WiFi
Switch
Red
Conectividad

Los 'switches' de capa 3, la clave para optimizar el rendimiento de la red empresarial

Con la conectividad siendo clave para el funcionamiento eficiente de las organizaciones, éstas deben asegurarse de contar con una red que ofrezca velocidad, estabilidad, cobertura, capacidad y seguridad.

wifi trabajo
Foto de Austin Distel (Unsplash).

Queremos conectarlo todo: móviles, ordenadores, televisores, sensores, cámaras, máquinas, relojes y un sinfín de dispositivos que han pasado de ser cajas aisladas del mundo a ser parte de una enorme red que recibe y entrega datos, todo el tiempo. Esto no sólo es así en el ámbito personal, también -y más aún- lo es en el entorno profesional o laboral. No es extraño, por tanto, que tendencias como el Internet de las Cosas (IoT) o la Industria 4.0 estén tan en boga. Esta nueva realidad, no obstante, ejerce una enorme presión sobre la conectividad, a la que se exige cada vez más alcance, capacidad y velocidad.  

Las oficinas, los restaurantes, los hoteles, las tiendas de retail, los colegios y universidades, los hospitales, entre otros, todos necesitan de ancho de banda que permita cubrir la cantidad de dispositivos y personas que quieren conectarse día a día a sus redes, sin embargo, éstas no siempre están a la altura de la tecnología de los dispositivos y su rendimiento deja mucho que desear.  

Con la tecnología avanzando a pasos agigantados, la conectividad es clave para el funcionamiento eficiente de las organizaciones, por lo que éstas deben asegurarse de actualizar periódicamente sus redes para que ofrezcan la velocidad, estabilidad, cobertura, capacidad y seguridad necesarias, además de ser capaces de gestionar esa red para optimizar el rendimiento de los dispositivos conectados.  

 

Una red empresarial optimizada con switches de capa 3 

Puedes contar con una red muy rápida, pero si no tienes la infraestructura correcta, no estarás obteniendo el rendimiento prometido. En esta búsqueda por elevar la red empresarial, la elección del switch adecuado es clave, ya que éstos garantizan un uso eficiente de la red, mejorando la productividad y la conectividad de los empleados y protegiendo los datos de la compañía.  

Con más de 3.000 ingenieros a nivel mundial, TP-Link es un nombre propio en la industria global de dispositivos Wi-Fi. Su solución Omada busca responder ante estos desafíos gracias a su plataforma de redes definidas por software (SDN) que integra dispositivos de red, como puntos de acceso, controladores, switches y routers, con una gestión 100% centralizada en la nube y con una única interfaz.  

En su cartera de productos, Omada dispone de diversas opciones de switches gestionables que ofrecen versatilidad, seguridad y control para optimizar la red empresarial. Entre ellos, los switches de capa 3 o L3 gestionables son los de gama más alta con apilamiento físico y virtual e integran los protocolos más avanzados como Policy Routing, RIP, OSPF y VRRP de capa 3 para crear redes escalables. 

Entre los beneficios de los switches L3 para empresas se encuentran una conectividad de alta velocidad (hasta 820Gbps), gracias a que están equipados con puertos QSFP de 25Gbps de Uplink de 24 a 48 puertos de acceso a 10Gbps; y su adaptabilidad a cada negocio y topología de red, ya que soportan los protocolos de enrutamiento RIP y OSPF para asegurar rutas de comunicación eficientes e integran la tecnología VRRP para garantizar que la red esté siempre disponible, sin cortes. Asimismo, los switches permiten conectar y alimentar con una potencia de hasta 1440W a puntos de acceso, teléfonos IP, cámaras de videovigilancia CCTV y sistemas de control de acceso compatibles, reduciendo los costes operativos de la instalación y permitiendo añadir más equipos sin ralentizar el funcionamiento de la red con la tecnología PoE. 

Los switches L3 Omada también cuentan con una seguridad avanzada, ya que integran tecnologías como IEEE 802.1X, MAB (MAC Authentication Bypass), inspección ARP dinámica, ACL (Listas de Control de Acceso) y seguridad de los puertos que defienden la red frente a cualquier tipo de amenaza. Así, controlan el flujo de tráfico y detectan equipos infectados, aislándolos para evitar su propagación por la red.  

Todo lo anterior se suma a que las fuentes de alimentación y ventiladores redundantes de los switches, junto al protocolo ERPS, crean una arquitectura de red eficaz que garantiza la disponibilidad de la red 24/7, y a que el controlador Omada permite apilar varios switches fácilmente para configurar, actualizar y controlar todos ellos desde un interfaz centralizado único, ahorrando tiempo y facilitando la gestión. 

En suma, los switches L3 Omada permitirán elevar la red empresarial para que la conectividad esté a la altura del crecimiento del negocio y de las nuevas necesidades de las organizaciones modernas. 

 

En colaboración con TP-Link.



Revista Digital

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Otros Contenidos

directivas SEGURIDAD

Infraestructura Cloud Cloud
Registro:

Eventos: