Mercado en cifras | Artículos | 01 JUL 2002

El 35,6 por ciento de las empresas españolas practican B2B, según AECE

Yolanda Sánchez.
Como cada año por estas fechas, AECE (Asociación Española de Comercio Electrónico) ha echado cuentas sobre la evolución que ha tenido el comercio electrónico en España en este último año.
Para la elaboración de este estudio, el universo contemplado han sido las empresas de 200 o más empleados. De todas ellas, el 35,6 por ciento reconocen estar utilizando el comercio electrónico B2B en alguna de sus áreas de negocio. Por su parte, el 64 por ciento restante, que reconocen no hacer uso del comercio electrónico, aseguran que no lo necesitan o afirman que no lo han solicitado ni clientes, ni proveedores.
De las empresas que sí se han confesado interesadas en el comercio electrónico, el 69,4 por ciento lo harán de cara a los clientes, mientras el 56,5 están interesados en enfocarlo a su relación con proveedores. Asimismo, el 50,8 por ciento de las empresas seguirán invirtiendo en 2002 y 2003 en la extensión del B2B hacia más proveedores y clientes y lo harán extendiendo la solución actual o mediante un portal B2B propio, principalmente.
En líneas generales, y según la propia compañía, las expectativas de las empresas que se incorporarán a la práctica del B2B se corresponden con las oportunidades percibidas por las compañías que ya están realizando B2B, destacando la reducción de costes y la mejora del nivel de servicio.
Según lo que se desprende de este informe, la diferencia establecida entre las prácticas de B2B y B2C se basan, principalmente, en que la primera no se complementará con ningún otro canal, mientras la segunda será una alternativa entre varios canales. “Las empresas acabarán llevando todas estas prácticas al e-business y sustituirán los canales que han venido utilizando hasta la fecha”, aseguró Fernando Pardo, presidente de AECE España. La razón es que a través de esta nueva vía se simplificarán los procesos y se reducirán los costes para cualquier empresa en su relación con otras compañías, proveedores y clientes. A pesar de que este tipo de prácticas siguen evolucionando positivamente, los datos parecen apuntar a que el verdadero despegue sigue siendo una cuestión de futuro.
Con este estudio, AECE pretende dar respuesta a las conclusiones del realizado en el año 2001 y que, básicamente, apuntan que la práctica del B2B se está extendiendo entre las grandes empresas y la propia falta de información e identificación de las oportunidades y beneficios que las grandes empresas obtienen.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios