DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 ENE 2000

UMD crea una nueva división de Imagen Digital para mejorar el asesoramiento al dealer. La compañía comienza con tres fabricantes en cartera

Begoña Fernández.
De la mano de Pinnacle, Kodak y Nikon, el mayorista UMD inicia el nuevo año con la apertura de una división de Imagen Digital especializada en esta clase de productos. Concretamente, la compañía vasca comercializará los artículos de edición de vídeo en el caso del primer fabricante, y las cámaras digitales en el de los dos restantes. Sobre los planes de futuro del mayorista con respecto a este nuevo negocio y las oportunidades que ofrece al dealer un mercado que crece con gran rapidez estos días, según indican los propios responsables de UMD, Dealer World 15 conversó con Asier de Artaza, director de marketing de la compañía.

Como señalábamos hace dos números, un estudio realizado por la consultora IDC, denominado Revisión y Previsiones del Mercado de Cámaras Digitales en Europa Occidental, 1997-2003, revelaba que las expectativas en torno a las ventas de estos productos en Europa Occidental eran de 616.000 unidades para este año y de 4 millones en el 2003. De esta forma, este mercado quedaba valorado en 1999 en 49.671 millones de pesetas, cifra que 4 años después se estima que será de 163.000 millones de pesetas sólo en esta región. Asimismo, esta misma entidad ha señalado que en el mundo se han vendido 2,2 millones de cámaras para PC, es decir, aquellas máquinas que permiten realizar capturas en movimiento y fijas en un PC, lo que supondría un incremento del 113 por ciento.

Imagen digital: tratamiento diferenciado
Así pues, al menos sobre el papel, UMD parece haber apostado por un mercado con un futuro bastante próspero. Sin embargo, el interés de esta compañía por el mundo digital no viene de ahora, sino que este mayorista ya trabajaba con alguno de estos partners meses atrás, lo que indica que UMD ya se había probado a sí misma en este terreno antes de decidirse a crear todo un departamento comercial y técnico al servicio del canal de distribución de productos de imagen digital. Preguntando por la razón que ha llevado al mayorista a dar el paso en este momento, Asier de Artaza manifestaba que "tanto los productos de edición de vídeo como los de fotografía digital requieren de un tratamiento diferenciado. No se trata de artículos habituales conocidos por el público cuya rotación dependa de los estímulos de marketing que se realicen. Además, el cliente no posee información suficiente, por lo que su compra está llena de incertidumbre. Eso hace que requieran de un proveedor especializado que les asesore en su decisión de compra", explicaba el director de marketing, quien analizaba el caso del negocio de la fotografía digital señalando que este negocio es especialmente importante "por encontrarnos con dos mercados muy diferenciados convergiendo por medio de una misma tecnología. Las características del mercado de fotografía tradicional que se introduce en la informática son completamente distintas a las del mercado informático que se introduce en la fotografía".

Cámaras digitales y edición de vídeo
Como hemos señalado, UMD distribuirá por el momento cámaras digitales y dispositivos de edición de vídeo tanto en sus versiones de consumo (cabe recordar que la propia Kodak anunciaba a finales del 99 su introducción por primera vez en el mercado doméstico mediante su ofensiva Digital Vision 2000), como las profesionales, con lo que su campo de actuación congregará a dealers que dispongan de ambos perfiles e incluso a los de fotografía tradicional.
Como comentaba Asier de Artaza, UMD ya lleva varios años operando en el canal de imagen digital y la experiencia acumulada a lo largo de los mismos ha culminado con la creación de esta división. En este sentido, este responsable afirmaba que "la integración con los fabricantes, los continuos cursos de formación a clientes, el servicio técnico especializado, los programas de fidelización y la gestión de un jefe de producto exclusivo hacen de esta división una solución completa para nuestros clientes".

Un nuevo valor
El crecimiento que está experimentando este mercado, como indican los datos aportados por IDC, no deja lugar a dudas del dulce momento por el que atraviesa. Sin embargo, UMD, a pesar de esperar doblar su facturación este año, piensa que aún es pronto para afirmar que este nuevo negocio vaya a representar uno de los pilares sobre los que se asiente la compañía. En sus palabras, "es cierto que se trata de mercados que están creciendo muy rápido, pero aún no representan una cifra importante dentro de nuestra facturación. Sin embargo, mediante esta división estamos creando valor a través de una oferta más completa y especializada".
Según los propios datos de UMD, la tendencia del mercado es que el número de cámaras digitales vendidas en el continente pueda llegar a multiplicarse por dos, aunque ello no quiere decir que el canal informático se vaya a llevar todo el pastel, puesto que "deberíamos puntualizar que muchas de estas cámaras no son vendidas a través de estos intermediarios, por lo que los crecimientos en nuestro sector pueden ser inferiores", matizaba el director de marketing.

Caída de márgenes
IDC ha señalado tres factores principales a la hora de entender el crecimiento que ha experimentado y que experimentará el negocio de la imagen digital en Europa Occidental. En primer lugar se encuentra el hecho de que en esta región se ha incrementado notablemente el número de PC instalados, lo que amplía las posibilidades de negocio de los fabricantes de este tipo de cámaras. En segundo término, la consultora destacaba el lanzamiento al mercado de impresoras con impresión fotográfica de una mayor calidad. Como tercer factor se apunta el recorte de los precios de esos productos, lo que está directamente relacionado con la incorporación de nuevas tecnologías que reducen su número de componentes. De esta forma, aunque es cierto que la bajada de precios puede llevar consigo un incremento de clientes, no lo es menos que ello también iría acompañado de una reducción de los márgenes del distribuidor. Así, cabe preguntarse cuál es el atractivo real de este mercado para el canal de distribución. En este sentido, Asier de Artaza explicaba que "evidentemente, a mayor penetración del producto en el mercado nos vamos a encontrar con márgenes inferiores por diferentes variables. No obstante, continuamos pensando que este mercado es interesante de cara al futuro que tiene y a la posibilidad de diferenciación que en estos momentos ofrece a un mayorista como UMD". Según IDC, la bajada de precios de las cámaras digitales provocará que estos productos se sitúen entre las 47.000 y las 93.000 pesetas.
Asimismo, cabe señalar que el canal de la fotografía digital es un tanto particular, ya que los distribuidores informáticos, además de competir unos con otros, también han de hacerlo con los de la fotografía tradicional. Preguntado por la lucha que pueda existir entre ambos canales, el responsable de UMD concluía que "efectivamente, un gran número de unidades de producto se desvía al canal tradicional, ya que los hábitos de compra conducen al público a las tiendas de fotografía. Sin embargo, la preparación del canal informático en todo lo que rodea a estos productos (accesorios, software,

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios