Mercado en cifras | Artículos | 01 FEB 2002

2001, el año de la involución en el mercado de ordenadores

Las ventas de ordenadores en la región EMEA se han visto afectadas por la carencia de demanda corporativa
Mª Luisa Melo.
Los malos resultados en las ventas de ordenadores de sobremesa el pasado año protagonizan las cifras de las consultoras IDC y Dataquest. La demanda de las PYMES ha permitido reducir, en cierta medida, el crack de las cifras, si bien la falta de empuje de los inversores ha generado una involución considerable en comparación con los resultados del año pasado.

Según los datos preliminares de IDC, las ventas de ordenadores cayeron en el cuarto trimestre del año pasado un 5,1 por ciento en la región EMEA, siguiendo con la tendencia de descenso del 3,6 por ciento para el pasado año.
Las inversiones corporativas se han visto afectadas por los ajustados presupuestos y por las estrategias de reducción de costes, lo que ha llevado a muchas compañías a posponer hasta este año la renovación de hardware que no consideraban prioritario, con el consiguiente efecto sobre las ventas de ordenadores de sobremesa y de portátiles.
Sin embargo, el mantenimiento de la demanda por parte de la pequeña y mediana empresa, PYME, ha permitido reducir, en cierta medida, el volumen de erosión del mercado. Asimismo, ha repercutido en la renovación puntual por parte de los fabricantes y a una fuerte competencia entre ellos.
Las ventas de ordenadores de sobremesa han seguido tan débiles como se esperaba, con una ligera recuperación desde el lanzamiento del nuevo sistema operativo Windows XP. Sin embargo, la confianza de los consumidores se ha mantenido alta, gracias a la fuerte demanda existente de portátiles y productos digitales multimedia en el canal retail.
“Si bien sólo unos pocos fabricantes se han beneficiado de sus resultados económicos al finalizar el año, el mercado de portátiles para negocios sigue marcando una pauta de lento dinamismo”, ha explicado Andy Brown, director de análisis para mercado móvil de IDC. En este mercado se ha producido un fuerte incremento de la competencia, lo que ha reducido de forma considerable las tendencias oligopolísticas existentes, gracias a la entrada de nuevos fabricantes en el mismo.
Las actitudes de precaución de los empresarios están ralentizando la puesta en marcha de inversiones y, además, según IDC, “esta tendencia continuará prevaleciendo, limitando las perspectivas de un repunte importante en la primera mitad de este año”. En el sector de consumo, el mercado continuará afectado por la carencia de razones de peso para mejorar, así como la inexiste gestión de los fabricantes para reorientar sus mensajes de marketing con el fin de estimular la renovación, ha concluido Karine Paoli, directora del centro de ordenadores personales de EMEA para IDC.
Por fabricantes, los cinco primeros representan algo más del 45 por ciento del total de las ventas efectuadas en la región EMEA. Sin embargo, también cabe destacar que los fabricantes locales europeos están manteniéndose activos en el mercado de ordenadores de sobremesa y están efectuando un claro empuje en el de portátiles. AMD continuó ganado cuota de mercado por encima de Intel, gracias a su enfoque al sector de la PYME y del mercado de consumo final.
Compaq, por su parte, mantiene su claro liderazgo en el mercado de PC en la región EMEA y toma la primera posición en el mercado de portátiles no sólo durante el cuarto trimestre de 2001, sino también en todo el año.
Dell, el segundo fabricante en la región EMEA y primero a nivel mundial, ha experimentado un crecimiento de dos dígitos gracias a su expansión en el mercado de la PYME. Fujitsu-Siemens ha demostrado una saludable recuperación, fruto de sus resultados en los mercados de consumo y de la PYME en Alemania, así como las fuertes ventas de portátiles, que han alcanzado un incremento de dos dígitos. HP también ha experimentado buenos resultados gracias a las robustas ventas conseguidas en el mercado de la PYME y de consumo, lo que le ha permitido ocupar en tercer puesto del ranking en ventas anuales. IBM, finalmente, ocupa el cuarto puesto con una cuota de mercado del 6,5 por ciento al finalizar 2001 y una reducción de sus ventas de algo más de un 14 por ciento en comparación con las cifras anuales de 2000.
A nivel mundial, los datos varían, aunque el denominador común sigue siendo la caída en las ventas de ordenadores. IDC apunta un porcentaje de caída del 6,7 en las ventas mundiales durante el cuarto trimestre de 2001. Dell, una vez más, es el único fabricante que sale indemne de la quema con un ligero incremento en sus ventas, especialmente si lo comparamos con las caídas en bloque de los fabricantes principales del mercado. En el último trimestre del pasado año, la mayor caída en las ventas ha sido la protagonizada por IBM, con una reducción del 22 por ciento, seguido de Compaq con un 19,1 por ciento menos y HP con una caída del 7,8 por ciento, tal y como se puede apreciar en las tablas anexas.

El peor año desde 1985, según Dataquest
La consultora Dataquest por su parte, apunta que la industria de los ordenadores no había sufrido un año tan difícil desde 1985, cuando las ventas mundiales cayeron un 2,3 por ciento. Sin embargo, este año, la reducción ha sido todavía más ostensible, llegando a alcanzar una involución del 4,6 por ciento a nivel mundial, con 128 millones de unidades vendidas en 2001. En Estados Unidos, la caída ha alcanzado un 11 por ciento, con 44 millones de unidades vendidas en comparación con 2000. Las previsiones de los analistas de la consultora no son especialmente halagüeñas para este año. De hecho, destacan que para el primer trimestre las ventas mundiales caerán un 4 por ciento. Sin embargo, al finalizar 2002 se experimentará en dicho mercado un crecimiento del 4 por ciento. Fuentes de la compañía han destacado que, “si bien hay un cierto halo de optimismo en la industria tras el baño de sangre que ha sido 2001, tampoco contamos con ninguna evidencia de una mejora inmediata en el primer trimestre de este año, aunque no parece que el mercado vaya a peor”.
Por fabricantes, las cifras de Dataquest revelan que todos los principales fabricantes de ordenadores han experimentado caídas en sus ventas de dos dígitos a nivel mundial el pasado año, excepto Dell que ha crecido un 18,3 por ciento.

Los índices de precios, a la baja
Según la división de canal de distribución de la consultora IDC, se ha producido una evolución a la baja de carácter progresivo en el índice de precios de los ordenadores de sobremesa, alcanzando su punto más bajo el pasado mes de noviembre. A partir de diciembre, se ha experimentado una línea de crecimiento de los precios, con un claro repunte a finales de año.
En el caso de los portátiles, la tendencia evolutiva es muy similar a la registrada por los ordenadores de sobremesa. Se ha producido una reducción progresiva de los precios fruto del incremento de la competencia entre los fabricantes hasta llegar a su índice más bajo en el mes de noviembre. En el caso los servidores con arquitectura Intel, el índice más bajo de precios se ha dado en el mes de octubre, cerrando una tendencia a la baja que ya se inició a principios del pasado año. A partir del mes de octubre, los precios han comenzado a incrementarse fruto del lanzamiento el pasado mes de noviembre del Pentium 4.


Ventas 4º trimestre 2001 en EMEA
(miles de unidades)
Fabricante 4º Tri. 4º Tri. Creci- Cuota Cuota
2000 20

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios