Entrevista
Centro de datos

"Si el sector del 'data center' no camina de la mano, España puede perder el tren de ser un mercado global"

Ignacio Velilla, presidente de la Asociación Española de Data Centers, traza la estrategia de una patronal que nació, hace poco más de un año, para colocar al país en la cúspide de la interconexión global.

Ignacio Velilla, SpainDC
Play

Audio de la entrevista

 

Mario Moreno/ Imagen: Juan Márquez

 

La Asociación Española de Data Centers, SpainDC, nace en octubre de 2021 con el objetivo de desarrollar el sector a nivel local, darlo a conocer y fomentar la sostenibilidad y el talento. En principio fueron nueve socios fundadores (Data4, DCD, Equinix, Global Switch, Infraestructure Masons, Interxion, Nabiax, Quark y Sales4U), a los que se han sumado unos 90 miembros más, tanto del mercado colocation como otros hiperescalares entre los que destaca AWS. En total, el organismo representa al 95% de la industria, a día de hoy. Su actual presidente, Ignacio Velilla –también alto directivo global de Equinix–, repasa la estrategia de una patronal que, a nivel industrial, prevé un gasto de 17.000 millones de dólares, sumando el directo e indirecto, para el país en el próximo lustro. De este modo, se define como la base de la economía digital. Y pelea, tal y como dice el entrevistado, por colocar a Madrid y a España en la cúspide de la interconexión global.

 

¿Cómo nace la idea de SpainDC y qué necesidades viene a cubrir en el mercado español?

Surge por la necesidad de tener una voz autorizada dentro del sector. Hasta ahora, las empresas trabajábamos un poco de la mano, sobre todo en temas críticos. Colaborábamos, y de ahí nació la idea de construir una patronal en la que aglutinar intereses y trabajar en conjunto, focalizada en formación, sostenibilidad, en el desarrollo del sector y en darlo a conocer. Arrancamos con nueve miembros y hoy ya somos más de 90, con el 95% de la industria representada; no solo proveedores de colocation, sino toda la gente que está dentro de la cadena del valor del centro de datos: diseño, infraestructuras y operación.

 

El organismo se define como la base de la economía digital. ¿Por qué?

El centro de datos es el lugar donde todo sucede. Siempre hacemos el símil con el teléfono móvil; todo lo que pasa en el smartphone también lo hace en un data center. Es el sitio donde todas las redes de telecomunicaciones se conectan, en el que todos los proveedores de contenidos comparten su actividad y en el que la nube tiene su infraestructura de cómputo o de otros servicios. Somos la base sobre lo que crece todo lo demás.

 

¿Cuáles han sido los principales hitos de esta andadura que se inició hace poco más de un año?

Yo creo que el principal ha sido la capacidad de comunicar. Hace un año éramos un sector muy desconocido para el público en general e incluso para varias empresas. Pero hoy en día todo el mundo entiende qué es un centro de datos. Recientemente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, declaraba que el data center es clave en la digitalización de la economía, y mostraba su apoyo. Incluso se ha impulsado la Oficina de Data Centers de la Comunidad de Madrid. Hay que pensar también que hemos hecho mucho en cuestiones de formación, con acuerdos con Fundae y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para lanzar unas becas remotas; para crear talento desde edades más tempranas. El sector tiene unos 115 Megavatios (MW) en España y va a tener cerca de 600 a finales del próximo año. Es decir, va a necesitar 2.000 profesionales más. Este trabajo que hemos hecho, también con DCD Academy, es muy útil. Y, por supuesto, la interlocución con entes privados y públicos nos está aportando mucho valor. Por último, nacemos con una vocación muy clara de sostenibilidad, venimos para aglutinar las TI de muchas compañías y hacer que todo sea mucho más eficiente. Además, tratamos de reinvertir  de forma recurrente en la mejora de estándares para intentar ser un vector de sostenibilidad muy claro para la economía.

 

¿SpainDC se ha posicionado ya como lobby ante las administraciones públicas? ¿Mantenéis reuniones frecuentemente? ¿Cómo es la interlocución con ellas?

Estamos trabajando muy de la mano con la mayoría de ellas. Hay que seguir haciéndolo porque somos un sector que no estaba representado de la misma manera, que no estaba identificado como electrointensivo y que todavía no había sido muy tenido en cuenta en los planes de desarrollo de las redes eléctricas en España, que se hacen cada cinco años. Trabajamos mucho para estar en esos foros de decisión a medio y largo plazo. Tenemos reuniones a diferentes niveles con el sector público y siempre son bastante cordiales.

 

Madrid, además de ser un punto geográfico clave, ¿otorga ventajas legislativas y fiscales para la ubicación de centros de datos?

No tiene nada de especial en ese sentido, aunque es cierto que el mensaje de la asociación ha calado tanto como para que una presidenta regional hable de ello, o que se lleve al Congreso de los Diputados. Esa es nuestra labor. La Comunidad de Madrid está muy abierta a poder desarrollar nuevos proyectos, pero también otras como Cataluña, País Vasco, Galicia o Andalucía. Toda España entiende que una palanca de cambio de la economía es la digitalización.

 

"El centro de datos es el lugar donde todo sucede, la base de la economía digital"

 

La asociación está conformada por empresas competidoras de un mismo mercado, y usted, además de ser el actual presidente, es el director general de Equinix en España. ¿Cómo va a evolucionar la junta directiva en los próximos años? Imagino que su puesto es rotatorio.

Como he dicho antes, somos empresas que competimos pero que también tenemos intereses comunes. Efectivamente, el puesto de presidente va rotando, yo cuento con dos años más. Y la junta directiva tiene actualmente seis vocales, secretaria general y vicepresidente. Aquí debatimos los temas del día a día. También existe una asamblea en la que se da voz a todos los asociados. Recientemente hemos estado trabajando el presupuesto de este año y las actividades para 2023. Eso se ha hecho junto con todos los miembros y los diferentes grupos de trabajo, según los objetivos. Intentamos que todo el mundo se involucre. El asociacionismo es sumar voluntades; todos tenemos nuestro trabajo particular y esto es dar un poquito más de nosotros mismos para un fin común.

 

Hay objetivos comunes, pero, ¿hay mercado para los más de 90 asociados?

Sí. Soy optimista por naturaleza. Todavía estamos viendo la punta del iceberg; España está creciendo muchísimo y tenemos un potencial enorme. Todavía estamos lejos de los FLAP (Frankfurt, Londres, Ámsterdam y París), con lo que nos queda mucho por desarrollar. Hay crecimiento para todos.

 

Y la asociación, ¿hasta qué punto puede llegar a crecer? ¿Podría, en el futuro, llegar a compararse con otras como Ametic o DigitalES?

Nosotros nos queremos centrar mucho en la defensa de nuestro sector. Ya estamos en el 95% del mismo. No queremos convertirnos en una asociación más grande, somos muy específicos y nos dedicamos a fomentar el centro de datos en España.

 

¿Cuántos homólogos tiene SpainDC en todo el mundo?

Ya existían asociaciones en la mayoría de los países más desarrollados en el sector y, recientemente, se acaba de anunciar IDA en Italia; también se ha creado la patronal mexicana… Son gente con la que hemos colaborado mostrando lo que hemos hecho en España. Tenemos que estar representados en los diferentes países, muchas de nuestras empresas son internacionales.

 

En los últimos meses, España ha vivido un boom de aperturas de centros de datos de grandes hiperescalares, que no son de colocation. ¿Cómo se convive con estos jugadores?

Son empresas que a veces montan sus propios centros de datos y en otras ocasiones utilizan los de terceros. Estos hiperescalares tiran de servicios de nuestros asociados, y la propia AWS es un miembro más de SpainDC. Al final, todos tenemos intereses comunes. Tenemos muy claro que, o vamos juntos, o la oportunidad que tiene España de ser un mercado clave a nivel global se pierde. Estamos creciendo muy rápido y haciendo las cosas muy bien, pero hay que seguir trabajando de la mano, y ahí es donde entra la asociación. Para poner unas bases sólidas, cordura y sensatez. Por supuesto que queremos que vengan todos los hiperescalares, los grandes proveedores de contenido… España ya es un punto de referencia de interconexión a nivel europeo, pero queremos que lo sea a nivel global. Tenemos una ubicación geográfica maravillosa, con cables submarinos que conectan con el sur de África, Asia y América. Solo nosotros tenemos esa capacidad de conexión con todo el mundo, salvo alguna que otra región en Asia Pacífico. Además, tenemos el talento y hay que saber retenerlo.

 

¿Qué distancia hay entre Madrid y los FLAP? Antes de la pandemia, numerosos analistas ponían como condición, para recortar distancias, la llegada de estos hiperescalares, algo que ya se está produciendo.

Madrid es un mercado muy fuerte y con un crecimiento muy rápido. Pero hablamos de infraestructuras, necesitas tiempo para desarrollarlas. Un centro de datos no se construye en un año, y tienes que buscar la ubicación, prever de dónde vas a obtener la potencia… El deseo existe, el trabajo se está haciendo, pero el fruto se verá en el largo plazo. En la última década se han hecho las cosas muy bien para que seamos ese hub de interconexión global. Los FLAP son famosos porque tienen esa capacidad de interconexión, y luego han ido añadiendo clientes que se han desplegado en esas ubicaciones. Eso va a ir sucediendo en Madrid. Una vez que tienes la clave, que es la capacidad de interconectar todo, el cliente va a ir llegando poco a poco. Tenemos que ir trabajando para que haya oferta suficiente y que se elija a Madrid por delante de Ámsterdam, por ejemplo. Eso llegará, no me cabe duda. Además, por primera vez en la historia, los cinco grandes hiperescalares han desplegado a la vez en España. Esto deja muy claro el potencial de nuestro país.

 

"El asociacionismo es sumar voluntades; todos tenemos nuestro trabajo particular y esto es dar un poquito más de nosotros mismos para un fin común"

 

 

Pero no todos han abierto en Madrid, por ejemplo, AWS lo ha hecho en Aragón.

Al final, las regiones son para el país y se trata de aglutinar. En el sector intentamos que esté todo muy cercano, y aquí entran en juego las latencias y la economía de escala. En ningún mercado se tienen los data center en 18 o 19 regiones distintas. Por ejemplo, en Francia todo está centralizado en París y luego hay alguna ubicación como Marsella o Burdeos que son relevantes. Aquí sucede lo mismo; Madrid va a ser el foco principal, pero va a haber grandes ciudades que van a tirar mucho, como Barcelona, Bilbao o Lisboa, en Portugal.

 

¿Qué cifras de inversión se manejan para el sector en España?

Desde 2022 y hasta 2026  se prevén 7.000 millones de dólares de inversión directa para el desarrollo de las infraestructuras. Pero, una vez que construyes un centro de datos lo tienes que llenar de equipos, por lo que el gasto indirecto supondrá unos 10.000 millones más. Además, por cada euro que metemos en un centro de datos, repercute en siete euros en el Producto Interior Bruto (PIB) de la región. Es un fiel reflejo del potencial que tenemos para ayudar a la economía española.

 

A mediados de 2022 había 23 centros de dato de colocation en el país. ¿Cómo va a crecer el número?

Ahora mismo no hay una gran variación, estamos en torno a los 26. Lo que pasa es que el centro de colocation es una infraestructura viva. Se reinvierte mucho dinero en su expansión y eficiencia. Que no haya habido una gran variación en cuanto a número no implica que no los hayamos dotado de mucha más potencia. No obstante, hay muchos proyectos en marcha a día de hoy, que vamos a ir mostrando en nuestros informes sectoriales.

 

¿De qué manera ayudan los fondos europeos al sector?

Somos una industria bastante sana económicamente, y no solemos depender de la utilización de fondos, aunque muchos de nuestros clientes sí que tiran de ellos para desarrollar sus estrategias de digitalización. Con lo cual, nos vienen muy bien de manera indirecta.

 

 

"Por primera vez en la historia, los cinco grandes hiperescalares han desplegado a la vez, y ha sido en España. Esto deja muy claro el potencial de nuestro país"

 

 

¿Cómo hace frente el sector a la crisis energética?

El centro de datos es un gran consumidor de energía. Pero somos empresas que tenemos acuerdos plurianuales y, entre comillas, hemos navegado relativamente bien, aunque también ha habido impacto, por el hecho de tener esa protección a varios años en muchos de los precios que había.

 

Como ha comentado antes, uno de los objetivos principales de SpainDC es el de la reducción de emisiones. Pero siempre se ha dicho que la industria del data center es poco sostenible. ¿Cómo os quitáis este mantra?

Esto es como decir que un autobús no es sostenible. Los grandes centros de alojamiento, en lugar de tener 28 centros de datos pequeños de diferentes empresas, por ejemplo, los aglutinan a todos. Allí se comparten recursos y se hace todo de una manera más eficiente. Cuando tienes una escala mayor, consigues más eficiencia. Los sistemas de climatización en España tienen un consumo de agua casi despreciable y no tienen apenas impacto. No diría que somos poco sostenibles, sino todo lo contrario. Muchas de nuestras empresas están trabajando en proyectos para que el calor residual que generamos se comparta con compañías de alrededor o incluso con la administración pública para temas de piscinas públicas, por ejemplo. Queremos ser un referente como sector en cuanto a sostenibilidad. Fuimos de los primeros que adoptamos el Acuerdo de París para ser totalmente neutrales en emisiones en el año 2030. Hay pocas industrias que hayan aceptado ese reto tan claramente. Pero, además, llevamos más de un lustro utilizando energías provenientes de fuentes renovables. Espero que ese mantra desaparezca.

 

Por último, y en clave personal, se le nota entusiasmado con el proyecto.

Sí. Llevo más de 20 años en el sector. He vivido la etapa inicial y la de perfil bajo. Se ha trabajado mucho y muy bien para que hoy estemos en esta situación. No puedo ser más que optimista y pongo toda mi energía en que esto funcione.



Revista Digital

BANNER DW 448 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: