DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 MAY 2003

Un descenso en la piratería de software generaría crecimientos en el canal de distribución. Según un estudio elaborado por la empresa analista IDC para BSA

Mª Luisa Melo.
El sector tecnológico español podría crecer hasta un 67 por ciento en los próximos cuatro años si se redujera en 10 puntos el índice de piratería del software, a un promedio de 2,5 puntos por año.
Y es que España es, después de Grecia, el país de Europa Occidental con mayor índice de piratería, ya que el 49 por ciento del software que se utiliza en nuestro país tiene un origen o se distribuye a través de cauces ilegales. Concretamente, la concentración de fraude en el mercado de las aplicaciones es de un 70 por ciento en el segmento de las PYMES y de un 48 por ciento a manos del canal de distribución.
Si en tres años ese porcentaje bajara 10 puntos, hasta el 39 por ciento, el sector de Tecnologías de la Información en España podría generar unos ingresos superiores a 18.000 millones de dólares en 2006 frente a los 11.000 millones de dólares registrados el pasado año.
“Este incremento sería el más alto de los experimentados por cualquier otro país de Europa Occidental en una situación similar”, así lo ha recalcado Alfons Sort, presidente del comité español de BSA, en función de los resultados que se desprenden del estudio que versa sobre los beneficios de reducir los índices de piratería de software.

Beneficios para la economía nacional
Desde el punto de vista de las cifras macroeconómicas, la reducción en 10 puntos del índice de piratería en los próximos cuatro años en nuestro país generaría un crecimiento del PIB español de 3.761 millones de dólares, se crearían más de 6.200 nuevos puestos de trabajo sólo en el sector tecnológico, la industria local de nuevas tecnologías conseguiría unos ingresos de 2.890 millones de dólares extras, y la Administración lograría 520 millones de dólares adicionales en concepto de impuestos.
Los hechos hablan por sí solos. España ha hecho un esfuerzo y ha conseguido que su tasa de piratería de software se haya reducido en 16 puntos entre 1996 y 2002, algo que ha conseguido impulsar la industria del software en un 15,9 por ciento, generando 13.000 millones de dólares en ventas. Ello, a su vez, revirtió en una creación de 25.000 nuevos puestos de trabajo en todo el sector tecnológico y aportó 61.000 millones de dólares a las arcas del estado en el período 1996-2002.
Sort destaca que “está claro que se han hecho esfuerzos, pero el hecho de contar con una de las tasas más altas de piratería, teniendo en cuenta que la media europea es de un 37 por ciento, provoca un retraso de 30 años en relación al resto de países desarrollados de la Unión Europea”.
Alfons Sort, presidente del comité español de BSA, es consciente de los perjuicios que genera el hecho de “que España siga manteniendo el segundo índice de piratería de software más alto de Europa Occidental durante mucho tiempo. Administración, industria y usuarios deben tomar conciencia de este problema y poner todos los medios necesarios para atajarlo”. En este sentido, Sort considera que la Administración debe asumir la existencia de este problema y tomar medidas. La aplicación correcta de las propuestas de la directiva europea, asegurar que el dinero invertido en empresas del sector de TI “no acabe subvencionando delincuentes”, y continuar progresando en el uso legal de software por parte de la propia Administración, son algunas de las medidas por las que apuesta la BSA.

Las consecuencias de la reducción del uso ilegal de aplicaciones
La reducción de la piratería del software aceleraría el crecimiento tecnológico y, a su vez, provocaría el aumento de los beneficios percibidos por el canal de distribución.
Asimismo, ese crecimiento en el sector de TI estimularía la creación de nuevos puestos de trabajo, más impuestos y una mayor expansión económica. Y es que desde el punto de vista mundial, una reducción de la piratería en 10 puntos, del 40 al 30 por ciento, durante los cuatro años siguientes podría significar un millón y medio de puestos de trabajo, 64.000 millones de dólares en ingresos por impuestos y 400.000 millones de dólares en crecimiento económico adicional.
Asimismo, está claro que aquellos países con mayor índice de piratería, véase el caso de España, son los que podrían conseguir los mayores beneficios fruto de esa reducción. Mientras, los países con un índice de piratería más bajo ya han experimentado significativos beneficios económicos o están experimentando ya una rápida aceleración de sus sectores tecnológicos.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios