Mercado en cifras | Artículos | 15 NOV 1999

AMD registra pérdidas en su tercer trimestre fiscal, pese a las ventas de Athlon

AMD vuelve a ser noticia, pero esta vez por sus resultados financieros. Como viene siendo habitual, el fabricante vuelve a cosechar pérdidas.
Aunque las fuertes ventas de sus productos de memorias Flash y de las versiones más rápidas de su nuevo procesador Athlon le han ayudado a recabar menos pérdidas de las esperadas por los analistas, AMD parece que no levanta cabeza.
Los resultados de su tercer trimestre fiscal, que finalizó el pasado 26 de septiembre, señalan que los ingresos fueron de 662,2 millones de dólares (cerca de 615,85 millones de euros o 102.468,15 millones de pesetas), lo que supone un 3 por ciento menos que hace un año.
Sin embargo, comparando este dato con el trimestre anterior, los ingresos han aumentado en un 11 por ciento. Mientras, las pérdidas netas para este trimestre ascienden a 105,6 millones de dólares.
Un dato positivo para la compañía es que las ventas de procesadores para PC con Windows se incrementaron en más de un 20 por ciento con respecto al trimestre anterior, vendiéndose un total de 4,5 millones de unidades. Las ventas de memoria Flash se vieron aumentadas en un 28 por ciento, según los datos dados a conocer por William Sanders, presidente y CEO de la compañía. Este directivo afirmó que el terremoto de Taiwan ha supuesto un descenso en las ventas de su procesador Athlon, por lo que puede que, en el futuro, este hecho siga teniendo un impacto negativo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios