Cisco

Cisco pone fin a sus operaciones en Rusia

Tras suspenderlas por primera vez en marzo de 2022, el gigante de las redes ha anunciado formalmente que abandonará Rusia.

edificio genérico vídeo cisco

Cisco ha anunciado sus planes de abandonar formalmente Rusia, poniendo fin a sus operaciones comerciales en Rusia y Bielorrusia en respuesta a la invasión de Ucrania a principios de este año.

El proveedor de redes hizo una primera declaración el 3 de marzo, en la que afirmaba que detendría todas las operaciones comerciales en Rusia y Bielorrusia "en un futuro previsible".

El jueves, la compañía emitió otro comunicado, señalando que había continuado "monitorizando de cerca" la guerra en Ucrania y, como resultado, se había tomado la decisión de "comenzar una liquidación ordenada de nuestro negocio en Rusia y Bielorrusia".

"Cisco sigue comprometida a utilizar todos sus recursos para ayudar a nuestros empleados, a las instituciones y al pueblo de Ucrania, y a nuestros clientes y socios durante este momento difícil", decía el comunicado.

En una convocatoria de resultados en abril, el director financiero de Cisco, Scott Herren, dijo a los analistas que, históricamente, Rusia, Bielorrusia y Ucrania han representado en conjunto aproximadamente el uno por ciento de los ingresos totales de la empresa.

Sin embargo, señaló que la decisión de detener las operaciones comerciales tanto en Rusia como en Bielorrusia tuvo un impacto negativo en los ingresos, costando a la empresa "aproximadamente 200 millones de dólares o dos puntos porcentuales de crecimiento".

 

¿Qué están haciendo otras empresas?

En los días posteriores a la invasión inicial de Rusia, comenzó a crecer una larga lista de empresas tecnológicas occidentales que suspendieron sus operaciones en Rusia.

SAP y Oracle fueron dos de las primeras organizaciones tecnológicas que se retiraron públicamente del país después de que el viceprimer ministro ucraniano, Mykhailo Fedorov, publicara en Twitter cartas de llamamiento a ambas empresas.

A principios de marzo, Microsoft también anunció que suspendería las nuevas ventas de productos de Microsoft en Rusia, "en cumplimiento de las decisiones de las sanciones gubernamentales".

Sin embargo, en ese momento, la declaración fue criticada por el viceprimer ministro ucraniano Mykhailo Fedorov, quien dijo que la simple suspensión de las ventas en Rusia no era suficiente y que la empresa debería bloquear el acceso a sus productos.

Esta semana, la agencia de noticias rusa TASS informó de que los intentos de instalar Windows 10 y Windows 11 en Rusia habían sido bloqueados. Microsoft aún no ha hecho ningún comentario sobre si se trata de un error técnico o si forma parte del plan de la empresa para seguir retirándose de Rusia.



Revista Digital

Portada DW 428 Contenidos digitales

Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Contenido Destacado

hucha, dinero, financiación Mercado en cifras

europa Mercado en cifras

endpoint SEGURIDAD