Mercado en cifras | Artículos | 01 MAR 2002

El mercado de PC de consumo no se ve afectado por los pasados acontecimientos mundiales. Mientras el mercado de ordenadores ha alcanzado un cierto grado de madurez, el de los dispositivos de mano inteligentes aún se encuentra en pañales

Mª Luisa Melo.
Los últimos atentados terroristas y las consiguientes acciones militares puestas en marcha no han tenido un efecto especialmente importante sobre las intenciones de gasto de los consumidores. En la zona de Europa Occidental, los usuarios no se han dejado influir y han seguido adquiriendo ordenadores y dispositivos de mano, según destaca un informe de IDC sobre las tendencias de consumo en hardware de los consumidores.
El estudio elaborado durante las semanas posteriores al 11 de septiembre, revela que muchos usuarios estaban conformes en aceptar las restricciones gubernamentales en el acceso a Internet con el fin de incrementar la seguridad en la Red. Alrededor del 55 por ciento de los encuestados aprobaron la toma de medidas para asegurar la privacidad on-line ante posible ataques terroristas. Los usuarios italianos e ingleses son lo que se mostraron más conformes a la hora de aprobar dichas medidas.
El estudio también subraya el grado de madurez alcanzado por los consumidores del mercado de ordenadores, lo cual puede interpretarse como un mercado renovado. El 60 por ciento de los propietarios de ordenadores encuestados no tiene intención de adquirir una nueva máquina a lo largo de este año, mientras que alrededor del 43 por ciento no piensan hacerlo hasta el próximo año 2004. Sin embargo, esto no significa que no exista dinero para consumir, de hecho, la mayoría de los usuarios que ya cuentan con un ordenador tienen cuatro veces más posibilidades de adquirir una nueva impresora que un nuevo ordenador a lo largo de este año. Por lo tanto, IDC considera que los proveedores de ordenadores deberían concentrar sus mensajes de marketing en el reemplazo de máquinas por parte de aquellos usuarios que ya son propietarios más que en la búsqueda de nuevos, como han hecho hasta el momento.
El estudio también refleja que, si bien el mercado de ordenadores ha alcanzado un grado considerable de madurez, el de los dispositivos de mano inteligentes aún se encuentra en pañales. La mayoría de estos productos han sido adquiridos por empresas más que por particulares y su uso se ha basado en la gestión de información personal de los empleados. “Este estudio confirma que las actuales condiciones del mercado: creciente madurez, cuotas renovadas y diseño de producto”, ha destacado Chris Ingle, consultor senior del Grupo de Sistemas de IDC, “son más importantes que los pasados acontecimientos mundiales”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios