones de dólares en 1999

Según indica Frost & Sullivan

La actualización de los sistemas de cable para servicios de telefonía, vídeo bajo demanda y servicios interactivos, servirán de impulso para las ventas de servicios, telefonía y hardware asociados con la televisión por cable. Según las previsiones de la consultora norteamericana Frost & Sullivan, estas se incrementarán en Estados Unidos desde los 1.780 millones de dólares de 1994 hasta los 2.360 previstos para 1999, lo que supone un incremento porcentual anual del 6 por ciento.

Si nos referimos al área de los servicios, que durante el año 1994 supuso un 10 por ciento de la facturación, se incrementará hasta el 25 por ciento a finales de la década presente. En el mismo se incluye tanto la ingeniería, como la construcción y la gestión de la red.

En cuanto a las líneas de transmisión y distribución, aumentarán su cuota del 15 al 24 por ciento, frente a los accesorios de línea, que reducirán su presencia desde el 53 por ciento actual al 34 por ciento a finales de siglo. Entre este tipo de accesorios se incluyen, según la consultora Frost & Sullivan, los convertidores, amplificadores, conectores y accesorios de usuario final.

El equipamiento de estudio y de gama alta supuso un 19 por ciento del mercado de tecnologías de cable durante el año 1994, mientras que los de seguridad se hicieron con el tres por ciento en similar período.

Otra de las conclusiones del estudio de Frost & Sullivan se refiere a la necesidad por parte de las compañías del sector del cable de diversificar sus ofertas de servicios para conseguir sobrevivir en un mercado que tiende cada vez más a la convergencia de las comunicaciones.

Otros proveedores, principalmente las compañías telefónicas, aunque también los operadores de cable inalámbricos, están intentando mantener su base de clientes, mientras que los gobiernos limitan sus gastos en concepto de servicios básicos.

Asimismo, la nueva competencia obligará a los operadores a invertir en la construcción de programas.

Por tecnologías, los sistemas de cable están evolucionando hacia la señalización digital, aunque las previsiones apuntan a que la analógica permanecerá presente de forma dominante durante los próximos años.

Asimismo, el desarrollo de la tecnología de compresión de las señales digitales incrementará el ancho de banda disponible y permitirán que el vídeo bajo demanda se desarrolle rápidamente.

Por último, la instalación de los nuevos cables de fibra óptica contribuirá también a este desarrollo, pese a que los cableados coaxiales permanecerán dominando el mercado durante varios años. La evolución de aquellos resulta complicada de prever, aunque la creación de un mercado masivo permitirá rebajar el coste de las infraestructuras.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios