Inteligencia artificial
IA
Microsoft
Resultados
Chatbots

Microsoft sobre los despidos: "No van a impactar a la construcción de centros de datos ni ahora ni en un futuro"

El presidente de Microsoft España, Alberto Granados, se refirió a los recortes de personal que se anunciaron en la compañía a nivel mundial y de los planes que tiene para Chat GPT-3 tras su millonaria inversión en OpenAI.

Alberto Granados, presidente de Microsoft España.
Alberto Granados, presidente de Microsoft España.

Si hay una empresa que se ha tomado la agenda noticiosa estas primeras semanas del año, para bien o para mal, es Microsoft. Por un lado, la tecnológica fundada por Bill Gates anunció el despido de 11.000 trabajadores, un 5% de su plantilla global, por la caída de la demanda en medio de un complejo escenario económico mundial. Por otro, ha anunciado una multimillonaria inversión en OpenAI, la empresa detrás de la nueva herramienta de inteligencia artificial (IA) de la que todo el mundo habla, Chat GPT-3. Alberto Granados, presidente de Microsoft España, abordó estos y más temas este lunes durante una sesión informativa de Forum Europa, organizado por Nueva Economía Forum. 

Microsoft ha sido una de las muchas tecnológicas que se han sumado este enero a la ola de despidos en el sector. Según explicó Granados, “todas las empresas de nube estamos, obviamente, ajustándonos a la demanda. Es cierto que lo que estamos haciendo es repriorizar determinadas áreas, proyectos más estratégicos y que tengan más impacto para el cliente final”. 

“Microsoft en los últimos tres años ha crecido un 50% en personal, y es probablemente de las empresas de nube que menos ha crecido. Un ajuste de la plantilla del 5% no es algo especialmente significativo. Es algo normal, hay que hacerlo. Nadie es inmune a la situación actual y hay que repriorizar de manera ágil proyectos y recursos y ponerlos en los lugares más apropiados en cada momento”, comentó.

 

"Este ajuste (de personal) no significa una destrucción del empleo"

 

Este recorte, dijo Granados, “no significa una destrucción del empleo”. Según un análisis que realizaron con LinkedIn, se generarán más de dos millones de puestos de trabajo en el área de la digitalización hacia 2026. “La pregunta es dónde. Y lo interesante es ver que están contratando a más desarrolladores y arquitectos las empresas como Repsol, Telefónica, General Electric o Mercedes que empresas como nosotros, que somos empresas de nube”.

Granados se refirió también a la cruzada de la compañía de construir centros de datos en 17 países de Europa, de los cuales tres estarán en lo que será su región cloud en Madrid, y aseguró que los despidos “no van a impactar a la construcción de centros de datos ni ahora ni en un futuro. Continuaremos invirtiendo en ello porque nos parece clave”.

 

Las prioridades en España para 2023

La semana pasada, Microsoft presentó los resultados de su segundo trimestre fiscal de 2022, donde se vio una baja del 13,5% de sus beneficios, pero un aumento del 6% en su facturación, impulsada sobre todo por su negocio en la nube, que experimentó un crecimiento de más del 20%.

Con esto en mente, y teniendo en cuenta la incertidumbre con la que se presenta 2023 para la industria tecnológica, el presidente de Microsoft España afirmó que este año la compañía pasará “de las ideas a la acción”. Comentó que “llevamos trabajando por un tiempo con nuestro clientes en partnerships tecnológicos, es decir, mojarnos, coinnovar con ellos”.

Asimismo, otra estrategia que marcará a Microsoft este 2023 será la de “trabajar con datos e IA de manera que todas las empresas puedan aplicar la observabilidad, es decir, no solo datos basados en intuición, sino datos basados en hechos. Decimos que el 95% de los datos y las decisiones que tomen los clientes estarán basados en datos. Eso es un área donde todos nosotros vamos a empezar a transformar nuestras compañías”, dijo.

 

Chat GPT-3, la gallina de los huevos de oro

Cuando todo el mundo estaba hablando de la nueva herramienta Chat GPT-3 y sus múltiples usos, Microsoft decidió, justamente, pasar de las ideas a la acción y anunciar una inversión de casi 10.000 millones de dólares en la empresa responsable de su creación, OpenAI. 

 

"Nuestra idea es democratizar el uso de la IA"

 

Lo cierto es que la big tech lleva trabajando desde hace tres años con la empresa de inteligencia artificial fundada por Elon Musk. De hecho, OpenAI utiliza todos los datos que genera Microsoft para entrenar a sus algoritmos. Como ya habían anunciado anteriormente, la idea de invertir en esta herramienta es que Chat GPT-3 se incorpore a todas las soluciones que ofrece Microsoft. “La idea es que esté naturalmente integrado en las herramientas de productividad, que no exista una forma de fricción para poderlo utilizar. Nuestra idea es democratizar el uso de la IA”, recalcó Granados. 

Sin embargo, el verdadero atractivo que ve Microsoft en Chat GPT-3 es su capacidad de generar código automáticamente. “La tendencia a nivel mundial va a ser utilizar el low code o el no code, que cualquier usuario pueda ser parte de la digitalización, desarrollar código, desarrollar programas con cero conocimiento de digitalización”, detalló. Así, la tecnológica busca dotar a esta popular plataforma de seguridad y responsabilidad de los algoritmos para que pueda ser utilizada para fines empresariales.  

En España ya estamos trabajando con algunas empresas del IBEX para entender al usuario final, para tener un resumen de las conversaciones que haya podido haber en un contact center, y saber si un cliente en algún momento dado está descontento, poder interpretar sus emociones, poder redirigirlo a un contact center con mayor cuidado. Hemos visto proyectos como el que hemos hecho con Telefónica, donde ya somos capaces de detectar si una persona que está llamando tiene más de 65 años y automáticamente redirigirlo a una línea donde pueda tener una mejor atención”, comentó.

¿Los próximos pasos? Evolucionar Chat GPT. “GPT-3 tiene ahora la capacidad de manejar 175 mil millones de parámetros y lo que estamos haciendo es trabajar en GPT-4, que son cerca de un billón de parámetros, con lo cual las posibilidades sería de escribir un libro en 10 minutos, por ejemplo”, dijo.

 

Trabajar en la ética tanto como en la innovación

Profundizando en las posibilidades que ofrecen las herramientas como Chat GPT-3, Granados se adentró en algo que para él será clave en los próximos desarrollos de la inteligencia artificial: la ética de los algoritmos. “Tenemos que avanzar tanto en la aplicación de la ética en la IA como en la tecnología y en la innovación. Esa es una de las áreas en las que más estamos trabajando, publicando las guías éticas de IA y poniéndolas a disposición de los gobiernos”, sostuvo.

 

"No se trata tanto de lo que puede hacer la tecnología, sino de lo que debe hacer la tecnología"

 

Se trata tanto de la transparencia del algoritmo, como de la privacidad del dato y la equidad en ambos. “Ese sigue siendo un problema que tenemos que trabajar: el dato tiene sesgo, porque la Historia tiene sesgo. De ahí que muchas veces trabajemos con datos sintéticos o datos generados por IA. Ahora mismo alrededor del 10% de los datos son generados por la IA. Lo bueno es que esos datos no tienen sesgo, con lo cual son mucho más neutrales”.

Y en cuanto a la ética, Microsoft predica con el ejemplo. El presidente de la organización en España contó que a partir de junio de 2023, los algoritmos de lectura de emociones de Azure dejarán de estar disponibles para el público general “porque no pensamos que éticamente sea correcta”. Estos solo se utilizarán para casos específicos, como en su colaboración con la ONCE. “No se trata tanto de lo que puede hacer la tecnología, sino de lo que debe hacer la tecnología”, afirmó Granados.



Revista Digital

BANNER DW 448 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: