DISTRIBUCIÓN | Noticias | 02 JUL 1998

Packard Bell se apoya en las grandes superficies por las deficiencias del canal tradicional

Con motivo de la presentación de los nuevos equipos de la compañía de cara al último trimestre, Juan José Martínez, director general para España, confesó que creen en el canal de distribución, pero criticó la poca capacidad de análisis que tienen la mayor parte de los distribuidores.
Arantxa Herranz

Según los responsables de Packard Bell, la distribución en nuestro país se limita a ofrecer cuatro datos: la velocidad de los procesadores, la capacidad del disco duro, la cantidad de memoria y el precio, sin explicar a los consumidores otras características y prestaciones que no pueden llevar a cabo con PC de no marca. Y ahí es dónde reside “el problema de trasladar esas diferencias a los usuarios”. Por ese motivo, y por el hecho de que los mayoristas se dedican a “faxear precios”, en palabras de Martínez, la compañía piensa apostar por el canal de las grandes superficies y cadenas de electrodomésticos, a fin de aumentar, de cara a septiembre sus puntos de venta hasta el millar. Según el responsable de comunicación, es en las tiendas retail, donde se hace una mayor explicación al usuario, donde la compañía es número uno en ventas. Sin embargo, y aunque siguen considerando el fenómeno de los clónicos como una situación pasajera a corto plazo, lo cierto es que la compañía es consciente que, sobre todo de cara a los inexpertos, el precio sigue primando y que los 6.000 puntos donde se venden siguen siendo una más que dura competencia.

Sin embargo, y a pesar de los problemas de estos nuevos canales, acostumbrados a vender televisores, y en todo caso, equipos sin marca, lo cierto es que la compañía sigue manteniendo un público fiel, a pesar de que sus márgenes siguen siendo escasos.

En cuanto a las novedades anunciadas, Packard Bell ha decidido introducir en nuestro país los denominados “sub1000$” y aumentar así su gama de PC domésticos con una nueva familia destinada, al mismo tiempo, a luchar fuertemente contra los clónicos. La familia Club, dirigida a estudiantes, usuarios individuales y que adquieren por primera vez un equipo informático, se suma a la remodelada oferta del fabricante, compuesta por renovados equipos Multimedia, dirigido a familias y otros usuarios con necesidades más amplias, y Platinum, para los usuarios muy exigentes, especialmente en prestaciones multimedia.

La filosofía de Packard Bell de cara a los productos sigue siendo, no obstante, la misma: facilidad de uso, servicio y soporte, gran dotación de software, acceso a Internet, última tecnología y diseño atractivo, con el fin de acercar la informática a todo tipo de usuario. Y para esas diferentes necesidades y requerimientos, tres familias distintas, todas ellas con Windows 98 como sistema operativo.

Pero, quizá, una de las novedades más importantes en el anuncio de la compañía es la nueva familia Club, con dos equipos: Club I y Club II. Estos equipos constituyen la apuesta de Packard Bell frente a los PC de no marca, ya que, en su modelo más básico, tiene un P.V.P. recomendado de 159.900 ptas. Esta reducción del precio se debe a que el fabricante ha “renunciado” a dotar con procesadores Intel a sus equipos a favor de los de Cyrix a 300 MHz, firma con la que el fabricante ha llegado a un acuerdo a nivel internacional y que se está materializando ya en nuestro país. En palabras de Juan A. Castellanos, director de marketing de Packard Bell Nec Ibérica, no se podía llegar al segmento de los sub1000$ con procesadores Intel. En esta nueva familia de PC, la memoria RAM es de 32 MB, la caché es de 256 KB, mientras que la de vídeo posee 2 DRAM. También cuenta con lector CD-ROM de 32x, tarjeta de sonido compatible SoundBlaster, altavoces integrados y un monitor de 14 ó 15 pulgadas. La capacidad del disco duro puede oscilar entre los 2,1 y los 3,2 GB. El modelo más bajo de la gama, el Club I, es el único de todos los equipos desarrollados por la compañía en formato sobremesa.

La familia Multimedia sigue siendo la apuesta más fuerte de Packard Bell. No en vano, supone el 70 por ciento de la facturación del fabricante. Está disponible en 6 modelos diferentes, que pueden adquirirse con Celeron a 300 MHz o Pentium de segunda generación desde los 266 hasta los 400 MHz. Todos poseen un lector CD-ROM de 32x, monitor Pulsar de 15 pulgadas, altavoces estéreo y subwoofer integrados, diferentes controladoras gráficas de Ati y un módem a 56 Kbps.

Mientras, la familia Platinum, con tres miembros distintos, poseen Pentium II desde 300 hasta 400 MHz, con una memoria RAM de 64 MB y un DVD de cuarta generación. También cuentan con un módem de 56 Kbps y una tarjeta Ati de 8 MB AGP.

Salvo Club I, todos los modelos de Packard Bell realizan una apuesta más que importante por Internet. El objetivo de la compañía es “educar” a los usuarios en la red de redes para que sepan manejarse en la telaraña y que, tras conocerla, decidan si apostar definitivamente por ella o no. Los responsables de la compañía son conscientes que muchos usuarios acceden a comprarse un PC solamente para descubrir Internet. Por eso, Packard Bell ofrece 5 cuentas de correo electrónico gratuitos durante un año, acceso gratis a la Web de la compañía durante dos meses y todo ello apoyado por UUNET/WorldCom. Además, también se incluye un CD-ROM que simula la navegación por algunas páginas seleccionadas. Asimismo, se incluyen varias aplicaciones para sacar el máximo partido a la Red, como Net2Phone para llamadas telefónicas o Cyber Patrol, para la seguridad y la restricción de acceso a determinadas páginas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios