Mercado en cifras | Artículos | 29 OCT 2012

El comercio electrónico continúa creciendo en España

Computerworld

Ni la situación de crisis económica y frenazo en la capacidad de gasto de los españoles ha logrado parar el crecimiento del comercio electrónico en España a lo largo del pasado año. Un ejercicio especialmente positivo, más teniendo en cuenta el contexto general, al lograrse superar los 10.917 millones de euros en volumen total del sector, un 19,8% superior a 2010, y que es además el “mayor aumento anual registrado en los últimos años”.

Así lo destacaron el director general de Red.es, Borja Adsuara junto a la presidenta de ADigital, Elena Gómez del Pozuelo, y el director del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), Pedro Martín Jurado, durante la presentación del “Estudio sobre Comercio Electrónico B2C 2011” del cual se extraen estas cifras.

Eso sí, la crisis si se nota a la hora de analizar las causas de este crecimiento del ecommerce en nuestro país. Y es que los españoles no han gastado más dinero en compras por Internet sino que simplemente ha aumentado el número de internautas compradores, que ha pasado de 11 millones en 2010 a 13,2 millones en 2011, con un incremento del 20,2%. Por el contrario, el gasto medio por internauta desciende, pasando de los 831 euros en 2010 hasta los 828 euros en 2011 más preocupante si cabe en tanto que también disminuye la frecuencia de compra, pasando de usuarios que hacían una adquisición al mes del 16,7% en 2010 al 13,3% actual.

La tranquilidad del hogar sigue siendo el lugar preferido para hacer compras por Internet (90,7%), frente a la empresa (16,9%). Las ventas a través de portales de comercio móvil por el momento sólo son usadas por el 9% de los compradores, aunque el 20% de ellos realiza más de la mitad (60%) de sus adquisiciones en movilidad. 

COMPARATIVA: Últimos datos sobre comercio electrónico de la CMT

El precio (65,2%), la comodidad (58,6) y el ahorro de tiempo (39,3%), siguen siendo las principales motivaciones para realizar compras online. Cabe destacar, la aparición de las redes sociales como un elemento que ejerce una importante influencia en el marco del B2C.

En el lado de las barreras a la hora de dar el paso y comprar online destacan la reticencia a la hora de facilitar datos financieros (54,4%), la incertidumbre en el uso de sus datos personales (53,1%) y la desconfianza en relación a que el producto no cumpla las expectativas (53,2%).

¿Quién compra online?

Normalmente asociado a personas de mediana edad y jóvenes, de clase media-alta y urbanos, el ecommerce parece que se está democratizando y extendiendo también a usuarios de edades adultas y con menos conocimientos de las nuevas tecnologías. 

Así, en 2011 se observa un uso más intensivo en edades más jóvenes por un lado, pero también, más adultas, en poblaciones pequeñas y entre individuos de clase social baja y media baja.

En cuanto a los productos que lideran el negocio online, siguen destacando los relacionados con el turismo (billetes de transporte y reservas de alojamiento). En concreto, los billetes de avión (49,5%), las reservas de alojamiento (39,0%) y las entradas para espectáculos (30,4%). Pero no cabe despreciar las nuevas formas de comercio electrónico y que cada vez van más hacia modelos de cupones/descuento, las de subastas online y las de venta privada.

Asimismo, el 43,7% de los internautas compradores tienen en cuenta que la tienda esté adherida a un sello de calidad o código de confianza, eliminando de este modo la desconfianza a la hora de realizar transacciones online como uno de los principales frenos del comercio electrónico. Por otro lado, solo el 7,7% de compradores online declara haber tenido algún tipo de problema relacionado con las compras por Internet. Entre ellos aparece, en primer lugar, la no recepción del producto, seguido por una recepción en mal estado del mismo.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios