Nube
Resultados
SAP

“El lugar al que miramos es el futuro, por eso estamos llevando a cabo una reestructuración selectiva”

El gigante del ‘software’ alemán presenta los resultados relativos al cuarto trimestre y al año fiscal 2022 tras anunciar que despedirá a 3.000 personas, lo que se traduce en el 3,5% de su fuerza laboral.

Christian Klein CEO SAP
El consejero delegado de SAP, Christian Klein, durante la presentación de los resultados 2022.

El consejero delegado de SAP, Christian Klein, junto al director financiero del gigante alemán, Luka Mucic, ha desgranado el balance de la compañía relativo al año fiscal 2022 tras anunciar que despedirá al 2,5% de su fuerza laboral, lo que se traduce en alrededor de 3.000 trabajadores. Una decisión que la cúpula ha tildado de “difícil” y que persigue el propósito de lograr que el negocio sea “más eficiente”. “Nosotros, como junta ejecutiva, queremos asegurarnos de que SAP nunca se quede atrás, al lugar que miramos es al futuro, por eso estamos llevando a cabo una reestructuración selectiva”, ha asegurado Klein haciendo especial énfasis en esta última palabra. Y es que, según ha confirmado, “no se trata de una reestructuración basada en resultados, sino de una reestructuración específica con la que estamos optimizando nuestra cartera de soluciones”.

Teniendo en cuenta el interés que suscita la noticia, especialmente tras la ola de despidos que sacude al sector tecnológico mundial, el CFO de la firma no ha dudado en intervenir: “A pesar de la volatilidad y la incertidumbre económica, seguimos centrados en comprometernos con nuestros empleados para asegurarnos de que SAP avanza en la dirección correcta y que les ayudamos también en los momentos difíciles, que a veces son inevitables”. Esta no es la primera tanda de despidos masivos que lleva a cabo la compañía, en 2015 y 2019 encontramos dos precedentes, aunque entonces la situación fuera “diferente”, algo en lo que coinciden tanto Klein como Mucic.

 

"No tenemos una amplia necesidad de reestructuración, tenemos una muy dirigida a áreas específicas de la empresa con el fin de ser capaces de seguir invirtiendo adecuadamente en nuestras principales áreas de crecimiento"

 

Luka Mucic, director financiero de SAP

 

“Entonces tomamos una decisión diferente, tuvimos una reestructuración masiva en toda la empresa y ofrecimos, por tanto, opciones de jubilación anticipada de forma masiva y significativos programas para voluntarios”, detalla Mucic. “Esta vez no estamos haciendo esto porque no tenemos una amplia necesidad de reestructuración, tenemos una que está muy dirigida a áreas específicas de la empresa con el fin de ser capaces de seguir invirtiendo adecuadamente en nuestras principales áreas de crecimiento y seguir satisfaciendo los compromisos que, por supuesto, hemos hecho a nuestros accionistas, incluyendo el de acelerar los beneficios más allá del 2023”. No obstante, a pesar de ser preguntados en diversas ocasiones, ninguno de los dos ejecutivos ha concretado específicamente en qué áreas pretenden poner en foco de ahora en adelante: “Es realmente un plan quirúrgico y dirigido a las áreas de negocio que tenemos que armonizar, consolidar y trasladar a un estado más eficiente”, ha respondido Klein.

 

Resultados 2022

La tecnológica ha reportado un beneficio neto atribuido de 2.290 millones de euros en el conjunto del año, lo que supone un 56,4% menos que el resultado obtenido el ejercicio anterior. El gigante alemán achaca el descenso de sus ganancias a la desinversión del negocio de Litmos y el cierre de las operaciones  comerciales en Rusia y Bielorrusia, lo que le supuso la pérdida de 1,5 puntos porcentuales en su tasa de crecimiento. Concretamente, el impacto sobre el beneficio operativo de todo el año en SAP fue de aproximadamente 410 millones de euros, incluyendo 70 millones en el cuarto trimestre. Unos datos estrechamente ligados, tal y como se recogía previamente, a la reducción de los ingresos y las provisiones por deuda incobrable en Rusia y Bielorrusia.

No obstante, a pesar de esto, los ingresos de SAP crecieron un 10,9%, hasta alcanzar los 30.871 millones de euros. Una facturación que se debe, en significativa medida, a la región cloud de la firma. En concreto, la división de computación en la nube registró un crecimiento del 33% hasta lograr los 12.556 millones. Por otro lado, las licencias de software supusieron unos ingresos de 13.965 millones, un 5% menos, mientras que el área de servicios reportó unos ingresos anuales de 4.350 millones, un 16% más.

 

Impulso a la nube en 2023

En lo que respecta al cuarto trimestre, SAP obtuvo un beneficio neto atribuido de 547 millones de euros, es decir, un 62,4% menos que en el mismo periodo de 2021. Sin embargo, en los tres últimos meses del año también registró un aumento en los ingresos, en este caso de 5,7%, hasta llegar a los 8.436 millones de euros. Así, con el punto de vista puesto en el último trimestre del 2022, destaca igualmente el negocio en la nube. Concretamente, entre octubre y diciembre, incrementó un 30% sus ingresos, hasta los 3.392 millones de euros. 

Como consecuencia no es de extrañar que de cara a los próximos doce meses la compañía de origen alemán haya hecho una apuesta en firme por la nube. De hecho, en 2023 espera  obtener unos ingresos de entre 15.300 y 15.700 millones de euros a través del negocio en la nube, con un crecimiento del 22% al 25% a tipo de cambio constante. Para 2025, por su parte, aspira a superar los 22.000 millones de euros y elevar a más de 36.000 millones los ingresos totales de la compañía. "Terminamos 2022 con un fuerte impulso continuado de la nube y un regreso al crecimiento de la utilidad operativa en el cuarto trimestre, marcando un importante punto de inflexión", defendía Klein.



Revista Digital

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 



Otros Contenidos

Registro:

Eventos: