NetApp

"El mundo ha cambiado, nosotros estamos cambiando y nuestro canal tiene que hacerlo"

Con más de tres décadas en el mercado, la tecnológica NetApp está en pleno proceso de transformación con el auge de los entornos cloud. Una pieza clave de este cambio es el español César Cernuda, su presidente desde hace más de dos años, que relata en esta entrevista cómo trabaja la compañía centrada en el almacenamiento del dato y su gestión para adaptarse al nuevo escenario híbrido.

César Cernuda, presidente de NetApp
Play

Esther Macías / Imagen: Juan Márquez

 

"Hay CIO que todavía nos ven solo como una compañía del mundo on prem para almacenar datos y desconocen todo lo que podemos hacer para ayudarles en la transformación digital de sus compañías", se lamenta César Cernuda, en lo que constituye toda una declaración de intenciones de cómo quiere posicionarse la nueva NetApp, una empresa que abraza el mundo híbrido y cuyo papel es ser un facilitador para que los clientes alberguen sus datos y ejecuten sus aplicaciones allí donde mejor les convenga: desde en sus propios data centers, la opción más tradicional, hasta en la nube pública pasando por los crecientes escenarios multicloud. El directivo expone la nueva visión de la compañía y cómo la están materializando a través de acciones como alianzas con grandes hiperescalares. Asegura que España, en pleno auge de apertura de regiones cloud y centros de datos, está en el punto de mira (y de las inversiones) de NetApp y que para este país "la sostenibilidad, unida a la tecnología, puede ser un área de crecimiento".

 

Aterrizó hace más de dos años en NetApp tras más de dos décadas de experiencia en Microsoft, con el objetivo de transformar comercialmente la compañía e impulsar las alianzas estratégicas en un entorno claramente dominado por el modelo cloud. ¿Cómo valora este periodo? ¿Qué cambios has acometido?

Estoy encantado. Estamos en plena transformación. El mundo está cambiando, nuestros clientes también y nosotros lo estamos haciendo para servirles mejor. Tenemos una historia de más de 30 años en la que hemos estado ayudando a los clientes a almacenar y gestionar sus datos de forma segura en sus propios centros de datos. Pero, en los últimos años, nuestros clientes han empezado a gestionar sus datos de forma distinta y a tenerlos no solo en sus data centers sino también en los proveedores de nube pública, así que decidimos transformarnos con ellos y proveerles de tecnología para que esos datos puedan convivir en el mundo de la nube tanto de forma nativa como en sus data centers. Ahí radica el éxito que estamos teniendo en esta transformación de NetApp.

 

¿En qué situación ve a los clientes en este salto a cloud, tanto a nivel global como en España? 

Vemos que se está produciendo un despilfarro digital y que nuestros clientes solo utilizan el 30% de los datos que almacenan; todos están analizando cómo pueden gestionar mejor sus datos. Casi todos nuestros clientes ya operan en modelos híbridos, es decir, tienen los datos en sus propios data centers y algunas aplicaciones ya las ejecutan en entorno cloud. Para ellos, lo más importante es ser más eficientes tanto en costes como en el propio tratamiento de los datos. Y es ahí donde intentamos ayudarles a entender cómo utilizar sus datos, almacenarlos de forma más efectiva y gestionarlos entre esas distintas nubes y sus propios data centers. Hace ya más de un año anunciamos un acuerdo con Amazon Web Services de forma que esta compañía provee una tecnología nuestra que se llama FSx ONTAP para ayudar a gestionar distintos tipos de aplicaciones en la nube de forma propietaria. El mismo acuerdo lo firmamos hace años con Microsoft, que tiene tiene un producto llamado Azure Netapp Files que vende y usa para gestionar aplicativos en la nube como SAP.  

 

"Solo se utiliza el 30% de los datos que se almacenan; todos los clientes están analizando cómo pueden gestionar mejor sus datos"

 

 

En estos tiempos hacer ecosistema es fundamental…

Presumimos, así lo hemos hecho a lo largo de estos 30 años de historia, de ser una compañía enfocada al mundo del canal; hacemos negocio a través de nuestros partners, que son los que en definitiva utilizan nuestra tecnología para servir de forma más eficiente a nuestros clientes. Pero en los últimos años nuestras alianzas han ido cambiando y en la actualidad los tres grandes proveedores de nube son posiblemente los socios más grandes que tenemos: Google Cloud, AWS y Microsoft. Aunque también tenemos alianzas con SAP, Nvidia (con quien trabajamos temas de IA, machine learning…). 

El mundo ha cambiado, nosotros estamos cambiando y nuestro canal tiene que cambiar. Nuestros partners se están transformando desde hace años, pero algunos solo siguen trabajando con nosotros en el mundo on prem y del data center, no con nuestras nuevas líneas de negocio; estamos adaptando nuestros programas para que realmente recojan la nueva NetApp.

Nuestra evolución natural ha sido centrarnos en nuestro core: el mundo de los datos. NetApp tiene cuatro grandes pilares como compañía. El primero, donde se nos conoce desde hace muchísimos años, es la parte de Enterprise Storage, relativo al almacenamiento de datos en el mundo de la empresa. El segundo es Cloud Storage, que abarca el almacenamiento y tratamiento de datos en el mundo de la nube; al final es la misma tecnología, pero la ofrecemos de forma nativa en el mundo cloud. El tercer pilar son los Data Services, algo nuevo e innovador donde invertimos hace unos años; son servicios para que nuestros clientes puedan gestionar y tratar sus datos mucho mejor teniendo en cuenta aspectos como el mundo de governance, la sostenibilidad y la privacidad. Un ejemplo es BlueXP, una sola consola desde la que los clientes pueden trabajar y ver sus datos, saber dónde y cómo están y cómo interactúan entre sí, independientemente de que se encuentren en la nube pública o en su data center. El último pilar de la compañía es el área de Cloud Apps, donde se integran todas las inversiones que hemos hecho en los tres últimos años para ayudar a nuestros clientes a gestionar mejor sus recursos en el mundo de la nube.

 

¿Cómo va a cambiar la facturación de NetApp [de unos 6.000 millones de euros anuales] con estas nuevas áreas de negocios?

Para nosotros es fundamental entender nuestro core business y dónde hemos sido y dónde somos muy buenos: en la parte del dato. Por eso somos una compañía enfocada al mundo del dato y nuestro compromiso es ser capaces de utilizar la tecnología para poder crecer con los clientes en los entornos donde quieran estar. 

Gracias a nuestra visión los clientes son capaces de 'correr' aplicaciones de forma híbrida y nativa. Esto nos está ayudando a que crezca nuestro negocio más tradicional en el mundo on prem y de modernización de data centers, pero nuestro negocio de almacenamiento cloud (donde se incluyen las patas de servicios de datos y aplicaciones cloud) experimenta un incremento impresionante y cada vez tendrá más peso en la cifra total. Nos hemos comprometido a alcanzar unos ingresos anuales recurrentes en el área de cloud público de 2.000 millones de dólares en 2026. Cuando yo entré en la compañía hace dos años este negocio facturaba 100 millones de dólares y ahora llega a los 600, por tanto, vemos que tiene un enorme potencial de crecimiento. 

En definitiva, nuestro objetivo es ser capaces de atender a los clientes en el camino en el que estén. Creemos que este viaje va a ser híbrido: ni se moverá todo a la nube pública ni será 100% on premise. Los clientes están decidiendo ahora qué tipo de aplicaciones van a mantener on prem, cuáles subirán a la nube y, además, tienen una estrategia multicloud

 

"Nos hemos comprometido a alcanzar unos ingresos anuales recurrentes en el área de 'cloud' público de 2.000 millones de dólares en 2026. Cuando yo entré en la compañía hace dos años este negocio facturaba 100 millones de dólares"

 

El auge de cloud y del mundo de los centros de datos que se está produciendo en España en particular, donde los hiperescalares están abriendo nuevas regiones, ¿está potenciando el negocio de NetApp en el país?

Las iniciativas de los hiperescalares y más empresas que han decidido construir centros de datos en este país para dar servicios ha sido una magnífica oportunidad para nosotros y ha hecho que invirtamos más en España. 

 

 

¿Cómo ve la empresa española en materia de transformación digital?

Las grandes empresas en España no tienen nada que envidiar a las europeas o internacionales en transformación digital. Hay compañías extremadamente innovadoras. En España, por cierto, casi el 75% del Ibex 35 son clientes nuestros. Para NetApp, España es un mercado muy importante, el reto en este país es cómo acelerar la transformación digital de la pyme, pero en este sentido nos puede ayudar la estrategia que tenemos con los proveedores de cloud, que está permitiendo que muchas más empresas puedan acceder a las nuevas tecnologías de forma mucho más rápida. También veo un enorme potencial en el área de sostenibilidad. La sostenibilidad, unida a la tecnología, puede ser un área de crecimiento para España. 

 

¿Por qué los clientes deben apostar por NetApp y no por otras compañías competidoras como Dell EMC, HPE, Pure Storage, etc.?

Mi labor y obligación es que NetApp sea la mejor y demostrárselo a los clientes. La gran diferencia que tiene NetApp respecto al resto es que realmente nosotros tenemos ese mundo híbrido. Somos la única compañía con acuerdos con los hiperescalares y el concepto de data fabric con el que trabajamos, que permite a nuestros clientes correr aplicaciones con nuestra tecnología de forma nativa en la nube de los hiperescalares y también hacerlo en su propio data center, es un enorme diferenciador.

Con nosotros los clientes no solo acceden a una tecnología con todos los compromisos de seguridad y rendimiento en su propia plataforma sino que saben que tienen la puerta abierta para subir aplicaciones a la nube de forma nativa con nuestra tecnología si lo necesitan. De hecho, nos comprometemos a que si un cliente trabaja con nuestra tecnología en una nube y la quiere cambiar a otra, se lo vamos a facilitar de forma natural. Este es un enorme diferenciador que nos aporta grandes éxitos.

 

Nos encontramos en una situación política, geoestratégica, económica muy compleja, ¿cómo ve el panorama?

La situación actual es increíble. Acabamos de salir de una pandemia que nos ha cambiado a todos la vida, donde hemos aprendido muchas cosas, como trabajar de forma distinta, y que ha propiciado una tremenda aceleración de la transformación digital, y ahora nos encontramos con una guerra en Europa con la que no contábamos, con una inflación tremenda, con una crisis energética muy importante… 

Todos, nuestros clientes y nosotros, vivimos en este mundo, pero lo que yo suelo decir a mi equipo es que nos focalicemos en las cosas que podemos controlar. Es muy importante que entendamos a nuestros clientes, el contexto en el que viven y sus prioridades. Vemos que estos están muy centrados en ahorrar costes y preocupados por gestionar mejor sus datos, no solo por los costes que conlleva sino por ser más sostenibles. En NetApp llevamos años trabajando en ayudar a nuestros clientes a reducir sus emisiones de carbono y a ser más eficientes. No hay que olvidar la cifra de que las organizaciones solo utilizan un 30% de los datos que almacenan; hay que mejorar los costes, ser más eficientes y consumir mucha menos energía. Poca gente sabe que se estima que para 2030 el 10% de las emisiones de carbono del mundo estarán generadas por los centros de datos. Todos tenemos una responsabilidad sobre esto. Trabajamos, en definitiva, para tener un mundo mejor.

 

"Para 2030 el 10% de las emisiones de carbono del mundo estarán generadas por los centros de datos. Todos tenemos una responsabilidad sobre esto"

 

 

¿Hasta qué punto han afectado (y afectan) al negocio de NetApp las tensiones en la cadena de suministro? 

Nos afectan como a todo el mundo. Hemos tenido problemas de suministro que hemos tenido que trabajar con nuestros clientes y proveedores y, de hecho, hemos sido de las compañías que hemos podido abastecer mejor a estos teniendo en cuenta la situación que había. Los problemas de la cadena de suministro nos han costado muchos millones de dólares, más de lo que preveíamos, pero hemos logrado que los clientes pudieran acceder a los productos que querían y que nos habían comprado.

No obstante, los problemas de la cadena de suministro están mejorando. Creemos que en los próximos meses vamos a poder acceder de una forma más sencilla y rápida a los suministros que necesitan nuestros clientes, lo que repercutirá en estos de forma positiva.

 

¿Puede desvelar si van a realizar alguna compra de otra empresa próximamente?

Siempre hemos realizado las compras que creíamos que eran importantes para nosotros y, sobre todo, para servir mejor a nuestros clientes. No descarto que haya más en el futuro, pero a corto plazo estamos más centrados en garantizar que la integración de las adquisiciones que hemos hecho en los últimos años dan resultados y ayudan a nuestros clientes en la forma que queremos.

 

¿Y en qué punto se encuentran estas integraciones?

Uno de los grandes retos de las empresas que hacemos adquisiciones es conseguir la integración de las empresas compradas de forma natural. Estamos trabajando en la integración tecnológica, cultural y de modelos de negocio. La cultural nos está costando mucho menos porque NetApp es una empresa muy inclusiva y, además, parte del objetivo de estas compras es para aprender nuevos modelos de negocio.

NetApp tiene una gran penetración en la gran empresa (el 95-96% de las Fortune 2000 son clientes nuestros). Ahora nos hallamos en el proceso de que nuestro equipo de ventas aprenda sobre las tecnologías adquiridas, las sepa posicionar a los clientes y, sobre todo, que no solo se ciña a hablar con el departamento de IT y de datos de las organizaciones, sino también con las áreas que gestionan las aplicaciones o incluso con los desarrolladores. Tenemos que empezar a hablar con los chief digital officer, los chief data officer… directivos con los que históricamente no teníamos relación en nuestro día a día pero que ahora, con nuestra nueva visión, también tienen que ser interlocutores nuestros. Por otro lado, hay CIO que todavía nos ven solo como una compañía del mundo on prem para almacenar datos y desconocen todo lo que podemos hacer para ayudarles en la transformación digital de sus compañías.

 

"Los problemas de la cadena de suministro nos han costado muchos millones de dólares"

 

Veo que NetApp aún tiene trabajo que hacer para dar a conocer su nueva visión y capacidades…

Yo me siento agradecido y orgulloso del prestigio que tiene NetApp de ser una compañía líder en el mundo de almacenamiento de datos y en la modernización de los data centers de las organizaciones, pero el gran reto que tenemos es que se conozca a la nueva Netapp. Nuestros clientes cambian pero nosotros también.

 

¿Qué diría que preocupa, en general, a los CIO?

En el mercado ha cambiado la forma de interactuar con los clientes, de generar información, de vender... Ahora todo es más digital y los CIO necesitan transformar su empresa y modernizarla. La transformación digital implica el uso de tecnologías como la inteligencia artificial, machine learning, etc. pero la base de todo es cómo gestionar mejor los datos. Al final, los CIO quieren poder utilizar la información de forma más rápida, eficiente y segura para brindar más servicios a sus clientes, poder adelantarse al mercado y gestionar mejor sus recursos. Ese es su gran reto. El nuestro es ayudarles en esa transformación digital centrados en el mundo del dato. Por eso no podemos quedarnos solo en el negocio de almacenar de forma segura los datos de las organizaciones en sus data centers. Por supuesto que esto es fundamental, pero también lo son los entornos de nube pública, privada, el edge… La tecnología que hemos creado nos ayuda a facilitar a los clientes que ejecuten sus aplicaciones donde crean conveniente. Esa es la transformación que estamos teniendo como compañía y es nuestro gran reto y oportunidad.

 

"No podemos quedarnos solo en el negocio de almacenar de forma segura los datos de las organizaciones en sus 'data centers'. Por supuesto que esto es fundamental, pero también lo son los entornos de nube pública, privada, el 'edge"

 

¿Hay una tecnología en concreto que cree que va a cambiar todo?

Se habla mucho de inteligencia artificial, machine learning y otras tecnologías que en realidad existen desde hace más de 30 años. Lo que sucede es que cada vez más las usamos de forma más natural y por eso son ahora parte de nuestro día a día. ¿Qué está sucediendo? La cantidad de datos que vamos a generar hoy, en un solo día, en el mundo es la misma que se generó a lo largo de todo un año hace 20 años: 365 veces más. Y sigue creciendo. Lo que ocurre es que hace 20 años para almacenar un dato se necesitaba una máquina que costaba decenas de millones de dólares mientras que en la actualidad se puede tener por unos 300 dólares. O, lo que es lo mismo, el hardware y el software que se necesitaba hace años para almacenar un dato era 20 veces, incluso 100 veces, más caro que ahora. Las economías de escala han provocado que exista el despilfarro digital del que antes hablábamos porque ahora es realmente barato tener los datos almacenados. No obstante, si lo pensamos, en el fondo no es tan barato si no se gestionan bien. Parte de nuestro objetivo es que las empresas usen más del 30% de los datos que tienen almacenados y que sean capaces de guardar de forma más eficiente aquellos que no van a utilizar. En todo caso, en lo que respecta a tendencias tecnológicas, el protagonista va a seguir siendo el mismo: el dato.

 

Un dato cuya gestión implica un gran foco en la ciberseguridad. ¿Qué estrategia tienen al respecto?

NetApp está aquí porque su compromiso siempre ha sido ofrecer tecnología con los requisitos de seguridad que requerían nuestros clientes, que no solo son grandes empresas sino gobiernos, ministerios de defensa, centros de inteligencia… La nuestra es una tecnología de vanguardia con unos niveles de robustez en seguridad muy elevados. Es más, la nuestra es una de las tecnologías más seguras del mercado, muestra de ello es que los grandes proveedores de nube la eligen para ofrecerla como un servicio propietario de ellos. Nuestra estrategia, por tanto, se basa en embeber unos elevados niveles de seguridad dentro del producto; el compromiso es total en este sentido y se trata de uno de los grandes diferenciadores.

 

"Las economías de escala han provocado que exista un despilfarro digital porque ahora es realmente barato tener los datos almacenados. No obstante, si lo pensamos, en el fondo no es tan barato si no se gestionan bien"

 

Hablemos de talento, ¿en línea con su nueva visión, están ampliando plantilla?

Sí. Cuando entré en NetApp éramos 10.500 empleados y ahora somos 12.000. Al crecer en el mercado, obviamente, tienes que traer gente de fuera; no obstante, somos lo que somos gracias al trabajo de todos mis compañeros en los últimos 30 años. Mi responsabilidad con el equipo de dirección es ser capaz de construir sobre todos los éxitos que ha habido en estos 30 años y crear un nuevo futuro para NetApp en el que la compañía y su atención al cliente y a los partners sea mejor. Esto solo se puede conseguir siendo capaces de liderar con diversidad, transformando nuestro actual talento y traer nuevos perfiles con el objetivo de alcanzar la fórmula ganadora.

 

No hay muchos españoles al frente de multinacionales tecnológicas, aunque es cierto que empezamos a verlo más. ¿Cuál  es su experiencia? Tras dos décadas en Microsoft, ¿existe mucha diferencia cultural respecto a NetApp?

Ahora, gracias a la educación a la que podemos acceder, hay muchas más oportunidades que antes a la hora de acceder a experiencias internacionales en un mundo, por otra parte, más digital y global. En mi caso, encajaba bien en la compañía por mi experiencia internacional previa. Aunque soy español (aunque nacido en México) he vivido en Estados Unidos, en París, en Singapur, he tenido despachos en Dinamarca… Una persona con mi perfil, independientemente de dónde haya nacido o de dónde sea su pasaporte, es lo que se busca. Me siento uno más en NetApp, una empresa que lidera con el ejemplo en materia de diversidad e inclusión, y estoy muy orgulloso y satisfecho de trabajar aquí.

Respecto a Microsoft, estoy también muy orgulloso y agradecido de haber trabajado 23 años en esta compañía que también es un partner nuestro. Vine a NetApp precisamente por la cultura que tenía la compañía. Para NetApp las personas, el talento, es fundamental. Y el desafío de abordar la transformación de la compañía era un reto precioso para mí. Estoy encantado.

 

 

 



Revista Digital

Portada DW 433 Contenidos digitales
Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Partnerzones



Otros Contenidos

transformacion digital Fabricantes
Registro:

Eventos: