DISTRIBUCIÓN | Artículos | 01 NOV 1997

Qué debe conocer el canal sobre la PYME

Victor Costa, director de la división de empresas de Microsoft Ibérica.

El hecho de que las pequeñas y medianas empresas (PYMES) constituyen el núcleo esencial del tejido empresarial, es argumento suficiente para justificar la necesidad de conocerlas más a fondo. Sin embargo, no es mucho lo que se sabe de este tipo de empresas, marginadas en el análisis económico frente al fulgor de las más grandes. Es por ello que se ha producido recientemente una revitalización del interés por todas estas cuestiones, haciéndose esfuerzos importantes por conocer este cosmos diverso y pluriforme que constituyen las pequeñas y medianas empresas españolas.

¿Qué cosas nos han hecho pensar?

La atención se focaliza en el conocimiento de las necesidades que existen en el mercado, dedicando así mucho tiempo y dinero a investigar qué echa de menos el usuario, qué procedimientos costosos y tediosos admiten una solución más rápida y fácil, qué le puede hacer tener más tiempo para pensar o qué instrumento le puede permitir tener, simplemente, un poco más de tiempo libre.

Es en esta búsqueda donde hemos encontrado un grupo de personas que nos necesita especialmente. Es un grupo de personas que puede ver solucionado muchos de sus problemas actuales con tan sólo apretar unos botones en un ordenador. Es el grupo de personas formado por los pequeños y medianos empresarios españoles.

Al detenernos y analizar el tejido empresarial español, surgen cuestiones muy interesantes sobre las que merece la pena reflexionar.

Situación de las PYMES en España

De acuerdo a la Dirección General de Política de la PYME, los últimos datos reflejan que actualmente existen alrededor de 3,7 millones de empresas dentro del área denominada PYME (hasta 250 trabajadores).

Cerca del 75 por ciento son autónomos y del resto, un millón aproximadamente tiene hasta 50 empleados.

Respecto a la importancia que tienen las PYMES en el tejido empresarial y económico español, éstas representan el 99 por ciento de las empresas del país, generan el 64 por ciento del empleo actual y producen un 65 por ciento del volumen total de ventas. Los datos sobre el mercado de PYMES en Europa reflejan que tanto en empleo como en ventas, representan el 70 por ciento.

Estudios de mercado

Microsoft está absolutamente comprometido con el mercado potencial de las PYMES. Como primera medida de acercamiento se están realizando diversos estudios de mercado para conocer los diferentes aspectos y necesidades respecto a las Tecnologías de la Información en estos mercados.

Los resultados del estudio realizado por CB Consulting reflejan que:

- El 50 por ciento de las PYMES españolas no tienen ordenador

- El 44 por ciento cuenta con un parque informático inferior a cinco unidades

- La inversión en informática fue inferior a 250.000 pesetas en 1996

- Sólo el 18 por ciento de las PYMES tienen conexión a Internet.

Asimismo, acabamos de realizar un estudio con las principales Cámaras de Comercio y Asociaciones Profesionales de España. Este estudio, que aún no ha sido publicado, es absolutamente crítico ya que se trata de las entidades que asesoran, ayudan e informan a sus asociados.

Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

s El 62 por ciento tiene entre 1 y 3 PC, de las cuales el 48 por ciento aún están utilizando MS-DOS y un 45 por ciento Windows 3.1

s Sólo el 22 por ciento de las asociaciones están trabajando con sistemas de redes, de los cuales el 80 por ciento son obsoletos o desactualizados

sSólo el 19 por ciento de las Asociaciones entrevistadas son usuarias de Internet

s La utilización de correo electrónico es muy reducida (sólo 5 por ciento). Sus canales de comunicación son fax (96 por ciento), teléfono (85 por ciento), correo (71 por ciento) y servicios de mensajería.

En definitiva, se detecta que existen carencias y necesidades en cuanto a Tecnologías de Comunicación, lo que se refleja como una oportunidad de negocio para empresas proveedoras.

Adicionalmente a este estudio, en colaboración con el Consorcio para el desarrollo tecnólogico de las PYMES (formado por Instituto de Empresa, Microsoft, HP, Telefónica y Caja Madrid) se va a realizar un estudio en profundidad sobre los comportamientos de las PYMES hacia las nuevas tecnologías, teniendo en cuenta su situación geográfica y segmento de mercado que cubren. Este estudio se repetirá periódicamente con el objetivo de conocer los posibles cambios producidos.

¿A qué se debe esta falta de recursos informáticos?

La informatización de las PYMES es un fenómeno reciente en España, de hecho, entre los datos que se barajan, un alto porcentaje de los PC se han adquirido en los últimos tres años, por ello aún no hay conciencia de los beneficios que representa.

En resumen, se podría decir que hay una falta de información y, como todo lo nuevo, un miedo al cambio.

El empresario desconoce las ventajas que pueden reportar para su empresa la utilización de las nuevas tecnologías. Si las conociera, entendería que es justificación suficiente para su inversión.

Posibles consecuencias

Como referencia hay que decir que una de cada dos pequeñas y medianas empresas no llega al quinto año de existencia debido, entre otras causas, a su déficit tecnológico.

En general, esta situación se refleja en una falta de competitividad, un incremento en gastos, falta de agilidad empresarial, falta de visión de futuro y, por supuesto, dificultades en el acercamiento a nuevos clientes y/o canales.

Nos encontramos ante un universo muy grande de empresas de dimensiones unitarias reducidas, pero con un enorme peso específico en la economía del país.

Y, todo esto, ¿es bueno o es malo para el país? Lógicamente, las empresas grandes tienen una serie de ventajas sobre las de menor dimensión, como las economías de escala, los mayores recursos financieros, más capacidad de I+D, mayor capacidad de distribución, más medios de promoción y publicidad.

Pero se está comprobando que las grandes empresas están perdiendo, por ejemplo, su capacidad para generar empleo. Muchas de estas empresas se están viendo obligadas a reducir drásticamente sus plantillas para poder sobrevivir. Es por ello que las PYMES aparecen como una solución al desempleo, ya que, en principio, no encontramos un límite cierto en cuanto al número de pequeñas empresas rentables que se pueden crear. Esto se traduce en que las PYMES están generando el 80 por ciento de todos los empleos nuevos. Además, su capacidad para generar beneficio en relación al valor de los activos es mayor que en las grandes empresas.

De este modo, encontramos en las PYMES toda una serie de ventajas competitivas respecto a las grandes empresas:

- Flexibilidad y capacidad de adaptación a los cambios.

- Estamos en un proceso de tercialización, donde la economía industrial está dejando paso a la economía de los servicios. Éstos son normalmente mejor atendidos por las PYMES.

- Las PYMES suelen estar más orientadas hacia los clientes, ya que no existen tantos mandos intermedios que ralenticen la comunicación. De este modo, en la mayoría de los casos, el cliente pude tratar con el máximo responsable de la empresa.

Las PYMES pueden servir de manera más eficaz ciertos segmentos del mercado. Hoy en día, que las necesidades primarias están generalmente cubiertas, el público tiene una demanda más selectiva, más especializada, que las grandes empresas no siempre pueden satisfacer, por lo que son las PYMES el camino óptimo para satisfacer esa demanda.

Entonces, ¿qué le pasa a nuestra economía?

El auténtico motor de la economía española no rinde con plena potencia, está teniendo dificultades. Y puede que el problema más importante sea que no ha pasado siquiera una pequeña

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios