DISTRIBUCIÓN | Artículos | 15 FEB 2004

Música on-line, un negocio emergente y una oportunidad para el canal

Bárbara Madariaga.
Desde hace ya unos años, la pesadilla para la industria musical parece que no acaba. El “top manta” y las descargas de canciones desde Internet, están suponiendo grandes pérdidas económicas para un sector que no estaba acostumbrado a ello. Y parece que la solución la ha encontrado, entre otros, Apple con su iTunes Music Store, el portal desde el que los usuarios pueden bajarse canciones a un precio inferior a 1 euro.
Pero el negocio no sólo está en las descargas musicales, muchos han visto la oportunidad y ya se han lanzado a la caza de una porción de este mercado a través del desarrollo de reproductores musicales e, incluso, chaquetas con bolsillos especiales para los reproductores. Todo un negocio que, por supuesto, puede y debe aprovechar el canal de distribución.

¿Se acuerdan del cierre de Napster? Para muchos, que este más que polémico portal bajase las persianas (por obligación, por supuesto) fue la estocada mortal a las descargas musicales desde Internet. Nada más lejos de la realidad, ya que sólo días después del cierre fueron muchas las páginas Web que surgieron con características similares y muchos los usuarios que continuaron bajándose sus canciones favoritas sin coste alguno.
Las medidas legales que se comenzaron a adoptar, y que todavía se están adoptando, también están siendo más que polémicas. Por ejemplo, la Asociación de Protección y Seguridad de Autores, Consumidores y Propietarios (ACCOPS) de Estados Unidos pretende convertir en crimen, con, incluso, penas de cárcel, a todos aquellos usuarios que se bajen música desde Internet o, nuestra Sociedad General de Autores (SGAE) pretende imponer un canon en los discos duros, al igual que ya lo hicieron en los CD.
A pesar de la aplicación de todas estas medidas, lo cierto es que no están surtiendo el efecto buscando y la piratería on-line sigue creciendo.

La solución, ¿en Apple?
En medio de la polémica llegó Apple y su iTunes Music Store. Aunque al principio muchos no apostaban ni un céntimo de euro por esta forma de comercializar música a través de Internet, las cifras hablan por sí solas. Según datos facilitados por la multinacional estadounidense, desde su lanzamiento, el pasado 28 de abril, se han vendido más de 13 millones de canciones sólo en Estados Unidos y, según declaraciones de Steve Jobs, presidente y CEO de Apple, “esperamos que cuando iTunes cumpla un año se hayan comercializado más de 100 millones de canciones”.
Ante estas previsiones, no es de extrañar que muchos otros hayan decidido seguir este modelo de negocio. Uno de los casos más relevantes fue el de Roxio, compañía que compró Napster y desde la que comercializa canciones. Hasta el pasado 28 de enero se habían descargado más de 500.000 canciones.
Nupha es otra tienda de música en Internet. ¿La novedad? El hecho de que en este caso son las casas discográficas (independientes, eso sí) las que se han decidido a sacar provecho de un mercado, sin duda, emergente.

ITunes Music Store en Europa
A pesar del auge de la venta de música a través de Internet, por el momento ésta sólo se puede realizar en Estados Unidos. Los rumores sobre la posibilidad de que Apple desembarque en Europa no dejan de sucederse y parece, que si todo va bien, los usuarios Macintosh del Viejo Continente podrán contar con este servicio a lo largo de este año.
Según palabras de Eddy Cue, vicepresidente de aplicaciones y servicios de Internet de Apple, “Esperamos que a lo largo de este año iTunes Music Store esté disponible en Europa. No voy a adelantar fecha, pero estamos trabajando muy duro”. Si todavía no está disponible este servicio en Europa se debe, fundamentalmente, a las negociaciones con las casas discográficas y a las legislaciones de cada país.

La industria musical se divide
Y, como nunca llueve al gusto de todos, los artistas dividen sus opiniones. A favor se encuentra uno de los cantantes más grandes de la historia, Michael Jackson que aseguró que “aunque está mal descargar música ilegal, la respuesta no está en la cárcel. Lo que se debería de hacer es fijarse en las nuevas tecnologías y, concretamente, en la nueva tienda de música on-line de Apple, como posible solución”.
En contra, músicos de la talla de Red Hot Chilli Peppers, Metalica, Green Day o Linkin Park. Estos argumentan que el descargarse singles hace que se ignore el resto del disco y, por tanto, se tendería hacia la desaparición del formato álbum. Asimismo, también aluden a razones “sentimentales”, al asegurar que cada álbum es representativo de la situación de la carrera musical de cada artista en un momento determinado.

La oportunidad para el canal
Pero… ¿de qué forma puede aprovechar el canal este mercado? Adentrándose en el mundo de los reproductores musicales. Y es que, uno de los éxitos de las navidades pasadas fue el ya famoso iPod de Apple. Ante el auge de este producto (ya se han comercializado más de dos millones de unidades), la multinacional que preside Steve Jobs ya ha presentado sus mini iPods, considerados como los reproductores de MP3 más pequeños del mercado.
Pero Apple no es el único fabricante que dispone de este tipo de dispositivos. Samsung Electronics, y su YP-910GS; Creative Labs, con NOMAD Zen Line y MuVo2; Philips, y su Expanium 5371; o Sony, que acaba de lanzar un disco duro con capacidades para escuchar y almacenar canciones en MP3, se presentan como algunos de los fabricantes que han visto la oportunidad de negocio.
HP ha sido otra de las compañías que ha visto en este mercado una oportunidad de negocio y, a través de una alianza con Apple, ofrecerá a sus clientes un reproductor de música digital con marca HP basado en el iPod de la firma de la manzana.
El caso es que muchos afirman que los reproductores de música digital van a protagonizar una revolución en el mercado similar a la que protagonizaron los populares walkman, allá por finales de los años 80. La situación promete aunque el tiempo lo dirá.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios