DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 FEB 2006

Oki pone en marcha el programa coste por página

Paula Bardera y Encarna González.
Sobre la base de minimizar el riesgo e incrementar los beneficios para el distribuidor, Oki (Tel.: 913 431 641), ha anunciado la puesta en marcha de un programa de coste por página para aquellos clientes que quieran contar con modelos de sus impresoras A3 de la serie Executive.
Después de sentarse con el canal y ver cómo organizarlo de la mejor forma posible, los responsables de Oki han puesto en marcha el programa Coste por página, por el cual los usuarios sólo pagarán por el uso que hagan de las máquinas. Se trata de una herramienta que, tal y como señalaban desde la compañía, permitirá al distribuidor fidelizar a su cliente incrementando la rentabilidad y disminuyendo los riesgos que suelen acompañar a este tipo de contratos. Y es que Oki plantea una propuesta que pasa por el hecho de que el distribuidor sólo tiene que firmar el contrato con el cliente y asegurarse de que tiene consumibles en stock para cuando éste los necesite, porque la máquina sigue siendo en todo momento propiedad de Oki, y la garantía y mantenimiento vienen ofrecidos por el propio fabricante quien, a su vez, lo dejará en manos del distribuidor, con lo que éste cobrará de Oki el servicio.
¿Cómo funciona este programa? El distribuidor adquiere una máquina a su mayorista y, en el caso de estar sujeta a un contrato de coste por página, recibe de Oki el importe pagado. El cliente firma un contrato de pago por uso que, dependiendo de las necesidades de cada cliente, puede moverse entre las 2.000 y las 16.000 páginas, si bien éste es un número ampliable en base a combinaciones, con costes por página que pueden oscilar entre los 0,112 y 0,059 euros, dependiendo tanto del número de páginas como de la cobertura de color de las impresas.
Para evitar desvíos entre lo contratado y la realidad, el contrato inicial se hace en función de las previsiones del distribuidor y las necesidades del cliente, pudiéndose modificar sobre la marcha y permitiendo ajustes trimestrales.
El contrato se firma para tres años e incluye el mantenimiento y la reposición de consumibles, que realizará el distribuidor, si bien estos le serán repuestos por el fabricante. Con esto, desde Oki estiman que el distribuidor tiene un doble negocio. Por una parte, la venta del servicio de coste por página y el margen que puedan obtener y, por otra, los servicios de mantenimiento que serán abonados por el propio fabricante, sin incurrir en ningún tipo de coste o riesgo.
Este programa está abierto al nivel Executive de los Oki Business Partners (32 en este momento) y a los Oki Colour Partners (205), una cifra que, actualmente asciende a 18 partners, pero que podría ir aumentando en función de las necesidades de cobertura nacional y del interés de los propios distribuidores. Esta restricción se debe, en primer lugar, a que desde la firma consideran que este tipo de distribuidores son los más preparados para arrancar este programa y, por otra parte, como forma de recompensar el compromiso adquirido por los partnes.
Los objetivos de Oki pasan por comercializar de esta forma unas 3.000 máquinas a lo largo de este año.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios