E-COMMERCE | Noticias | 07 JUL 2014

España sólo supone el 5 por ciento del mercado europeo de comercio electrónico

Tags: e-commerce
Conocer el marco legal, atender las necesidades de los usuarios móviles o adaptarse a los gustos locales, son algunos de los retos que deben superar las PYMES españolas para poder beneficiarse del comercio electrónico como canal de venta hacia el exterior.
comercio_electronico_tablet
Hilda Gómez

A pesar de que España es una de las economías emergentes del comercio electrónico, con casi una de cada dos ventas online realizadas desde el extranjero, el pasado año nuestro país sólo aportó el 5 por ciento de la facturación total del comercio electrónico en Europa, según se puso de manifiesto en una jornada abierta de comercio exterior organizada por Gedeth Network junto a CTO Business Excellence School.

En la jornada se habló de la importancia del comercio electrónico como canal de venta para que cualquier empresa española pueda vender fuera. Aunque triunfar fuera puede ser fácil, las PYMES españolas deben superar una serie de retos, empezando por tener vocación internacional. “Siempre naces con vocación internacional, pero antes de expandirse conviene afianzar el mercado local, confirmar que el modelo de negocio funciona y conocer bien el producto y los gustos de los usuarios”, destacó Igor Galo, socio de eShop Ventures.

También es importante que las PYMES apuesten por el comercio móvil, y más teniendo en cuenta que España es el mercado europeo con mayor penetración de smartphones. Como explicó Carlos Rodrigo, de T2O Media, “el 20 por ciento del tráfico web llega a través del móvil y no es sólo para informarse, sino también para comprar”, de ahí que tener adaptada la web y los procesos de compra a las necesidades de los usuarios móviles sea crítico para tener éxito.

La internacionalización digital también exige conocer y apostar por gustos locales, saber cómo buscan los usuarios los productos, traducir la web y los procesos de pago al idioma y divisa local, y contar con sellos de confianza.  A este respecto, Antonio Muñoz, director del CTO Business Excellence School, señaló que  “el mundo es global, pero los gustos de los consumidores son particulares y tienen expectativas diferentes, por lo que hay que dar soluciones diferentes a cada tipo de cliente”. Por otra parte, dado que el producto español goza de buena reputación y conocimiento, hay que saber aprovechar esa oportunidad para adaptarlo a la demanda de cada país.

Asimismo, puede que puede que el comercio electrónico sea internacional, pero las leyes que lo rigen son locales, de ahí la necesidad de conocer el marco legal. Esto incluye saber dónde está físicamente la nube, cumplir con la normativa de protección de datos o con los derechos y garantías de usuarios y empresas, conocer las políticas comerciales y aduaneras, adaptar las condiciones generales de contratación, o etiquetar correctamente los productos.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios