Mercado en cifras | Artículos | 01 JUN 2011

Cara y cruz para el comercio en España

El electrónico crece mientras que el presencial no despega
Bárbara Madariaga.
Cara y cruz para el comercio en España. La parte positiva se la lleva el comercio electrónico, que está viendo cómo sus cuentas engordan. Es más, según los últimos datos de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), el e-commerce establece un nuevo récord de facturación. La parte negativa se la lleva el comercio físico, que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, con la caída de marzo, encadena siete meses consecutivos de descensos.

El comercio en España está de enhorabuena, si hablamos del electrónico, y de capa caída, si nos referimos a las tiendas físicas. Por lo menos eso es lo que parece si atendemos a los últimos datos ofrecidos por la CMT y por el INE.

Nuevo récord de facturación
Si comenzamos con el comercio electrónico, la CMT señala que éste ha logrado encadenar seis trimestres consecutivos de récord de ingresos. Es más, durante el tercer trimestre de 2010, logró una facturación de 1.901,4 millones de euros, un 26,5 por ciento más respecto al mismo periodo del año anterior, lo que representa que éste haya sido el sexto trimestre consecutivo de récords en ingresos.
Y éstas no son las únicas buenas noticias para este sector. Las empresas españolas también se superaron en comercio electrónico y generaron 1.062,1 millones de euros (dentro y fuera de España) del total facturado entre julio y septiembre de 2010; los 839,3 millones restantes responden a compras desde España hacia empresas extranjeras.
El número total de operaciones de comercio electrónico también ha batido otro récord: 24,2 millones. Si lo comparamos con los datos de facturación, supone un importe medio de 78,6 euros en cada transacción, un 2,1 por ciento mayor que el trimestre anterior.
Por sectores, las actividades relacionadas con el turismo y los viajes (agencias de viajes y operadores turísticos, transporte aéreo, transporte terrestre de viajeros, hoteles y alojamientos similares) sumaron el 42,3 por ciento del total de la facturación por comercio electrónico e ingresaron 804,3 millones de euros. Superaron su propio récord del segundo trimestre de 2010, cuando acapararon el 38 por ciento de los ingresos, 700 millones de euros.

Por sectores
El resto de sectores que más facturaron fueron el marketing directo (112,2 millones de euros), los juegos de azar y apuestas (106,5 millones) y los espectáculos y eventos deportivos y recreativos (79,9 millones). Volvió a situarse entre los 10 primeros (desde el cuarto trimestre de 2009) la rama de los electrodomésticos, radio, televisión y sonido, que sumó unos ingresos de 38 millones, justo detrás de las prendas de vestir, cuyo sector facturó 40 millones de euros.
El volumen de negocio generado desde el exterior con España alcanzó los 233,01 millones de euros, un 12,3 por ciento de la facturación total por comercio electrónico, y superó así su último récord, del segundo trimestre de 2008, cuando logró 227,5 millones.
La facturación de compras realizadas por ciudadanos españoles dentro de España creció un 27,45 por ciento interanual hasta sumar 829,1 millones de euros. Este tipo de operaciones de comercio electrónico son las que más crecen: el período anterior al que analizamos ya aumentaron un 30,5 por ciento interanual. Las compras de españoles hacia el exterior crecieron un 23,7 por ciento interanual en volumen de negocio.

Cómo va a afectar la Ley
La buena marcha del sector del comercio electrónico se podía ver afectada por la nueva normativa que ha aprobado la Unión Europea. Por lo menos eso es lo que opina los e-tailers, que, agrupados en IMRG, aseguran que las medidas que se van a aprobar tendrán un coste de 10.000 millones de euros al año, además de que aumentarán los precios en el comercio electrónico.

En qué consiste
Pero, ¿en qué consiste la nueva normativa? El objetivo con el que ve la luz es el de reforzar la confianza y la protección de los ciudadanos europeos en el comercio transfronterizo. Una de los puntos aprobados establece un período de catorce días de plazo para devolver los productos comprados por Internet, además de que también refuerza los derechos de los consumidores en caso de retraso o incumplimiento en la entrega, reparaciones y cláusulas contractuales abusivas.
En este sentido, a partir de su entrada en vigor, la responsabilidad en caso de pérdida del producto o deterioro del mismo será asumida por el comerciante, quien también tendrá que proporcionar al consumidor información sobre las características del producto, el precio con impuestos incluidos y cualquier gasto adicional de envío. Con estas medidas, la Unión Europea busca que el consumidor pueda elegir el producto que mejor se adecue a sus necesidades.
Cabe señalar, además, que, gracias a esta directiva, se reducen los trámites administrativos que disuaden a las empresas de cruzar las fronteras nacionales. La normativa, que fue propuesta por la Comisión Europea, abarca todas las ventas, “ya sean a través de Internet, por teléfono, a domicilio o en el establecimiento comercial”, señala el Parlamento Europeo.

Las quejas de los e-tailers
Una vez conocida la Ley, las quejas de los e-tailers se centran en resaltar la poca efectividad que ésta va a tener, además de que, como hemos mencionado con anterioridad, podría tener un coste de 10.000 millones de euros al año, también frenará el posible crecimiento del sector, al incrementarse los precios en el comercio electrónico. Y es que el coste generado de aplicar las medidas supondrá el 4 por ciento del valor de la industria del comercio electrónico europeo en 2012, según estimaciones de IRMG.
“Algunas de estas nuevas medidas aprobadas por la UE son el mayor desastre para la industria del comercio on-line”, destaca James Roper, director general de IMRG, quien advierte de que estas medidas provocarán un incremento de los precios “perjudicando a las PYMES y haciendo que, en algunos casos, éstas tengan que abandonar la actividad on-line”.

El físico cae
Y mientras se debate sobre el comercio electrónico, su futuro y la legislación europea, el comercio físico en nuestro país no pasa por su mejor momento.
Febrero tampoco fue un mes bueno para el comercio minorista, al caer por octavo mes consecutivo. Así, y según el Instituto Nacional de Estadística, las ventas a precios constantes (en las que se elimina el efecto de los precios) han sufrido un descenso del 4,8 por ciento, lo que supone una décima respecto a las registradas en enero.
Por sectores, aunque ninguno ha registrado resultados positivos, han sido el de equipos de hogar, con un 8,1 por ciento de caída, y otros bienes, con un 4,4 por ciento, los que peores resultados han obtenido. Por su parte, el equipo personal ha sufrido un descenso del 0,8 por ciento.
Por tipo de establecimiento, las grandes cadenas son el único modelo de distribución que no ha visto disminuir sus ventas respecto al mismo mes del año anterior. Por su parte las grandes superficies han sufrido una caída del 7,1 por ciento, siendo el mayor descenso este mes.
Y tampoco ha habido buenas noticias para el índice de empleo. Así, éste registró en febrero una tasa anual del -0,5 por ciento. Por modos de distribución, las grandes cadenas han sido las únicas que han registrado una tasa interanual positiva, del 0,8 por ciento.
En cuanto a las comunidades autónomas, sólo Canarias ha registrado una tasa positiva, del 0,3 por ciento. Por el contrario, Andalucía y Aragón han sido las dos comunidades autónomas con peor comportamiento, con caídas del 9,1 y 7,2 por ciento, respectivamente.


EL COMERCIO EN ESPAÑA EN CIFRAS
-------------------------------------------------
COMERCIO ELECTRÓNICO
- Durante el tercer trimestre de 2010, logró una facturación de 1.901,4 millones de euros
- El número total de operaciones de comercio electrónico también ha batido otro récord: 24,2 millones
- Las actividades relacionadas con el turismo y los viajes sumaron el 42,3 por ciento del total de la facturación

COMERCIO FÍSICO
- Las ventas a precios constantes sufrieron en febrero un descenso del 4,8 por ciento
- Las grandes cadenas son el único modelo de distribución que no ha visto disminuir sus ventas
- El empleo registró una tasa anual del -0,5 por ciento

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios