Mercado en cifras | Noticias | 22 ABR 2013

El mercado de PC se contrajo un 22 por ciento en Europa Occidental

Tags: Hardware
Tablets y smartphones volvieron a canibalizar gran parte de las ventas de PC en el segmento de consumo, mientras que el corporativo se vio lastrado por la caída de las renovaciones. Muchos de los equipos de consumo vendidos fueron Windows 8, mientras que su penetración en el sector empresarial va lenta, señala IDC.
PC formación
Hilda Gómez

Como estaba previsto, las ventas de PC en la región EMEA experimentaron una nueva caída, a medida que los consumidores optaron por invertir la mayoría de su presupuesto en otros dispositivos, mientras que el segmento corporativo ha seguido manteniéndose bajo una fuerte presión. Todo ello unido ha hecho que en el primer trimestre del año se suministrasen 21,8 millones de PC, un 20,2 por ciento menos que el año anterior. En total se vendieron 13,6 millones de portátiles y 8,3 millones de PC de sobremesa, lo que representa un descenso anual del 20,6 y del 19,6 por ciento, respectivamente.

"Mientras que el mercado de PC sigue sufriendo por la transición a otros dispositivos, la expansión del mercado por la disponibilidad de una mayor gama de productos y un mayor número de dispositivos por persona sigue favoreciendo un aumento del gasto en dispositivos cliente, que creció un 15 por ciento en 2012 y siguió creciendo dos dígitos en el primer trimestre", apunta Chrystelle Labesque, directora de investigación de Computación Personal de IDC EMEA.

En Europa Occidental la contracción del mercado de PC fue aún mayor, con un descenso global del 22,5 por ciento. Casi todos los países de la zona euro mostraron una disminución de dos dígitos, en especial los países del sur de Europa, fuertemente afectados por la debilidad en los mercados de consumo. Los tablets y smartphones siguieron captando la atención del cliente y el gasto, mientras que, en el espacio corporativo, la desaceleración de las renovaciones y la falta de inversión en TI afectó a las ventas. El sector público y el educativo también se mantuvieron bajo presión en la mayoría de los países, debido al anuncio de nuevos recortes y medidas de austeridad, lo que afectó negativamente a la demanda de PC.

"Los resultados estuvieron a la altura de las expectativas en el segmento de consumo, en el que la débil  demanda se mantuvo en medio de una continua transición hacia los tablets", explica Maciej Górnicki, analista de investigación senior de Computación Personal en IDC EMEA. "Las ventas en el segmento corporativo han seguido muy limitadas como se predijo, debido a la elevada presión presupuestaria y a la desaceleración renovaciones corporativas, después de dos años de migraciones a Windows 7”.

Windows 8 insufló algo de dinamismo durante el primer trimestre, a pesar de que aún no ha impulsado el esperado aumento en las ventas de PC. La mayoría de los dispositivos vendidos en el mercado de consumo fueron Windows 8, mientras que su penetración en el mercado empresarial y PYME es lenta, ya que la mayoría de las empresas ya habían dado el salto a Windows 7. Al mismo tiempo, los portátiles Chromebook ya comienzan a aparecer en Europa, aunque su nivel de ventas se mantuvo moderado en el primer trimestre.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios