DISTRIBUCIÓN | Artículos | 16 ABR 2013

Un año sin "subvenciones" a móviles, qué opinan fabricantes y mayoristas

¿Qué opinan los fabricantes sobre estas estrategias? Lo cierto es que el mercado de telefonía móvil es de los pocos que está aguantando el tirón de la crisis. ¿De qué manera ha afectado el fin de las subvenciones móviles al mercado en general y al canal de distribución en particular? Dealer World se ha puesto en contacto con fabricantes y mayoristas quienes nos han dado su opinión.
smartphones 2
Bárbara Madariaga

Javier de la Asunción, director de MKT de terminales de Huawei, considera que “es muy difícil diferenciar el efecto del fin de las subvenciones del de la actual situación económica, que ha hecho bajar de forma drástica el consumo. Pero lo que está claro es que ha habido una disminución muy importante de las ventas de terminales durante 2012. Según el análisis de GfK, esta caída es de casi un 21 por ciento con respecto a 2011”.

A pesar de esta caída, “lo que sí es cierto es que el canal no exclusivo, es decir, el canal que no depende del operador, ha visto más que doblar el número de ventas durante 2012, pasando según la misma consultora, de menos de medio millón en 2011 a más de un millón de unidades en el pasado año, y todo en un entorno poco propicio para alegrías. Es más, en diciembre las ventas no ligadas a operador llegaron a un máximo histórico de casi el 20 por ciento de la cuota de mercado, prácticamente la misma que cada uno de los tres principales operadores”.

El cambio de estrategia ha tenido, para Javier de la Asunción, “un efecto negativo en el mercado, acostumbrado a considerar el móvil como un regalo y provocando su rechazo”. Así, y en opinión de Huawei, “los grandes beneficiados han sido los que han continuado con una estrategia parecida de subvención, aunque haya significado reducir catálogo o la propia subvención; o bien la financiación, permitiendo que el usuario pueda escoger terminal y tarifa de forma independiente”.

 

Mercado más repartido

Además, el canal también se ha visto beneficiado, ya que el porcentaje de venta de terminales móviles por los canales de las operadoras “se ha reducido de forma muy significativa, pasando del 97 por ciento a un 80,2 por ciento, casi 17 puntos porcentuales, siendo el gran ganador el canal de telefonía libre. El canal tradicional, los especialistas en telecomunicaciones, siguen con una cuota de casi el 81 por ciento en diciembre, pero los multiespecialistas y la gran distribución muerden algo más del 17 por ciento de la tarta, cuando un año antes no llegaban al 10 por ciento”.

En este sentido, Javier de la Asunción afirma que “parte del canal ha sido capaz de ver el cambio. Si bien una parte ha salido tremendamente perjudicado, otra ha sabido adaptarse. Por ejemplo el canal online. De la misma forma, cada vez es más común ver oferta de telefonía libre en los folletos de las grandes superficies, convirtiendo al terminal móvil en un elemento más de la cesta de la compra, igual que desde hace años lo son las impresoras o los portátiles”.

Javier de la Asunción cree que “se está pasando por una desintermediación generalizada del operador: si bien antes la línea y el terminal iban unidos como un único producto, la tendencia es que ambos se separen, creándose canales que pueden llegar a ser totalmente independientes, dedicándose uno a la venta de terminales y el otro a la venta de tarjetas SIM”.

 

Qué opinan los mayoristas

Y tras operadoras y fabricantes llega el turno de los mayoristas. La mayoría de las grandes figuras ya disponen de una división especializada en la venta de terminales móviles.

David Pavón, director de retail y consumo de GTI, cree que este ha sido un año de oportunidades para el canal TI, debido a “la retirada en marzo 2012 de la subvención de terminales por parte de las grandes operadoras, el lanzamiento de Windows Phone y el asentamiento del móvil como herramienta clave en el entorno corporativo”.

Antonio Valiente, director de Tech Data Mobile en España, considera, por su parte, que se ha producido “una dinamización del mercado de terminales libres, aunque no de una forma vertiginosa, como no podía ser de otra manera, dado que es difícil cambiar una cultura y un modo de hacer de la noche a la mañana. Además, vemos que, al mismo tiempo, las operadoras han suavizado su posición, y en la actualidad no puede decirse que no estén financiando los terminales, total o parcialmente, y de hecho la renovación de la permanencia sigue siendo una moneda de cambio para conseguir nuevos terminales”.

Tanto GTI como Tech Data coinciden al asegurar que la decisión ha reducido el peso que tenía el canal de las operadoras hace un año y ya no es tan aplastante.

En cuanto a si el canal es consciente o no de la oportunidad de negocio que representa este mercado, David Pavón considera que “muchos distribuidores están explorando aún esta área de negocio”, mientras que Antonio Valiente asegura que “el canal tradicional de TI está avanzando en este sentido, pero no sólo porque haya visto una oportunidad tras la decisión de algunas operadoras de dejar de subvencionar terminales. Creo que la norma general es a adoptar los nuevos modelos de redes móviles como una tendencia global que, combinada con otros segmentos como el de la electrónica de consumo, está transformando necesariamente los modelos de negocio del canal”.

Para GTI, el que mayores beneficios ha obtenido ha sido el canal tradicional, mientras que Tech Data considera que ha sido el canal retail el que más ha sabido sacar partido a la nueva realidad.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios